Urgen políticas para atender a 24 mil niños en riesgo de calle

A corto plazo habrá niños en las calles, sin valores, por eso la inseguridad en El Alto está creciendo. “Los delincuentes no nacen, se hacen”, explican.
sábado, 13 de mayo de 2017 · 00:26
Wara Arteaga  / El Alto

El Gobierno nacional y el Concejo  Municipal de El Alto deben adoptar medidas "inmediatas” y de "emergencia” para evitar que 24.000 niños en riesgo de calle  sean abandonados -por la desintegración familiar- y así sean potenciales víctimas de la trata de personas y la delincuencia, según Aldeas Infantiles SOS. 

"Si no hacemos políticas públicas, en un tiempo vamos a tener muchos niños en la calle o centros de acogida, viviendo con parientes o vecinos de manera ilegal, esto  los convierte en posibles víctimas de trata y tráfico”, explicó a Página Siete la gerente de Aldeas Infantiles SOS, Gladis Villazón.

El Distrito 8 de la ciudad de El Alto es el que presenta más casos de familias en riesgo  de desintegración, seguido por los distritos 5, 12 y  14,  informó la asesora familiar de Aldeas Infantiles SOS, Miriam Flores. 

El estudio fue desarrollado para evitar casos de desintegración familiar, "el objetivo es prevenir el abandono de los niños”, dijo.

Estos datos fueron divulgados por Aldeas SOS en vísperas del Día de la Familia, que se celebra  cada 15 de mayo, fecha fijada por  la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de fortalecer  los lazos filiales.   

Pobreza extrema, familias numerosas con un solo cuidador (madres solas en la mayoría de los casos), discapacidad, problemas de salud,   niños criados por otros familiares y no por sus progenitores son los casos más recurrentes de las familias que sufren peligro de ruptura.

Aldeas SOS trabajó un programa sobre estas problemáticas desde el 2014, tras las constantes denuncias que llegaron  a  los Servicios Legales Municipales, en colaboración con la D      efensoría de la Niñez. A veces el trabajo se hizo "puerta por puerta” y en algunas ocasiones las acciones que se deben tomar son de urgencia.

Un equipo de 35 personas encontró múltiples historias en esas  áreas de riesgo.

"Encontramos a una señora mayor que estaba a cargo de  sus siete nietos, la madre de cuatro de ellos había fallecido y la otra mamá tenía problemas de alcoholismo”, relató Flores. Una crisis emocional, más la falta de dinero pueden ser los detonantes para el abandono de los niños.

Las repercusiones son inmediatas. "A corto plazo vamos a tener niños en las calles, sin valores ni protección, sin proyección de vida. Por eso la inseguridad en El Alto está creciendo. Los delincuentes no nacen, se hacen por las condiciones sociales”, aseguró Villazón.

Las familias vulnerables necesitan atención en tres niveles, explicó la asesora familiar. "Lo inmediato: alimentación, servicios de salud, en  algunos casos educación; es decir, la restitución de los derechos”.

La segunda etapa es desarrollar capacidades. El programa incentiva  la independencia de la actividad laboral.

También, Aldeas SOS hace un seguimiento psicológico a los miembros de la familia.

Las situaciones son diversas y la manera de proceder en cada caso es diferente. SOS procura dotar de  herramientas necesarias a cada hogar, la tarea dura dos años.

La corresponsabilidad es fundamental en esta labor. Las juntas vecinales, las unidades educativas y el gobierno municipal  coadyuvan para lidiar con la problemática. "Hay niños que tienen  cuatro  años y no pueden hablar o están en primero básico  y no pueden escribir, en ese tipo de temas nos ayuda el programa Manitos. Ellos trabajan el aspecto psicosocial”, agrega Flores.

Con el propósito de fortalecer los lazos parentales, el gobierno municipal de El Alto -en colaboración con Aldeas Infantiles SOS-  celebrará este domingo  la primera Feria de la Familia. 

Ese evento se  desarrollará mañana  en El Prado alteño, ubicado en la avenida Cívica del distrito 1. Se habilitarán distintos espacios para el entretenimiento de grandes y chicos, y para el fortalecimiento de la familia. 
 
 El Alto ya era "zona de riesgo” en 2014  

Para el año 2010, 6.000 menores vivían en situación de calle en todo el país, cita un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). 

Para el 2014, las áreas que vulneraban el derecho a protección de los niños eran las zonas periféricas de La Paz.  

 Toda la ciudad de El Alto era calificada como "zona de riesgo”, en mayor o en menor grado, por las condiciones de pobreza en los distritos.

La falta de servicios básicos, falta de transporte o accesibilidad, además de la ausencia del Estado en temas de protección, caracterizaban a estas regiones.

El informe de 2014 explica que "esta población no tienen acceso a servicios de salud, por lo que una característica es la desnutrición; no acceden a la educación y estimulación temprana  y esparcimiento”, según datos de Aldeas Infantiles SOS.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

63
21