La CNS advierte de riesgo de déficit de 192 medicamentos

El gerente general de la CNS , Juan Carlos Meneses, afirma que la provisión de fármacos está en riesgo; en los almacenes no hay la cantidad suficiente.
viernes, 9 de junio de 2017 · 03:00
Verónica Zapana S.  / La Paz

La Caja Nacional de Salud (CNS) admitió que hay un riesgo de desabastecimiento en la provisión de medicamentos por  un  déficit de  192  fármacos y aseguró que se tomaron todas las previsiones para que no ocurra aquello.

 "Son 192 ítems (medicamentos) que están en riesgo, (pero) no estamos en cero”, dijo el gerente general de la CNS, Juan Carlos Meneses. Explicó que   "estar en riesgo”  significa  "que estamos próximos a estar sin stock, es decir, que en los almacenes hay el medicamento, pero ya  no tienen  la cantidad suficiente”, advirtió.

 Sin embargo, aclaró que para solucionar ese desfase de abastecimiento  se realizó una compra directa de fármacos  para   cubrir esa falencia. "Se proyecta que a nivel nacional se realice esa compra para que de esa  forma no se deje  sin medicamentos a los pacientes en los diferentes establecimientos de salud”, dijo.

Meneses explicó que ese riesgo no es ocasionado por una deficiencia  o inoperancia administrativa, ya que hubo factores externos  a la institución que provocaron el retraso del proceso de adquisición de fármacos.

Relató que en 2016  se emitió el Decreto Supremo 1008, en el que se  autoriza al Ministerio de Salud la adquisición de los fármacos, pero  ese despacho   no pudo adquirirlos dada su gran cantidad y por eso  autorizó en marzo de este año   que cada caja de seguro los adquiera de forma individual.

"Nosotros ya hemos hecho la adjudicación del   92% de los diferentes ítems, por lo que se garantizan los fármacos”, destacó el gerente general de la CNS.

El 16 de mayo, Página Siete informó que personal  de Farmacia del Hospital Obrero,  perteneciente  a la Caja Nacional de Salud (CNS), denunció que en esa unidad   faltaban   al menos 50 medicamentos y que además faltaban tres fármacos para los pacientes renales:  ácido acetil sali,  eritropoyetina 4  y hierro, como denunciaron cinco días antes los afectados, pues aseguraron que producto de ello  sufrían anemia y transfusión de sangre.

Entonces, el director del nosocomio, Carlos Ibáñez, aseguró que se solucionaría esa carencia, mientras las autoridades de la CNS le otorgaron un fondo excepcional de 150 mil bolivianos para adquirir los fármacos.

Después de 27 días de ese problema, Meneses aseguró que esa situación  se está superando porque hubo una "compra de emergencia para cubrir los tres meses de retraso en la adquisición de medicamentos”.

El gerente regional de la Caja Nacional de Salud  de La Paz, Williams de la Barra, explicó que  "algunos (fármacos) estarán en el país de forma inmediata y otros a mediados de  julio”. 

Destacó que debido a ese desfase ahora ya se prepara otra compra para octubre, por lo que no cree que se repita este déficit en 2018. "Se está tomando todos los recaudos”, dijo.  

 

 Alistan plan  de prevención de enfermedades renales
 
El incremento de enfermos renales  provocó la racionalización de medicamentos, indican las autoridades de la Caja Nacional de Salud (CNS), por lo que alistan un plan para prevenir la enfermedad.

"Actualmente tenemos  296 pacientes renales, es un número alto. Todos requieren de un tratamiento que no es  corto, sino de por vida”, afirmó el jefe médico de la CNS, Pablo Mattos.

La autoridad aseguró que ese incremento incidió en la racionalización de medicamentos, porque según él  en ningún momento hubo falta de fármacos.

De acuerdo a su explicación, el número de pacientes detectados con esa enfermedad crónica superó  las proyecciones  (de compra de fármacos) que se hicieron. "Su incremento superó cualquier tipo de atención”, añadió.

 Ante esa situación, ahora la CNS realiza un plan no sólo de compra de fármacos, sino un plan de prevención. "De nada sirve comprar medicamentos, si más adelante tendremos más pacientes, 300 o 400, y eso para cualquier seguro será difícil de cubrir”, alertó.

Mattos relató que por ello  el plan consiste en que en los policonsultorios se incida más en cómo un paciente puede evitar la enfermedad y otros proyectos que lo darán a conocer a detalle más adelante.

Además, mencionó que el  Hospital Obrero también incrementó el número de trasplantes  renales. "De hacer uno por semana, ahora hacemos cuatro. Somos la institución que lidera  este tipo de tratamiento”.

También anunció que para 2018, en  La Paz se ampliará  la sala de hemodiálisis,  que actualmente cuenta con 25 sillas para los 296 pacientes, quienes hacen turnos en la  mañana, tarde, noche y trasnoche.



 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

108
64