Asaí, “oro dulce” para el desarrollo de Ixiamas

Las comunidades de Santa Rosa de Maravilla y Carmen Pecha apuntan a la acreditación de su planta procesadora de asaí.
martes, 8 de agosto de 2017 · 00:00
Página Siete / La Paz

Incluido entre los 10  súper alimentos del planeta por su alto valor nutricional, el asaí es el nuevo "oro dulce” para las  comunidades de Ixiamas. Allí, la  planta de procesamiento del fruto apunta a  obtener la Certificación de Producción Inocua.  
 
El asaí es el fruto de color morado de la palmera del mismo nombre. Hay tres especies identificadas en Bolivia: Euterpe precatoria Mart., Euterpe longivaginata Mart., antes reconocida como una subespecie de E. precatoria,  y la recientemente registrada Euterpe oleracea Mart. La palmera E. precatoria tiene un solo tallo que puede llegar a los 25 metros de altura.
 
  Esta palmera  nativa de la amazonia boliviana es tradicionalmente aprovechada  por las comunidades desde tiempos inmemoriales:  las raíces son usadas  para preparar remedios, y el tronco y las hojas  para la construcción de viviendas. 
 
De su tallo se extrae  el palmito (Meristema apical), aunque ello implica muchas veces la eliminación completa de la palmera. No pasa lo mismo con los frutos -ricos en  compuestos antioxidantes y antiinflamatorios- que se usan para la elaboración de  jugos y bebidas fermentadas.
 
Con el apoyo del  GEF Forestal -un proyecto del Viceministerio de Medio Ambiente ejecutado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD-, las comunidades de Santa Rosa de Maravilla, Carmen Pecha y otras del municipio paceño de Ixiamas explotan el asaí.   
  
En Santa Rosa de Maravilla, los pobladores  se organizan en grupos para cosechar el fruto. Cada día recolectan lo suficiente para producir la pulpa y el refresco ya que por la humedad y el calor, el asaí  se descompone en menos de 48 horas.
 
 La cosecha es arriesgada, pues implica que los comunarios suban a lo más alto de la gigante  palmera. Las caídas de los recolectores son frecuentes, a ellas se suman otros riesgos como las picaduras de serpientes o ataques de  otros animales.
 
 "El GEF implementa  prácticas de cosecha  basadas en el control y seguridad.   La producción de pulpa de calidad se fortalece a través de capacitaciones para la aplicación de buenas prácticas de manufactura de pulpa, resultados de análisis de laboratorio sobre el contenido de ciertos nutrientes de la pulpa y de esta forma se pretende obtener la Certificación de Producción Inocua”, añade un informe del proyecto de apoyo forestal. 
 
Tanto Santa Rosa de Maravilla como la comunidad Carmen Pecha administran  el centro de despulpado de asaí. En esta plata -recientemente dotada de nuevo equipamiento-  se mejora la producción de este producto tan valioso.
 
  Los comunarios han descubierto que la selva generosa les da un nuevo regalo que se perfila como alternativa de crecimiento económico. Además de nutritivo, el asaí es también delicioso.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

116
2