Repsol reporta derrame de petróleo en Chuquisaca

Según el reporte del gobernador chuquisaqueño, la fuga habría afectado a dos o tres poblaciones que habitan en la zona del accidente.
viernes, 07 de abril de 2017 · 00:39
Página Siete  / La Paz

El gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, informó ayer  que hubo un derrame de petróleo  en la comunidad de Rosario del Ingre (provincia Hernando Siles) que  afectó al menos  tres comunidades.

Envió a técnicos a la zona para evaluar los daños y aplicar las sanciones que correspondan.

Repsol confirmó, mediante una nota de prensa, que el derrame se produjo el  1 de abril, por causas naturales, ya que las intensas lluvias y el deslizamiento del terreno provocaron una rotura en el oleoducto a Cerrillos.

El reporte de la empresa entregado anoche también indica que el incidente "fue controlado inmediatamente” aunque se constató el derrame de 1,47 metros cúbicos de petróleo en el área del derecho de vía. "Se procedió de inmediato a suspensión de los envíos y la contención del derrame, la limpieza y recuperación del suelo afectado, que será debidamente tratado”.

Según la nota de prensa, Repsol Bolivia envió  un informe a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que sabía  de este hecho desde que se conoció, y allí se explica qué sucedió y las acciones que ha adoptado la compañía.

El gobernador Urquizu declaró  que después de recibir el informe del secretario de Medio Ambiente de la Gobernación, trabajan en la reparación y se  realizará una inspección  "río abajo”.

 "Nos comunicaron que están afectadas dos o tres comunidades pero (los técnicos) están en el lugar para decir: ¿cuánto es la afectación? ¿A cuánto llega la contaminación? y en ¿qué porcentaje la contaminación está afectando?”, declaró en  conferencia de prensa   en Sucre.

En el comunicado de Repsol se indica que después de una inspección en el lugar del derrame "no se constató impactos a terceros ni a sembradíos. También se realizó un recorrido por el curso de un riachuelo en la zona y se verificó que no existen evidencias de contaminación”.
1
18