“Bolita ” se convirtió en tumor de 10 kilos y arriesga la vida de Ayda

La paciente tiene 20 años y su padre pide ayuda porque no tiene dinero. Requiere sangre y pañales para adultos para cubrir el tumor que desarrolló en tres años.
sábado, 23 de septiembre de 2017 · 00:00
Página Siete   / La Paz

Por falta de recursos económicos para someterse a un tratamiento de quimioterapia, una protuberancia en el cuerpo de una joven  creció en  tres años hasta tener el tamaño de un limón y hoy es un  tumor de 10 kilos de peso.
 
"Ya no puedo más, quiero que me saquen de una vez este tumor”, solloza  Ayda Eli Chambi, quien el  lunes  llegó  de la comunidad Primero de Mayo, ubicada en el municipio de Apolo, al Hospital de Clínicas de  La Paz clamando por atención médica,  ya que su tumor maligno, que pesa más o menos 10 kilos, reventó hace cuatro meses. 

 "Hace tres años comencé a tener una bolita cerca de mi axila, no le di importancia y seguía yendo al colegio como una persona normal”, recuerda la mujer que actualmente está postrada en la cama 12 de la sala de Emergencias del nosocomio ubicado en el Complejo de Miraflores.

Sin embargo, a inicios del  año pasado "la bolita  de la axila” se tornó del  tamaño de un limón. "Fue ahí cuando le dije a mi familia, pero como vivimos en una comunidad tan alejada, dejamos pasar un tiempo para reunir plata e ir al hospital de Apolo”.

Según el papá de la joven,  de ese nosocomio la transfirieron al Hospital de Clínicas. "Nos han dicho que el cáncer avanzó y que se debía amputar el brazo o iniciar la quimioterapia. Ella, como es joven, no quería perder su brazo, así que decidimos por la quimioterapia, pero como no teníamos dinero, volvimos al pueblo”, relata  apenado por su hija.

En su pueblo, Ayda recurrió a tratamientos con  medicina natural mientras  su mamá siempre estaba al pendiente de ella. Pero el tumor fue ganando volumen.

"Este año me inscribí al colegio. Estoy en la promoción”, dice Ayda, mientras lamenta haber abandonado  sus estudios porque le daba vergüenza su apariencia debido a su mal. 

 "Mi tumor estaba grande y no podía disimular. En mayo dejé de ir al colegio, ya no podía caminar, porque era muy pesado”.

No pasaron muchos días, cuando el tumor reventó. "Fue muy feo. Imagínese de ver parte de su cuerpo abierto de donde sale pus y un olor horrible”, dice mientras llora.

Desde entonces, su familia reunió un poco de dinero. Cuatro  de sus cinco hermanos menores dejaron de trabajar y hasta la gente de su comunidad la  ayudó para que retorne a La Paz.

 "Del pueblo salimos el sábado en taxi hasta Apolo y desde allí la traje en ambulancia. Llegamos el lunes y los médicos no quisieron recibirla, dijeron que la lleve a casa porque no hay nada que hacer”, lamenta su padre.

De acuerdo con el cirujano del Servicio de Emergencias, Ángel Poveda, Ayda fue diagnosticada con sarcoma infectado, además de anemia y desnutrición.

    "Ya la revisó la unidad de Oncología, pero por la infección que tiene no la pueden trasladar para  no infectar a otros pacientes”, remarcó el galeno.

La familia recurre a la solidaridad  de la población e instituciones,  ya  que la joven requiere donación de sangre y pañales para adultos para cubrir el tumor.
 
¿Qué es un sarcoma de tejido blando?

    Más de la mitad de los sarcomas comienza en un brazo o una pierna. La mayoría de las personas simplemente notan la aparición de una masa que ha crecido durante cierto  de tiempo (semanas o meses). Aunque la masa a menudo no causa dolor, en algunos casos dolerá, se informa en la página web de la Sociedad Americana contra el Cáncer.

Un sarcoma es un tipo de cáncer que se origina en ciertos tejidos como los huesos o los músculos, añade.

"El cáncer se origina cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada.
 
Las células en casi cualquier parte del cuerpo pueden convertirse en cáncer y pueden extenderse a otras áreas del cuerpo”, indica la citada página web.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
13