Bullying: envían a la cárcel a dos imputados; buscan a un tercero

La familia de la víctima, Luis Gonzalo, afirma que hay otro compañero de colegio, a quien también deben investigar. Afirman que desapareció.
sábado, 6 de mayo de 2017 · 00:00
Verónica Zapana S.  / La Paz

"Sabemos que hay otros dos implicados”, dijo ayer don Máximo Quispe, el tío del adolescente que supuestamente fue víctima de bullying y luego murió por la golpiza que le propinaron el martes último  un compañero de promoción del colegio de Luis, Gerson A. P.  y su primo Sergio P. T.

"Mi sobrino (Luis Fernando Gonzalo Quispe)  está totalmente destrozado. Su cuerpo está lleno de moretes, su cabeza está destrozada y hasta falta un pedazo de piel en su pierna, por eso no creemos que sólo esos dos jóvenes  lo hayan asesinado”, dijo. 

Esa declaración la dio  el tío en el pasillo del piso cuarto del edificio judicial, a  pasos del Juzgado Cuarto de Instrucción en lo Penal, donde se desarrolló la audiencia cautelar de los dos compañeros de colegio que confesaron el crimen.

  Según la hermana de Luis, Marcela Gonzalo, a las dos personas que debe investigarse son  a Rudy, también compañero de colegio de Luis, y al chofer que supuestamente trasladó a los  jóvenes a un terreno de Wilacota, donde ocurrió el crimen.

 "El martes -el día que murió mi hermano- a las cinco de la mañana  Gerson y Rudy tocaron el timbre de mi casa, quise abrir la puerta  pero mi hermano les abrió y les hizo entrar a su habitación. Ellos ahí se pusieron a charlar y escuchar música. Como aún era temprano, me dormí, pero cuando desperté ya no estaban”,  contó Marcela, mientras recordó que ambos estaban vestidos con polera, jean y zapatos de vestir. 

Para ella, no era raro que los amigos, amigas y primos de Luis frecuenten su casa al amanecer, porque luego iban a trotar con él. "Pero ellos no estaban con ropa deportiva. Además cuando pregunté a mi hermano si iba a salir, me dijo que no”, relató.

Pasó el tiempo y anocheció, pero Luis no regresó. Marcela y  su hermano mayor se  desesperaron. Casi a las 23:00, efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) tocaron su puerta para informarles que su hermano murió.

"Según lo que averiguamos, hubo un taxi que los trasladó desde mi casa. Ese chofer también debe declarar y decir cómo estaban, qué pasó”, cuestionó.

El miércoles,  la  FELCC   informó que Luis fue víctima de  bullying  y luego presuntamente asesinado por  los dos acusados.

Se realizó ayer la  audiencia cautelar de los jóvenes acusados por el delito de homicidio, con agravante de que la víctima es menor de edad.  La decisión de la jueza cuarto de Instrucción en lo Penal, Margoth Pérez, determinó la detención preventiva de ambos imputados, de 18 y 19 años, en el penal de Calahuma, porque son menores de 21 años.

Sobre Rudy, este medio conoció que está "desaparecido”.

"El Ministerio Público ha colectado una serie de indicios que establecieron la existencia de suficientes elementos de convicción respecto a que los imputados son con probabilidad  autores del delito”, señaló el fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco Soria.

El fiscal asignado al caso, Favio Maldonado, dijo que en la audiencia ninguno de los acusados habló. "Ambos se acogieron al derecho del silencio”. Aseguró que se podría ampliar la investigación.

El abogado de la víctima, Francisco Rodríguez,  también aseguró que se investigará a otras personas, sin precisar a cuántas. 

Indicó  que aún no se sabe la razón por la que  Luis fue victimado. "Está en investigación”, reiteró y dijo que se presentó como pruebas la  ropa de los imputados que establecería que agredieron a la víctima.

El artículo 251 del Código Penal   sanciona el delito de homicidio con cinco a 20 años de prisión para quien matare a otro, sin embargo, si la víctima es niña, niño o adolescente, la pena se eleva a 10 y 25 años.
  
 "Mi hijo no era malo, él era el más cariñoso”

"Mi hijo no era malo, era el más cariñoso, reilón y juguetón de los tres que tengo”, decía Marcela Quispe,  la madre de Luis Fernando Gonzalo, que  el pasado martes murió  por los  golpes que recibió de un compañero de  promoción y  un egresado del mismo colegio.     

Según el relato del padre, Pligio Gonzalo, los acusados habrían informado a la Policía de que su hijo hubiese cometido acoso escolar contra uno de ellos, pero "eso es sólo para tapar lo que hicieron”, protestó.

"¿Cómo pueden creer que mi hijo haga eso?”, dijo y mostró la foto de su hijo  a través de un celular. "¿Usted cree que él sería capaz de que cometa esos actos?”, preguntaba al  mostrar las fotos de Luis en las que se lo ve sonriendo y vistiendo un traje, aunque después mostró otras fotos de cómo encontraron el cuerpo de su hijo.

"Mire, así lo encontramos, con el cuerpo destrozado, la cara hecha pedazos y con todo el cuerpo moreteado”, precisó el padre del adolescente que en pocos días cumpliría 17.  

Con él coincidió Marcela, hermana del occiso. "No. Mi hermano no estaba involucrado en algún acto violento. Era humilde y bueno”, reiteró. 

La hermana añadió que Luis    confiaba mucho en ella. Por eso no cree  que el asesinato  fue  causado por un tema amoroso. "Él tenía su enamorada, aunque creo que terminó porque desde hace un tiempo comenzó a escuchar rap romántico. Pero Gerson  también tenía su chica”, relató.

En tanto,  el padre  imploró al colegio que se apiade por su hijo. "Vimos que para los acusados trajeron un informe de buena conducta del colegio, pero a mí no quisieron darme”, añadió.

Marcela indicó que el director  sólo quiere cuidar la imagen del colegio, pero "es su deber ayudarnos”.

Falleció por TEC y policontusiones  

"De acuerdo con el informe médico forense, la causa de la muerte de la víctima (Luis Fernando Gonzalo) se debe a un traumatismo cráneo encefálico cerrado y policontusiones”, afirmó el fiscal del caso, Favio Maldonado.

Relató, según una nota de prensa de la Fiscalía, que  el  martes por la noche Gerson A. P. llamó a la Policía para reportar un cadáver en el patio de su casa, tras el levantamiento del cuerpo se  aprehendió al adolescente, ya que  primero se identificó como denunciante, pero con las  investigaciones  lo identificaron como participante junto a su primo, tras consumir bebidas alcohólicas con la víctima.

Precisó que en la habitación de la casa de Gerson  se evidenciaron manchas rojas (de sangre) al igual que en el cadáver y la ropa de ambos imputados.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

109
82