Gremiales cercan la Alcaldía en rechazo al registro electrónico

El director de Mercados, Kevin Martínez, aseguró que el registro garantiza las fuentes de trabajo de miles de comerciantes.
martes, 8 de agosto de 2017 · 13:29

Erbol

Un grupo de comerciantes gremialistas instaló un piquete de protesta en las afueras de la Alcaldía Municipal de La Paz, en rechazo al registro voluntario, abierto este martes en la Dirección de Mercados; mientras otro grupo se acogió al proceso y procedió a obtener la Tarjeta Electrónica de Identificación Gremial.

El dirigente Carlos Cabrera dijo que la Ley Municipal 442 y su reglamentación no fueron consensuadas, sino impuestas por la autoridad municipal, sin considerar que todos los comerciantes ya cuentan con una patente municipal, por lo cual estaría por demás el registro electrónico.

Cabrera no cree en la condición de registro voluntario porque –según él– el reglamento hace mención al empadronamiento de la totalidad de los comerciantes. Explicó que ellos pertenecen a una Federación de más de 40 asociaciones que reclaman la abrogación de esa ley 442.

Señaló que los comerciantes que se registraron ante la Dirección de Mercados, son gente ligada al partido en función municipal "Sol.bo” y manejados por el dirigente afín Zenón Yupanqui.

"Si el alcalde Luis Revilla no nos atiende, vamos a tomar otras decisiones y pediremos que de manera voluntaria renuncie”, declaró a la prensa, al puntualizar que el registro voluntario beneficia a la gente ilegal y a los nuevos asentamientos.

Alcaldía ve un movimiento político

Por su lado, el director de Mercados, Kevin Martínez, aseguró que el registro garantiza las fuentes de trabajo de miles de comerciantes y permitirá realizar controles de asentamientos ilegales, erradicando la competencia desleal.

Otro de los beneficios es garantizar el cambio de nombre de la patente municipal, en caso que el titular falleciera y se evitará las extorsiones de parte de alguna gente que lucra con este sector. "Vamos a permitir que el gobierno entregue a algunas políticas a favor de los comerciantes sobre todo en transporte y en materia de salud”, indicó.

Martínez sostuvo que el costo del actual proceso alcanza a 200.000 bolivianos que salen de las arcas del gobierno municipal y no existe ningún costo para el comerciante, a quien solo se le pide pagar de manera puntual sus tributos para tener su patente con la última gestión municipal.

Dijo que el movimiento realizado pareciera responder a un interés político que representa al 10% de la totalidad de los comerciantes, porque el 90% está de acuerdo con ingresar a un proceso de modernización del comercio en vía pública.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
9