Paro de choferes también enfrentó al gobierno con la alcaldía paceña

jueves, 18 de mayo de 2017 · 00:00
Página Siete  / La Paz

El paro de 24 horas de los choferes sindicalizados en protesta contra las multas que reciben por infracciones detectadas en su labor,  por parte de la Alcaldía de La Paz, generó una polémica política entre el Gobierno que calificó de "contundente” el paro y el alcalde, Luis Revilla,  quien cuestionó la imparcialidad del Gobierno.  

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, indicó  que el paro impulsado por los choferes en La Paz es "contundente” y pidió al alcalde Luis Revilla reconocer que administró muy mal este conflicto.

"La Paz se ve hoy castigada por un paro contundente del transporte público. Hace bastante tiempo que no se veía una medida de presión de estas características y con la contundencia que alcanzó”, manifestó Rada en contacto con los medios.

El alcalde Revilla replicó que  con sus palabras  el viceministro Rada    "casi” ha felicitado a los transportistas por su medida de presión.

 Al hacer un balance del paro, Revilla pidió a los  choferes sindicalizados que le presenten un plan de cumplimiento de los acuerdos establecidos entre ese sector con el municipio. En caso de hacerlo así, el Alcalde garantizó que se iniciará el diálogo.

 

300 sándwiches para igual cantidad de choferes

En la Plaza del Maestro, en Villa Fátima, los conductores del Sindicato Virgen de Fátima se reunieron para pedirle a dos comideras que les preparen 300 emparedados de carne con cebolla y tomate mientras ellos bloqueaban el lugar con sus minibuses. 

Después de darles dinero, las llevaron en un minibús para que traigan lo acordado.

Mientras tanto, la avenida de las Américas y la Busch fueron invadidas por jóvenes en bicicletas, monopatines, patinetas y patines, quienes con sus gorras, lentes y audífonos bajaban burlando los bloqueos. 

Quienes iban en motos no corrieron  la misma suerte, apenas se acercaban a un punto de bloqueo, eran abucheados por los choferes. "Uso mi moto para este paro. Voy solo, pero trato de ayudar a la gente que está apurada, no le cobro nada sólo ayudo”, dijo Camilo Rojas, quien también fue afectado por la medida de presión.

Esas situaciones anecdóticas  formaron parte de un día en el cual los habitantes de La Paz se quedaron sin transporte (WP).

Mototaxis en la estación del teleférico Rojo

"Señorita, ¿dónde la llevo?”, dice el conductor de una moto que está parada en la estación del teleférico de la línea Roja. Inmediatamente la usuaria le dice ¿Cuánto hasta la plaza del Estudiante? Tras acordar el cobro de 10 bolivianos, la joven se sube a la moto y parte a su destino.

Ayer, un grupo de 20 propietarios de motos decidieron enfrentar al paro de transporte y ser una opción para aquellos vecinos que bajan de la ciudad de El Alto a sus fuentes de trabajo.

La tarifa del servicio para tramos cortos fue de cinco bolivianos y para largos,  de 10. "Es un servicio para paliar la falta del transporte público”, dijo Jorge Sánchez, un mototaxista.

Según uno de los usuarios de ese servicio, Julio Prieto, esta es una buena alternativa. "El costo es más bajo que el de un taxi, pasa hasta los bloqueos que se instalaron y te hace llegar rápido a tu destino”, remarcó.

  La iniciativa la replicarán cada vez que haya bloqueos y  tratarán de organizarse para prestar ese servicio a la población. (VZ)

 
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
66