250 niñas rompen esquemas y se capacitan en tecnología

El plan enseña a las niñas a desarrollar una aplicación móvil, modelos de negocios, implementar planes de marketing y la posibilidad de presentarlas como ideas.
jueves, 11 de octubre de 2018 · 01:27

Página Siete / La Paz

Hoy se celebra el Día Internacional de la Niña y la comunidad internacional acordó que deben ser preparadas para una transición exitosa al mundo laboral, y Bolivia dio un primer paso con una nueva generación de niñas y adolescentes que dejaron de ser usuarias de servicios tecnológicos para ser protagonistas.

En este último tiempo, 250 niñas y adolescentes aprendieron que no sólo pueden “programar sus sueños”, sino cumplirlos identificando problemas de la comunidad para crear aplicaciones tecnológicas, declaró Pamela Gonzales, una joven de 23 años, quien es líder de este proceso de “empoderamiento” a favor de ellas, según la información de Unicef.

“Si no se sabe cómo hacer una aplicación, uno está un paso atrás, cuando se administra tecnología se está en poder de decisión, una mujer en tecnología es poderosa”, añade.

A sus 16 años, Gonzales comenzó su camino en el área de la tecnología y hoy es una embajadora regional de Technovision, que es un programa mundial que busca capacitar a niñas en el ámbito del emprendimiento en la industria digital. “Siempre conoció científicos varones y no mujeres. Incluso cuando pensaba en tecnología, en mi mente aparecía la figura de un varón. Entonces cambiar eso fue para mí bastante complicado”, explicó.

Curiosamente, Pamela confiesa que cuando tenía 15 años no podía resolver problemas de algoritmos, inclusive su madre la inscribió en cursos particulares para que pudiera solucionarlos, pero aun así estaba “colgada”, dice. Sus esfuerzos en aprender por su cuenta finalmente dieron frutos en la universidad cuando aprendió a programar, “me costó un año, aprendo lento pero luego se me hace fácil enseñar a otra persona”, sostiene la joven.

Al principio de sus estudios ella no cayó en cuenta de la predominancia de la presencia masculina en las aulas de la carrera de informática, lo notó cuando en el segundo semestre un docente empezó a acosarla. “Para mí fue complicado porque no veía muchas chicas a mi alrededor, siempre fue un entorno de varones en el cual es difícil encajar”, dijo.

Empoderar niñas

Luego de superar esa mala experiencia y lograr su título universitario, hace tres años Gonzales vio el documental Codegirl, donde conoció que se realizaban concursos que tenían por objetivo involucrar a niñas en tecnología, actividad que organizaba Technovision.

Este es un programa de emprendimiento tecnológico que enseña a las niñas a desarrollar una aplicación móvil, modelos de negocios, implementar planes de marketing y poder presentarlas como ideas.

El objetivo de fondo es poder demostrarles que ellas pueden tener un lugar significativo en la industria de la tecnología, que tienen la capacidad para acceder a espacios en una industria donde predomina la presencia masculina y, finalmente, que pueden resolver problemas de su comunidad con una aplicación móvil que pueden concluir en un día.

Su interés por el tema llevó a Pamela a postularse para ser embajadora del programa Technovision en Bolivia y mostrando todo su interés por poder trabajar con las niñas del país. “Hice todo lo posible para llegar a chicas del área rural y urbana y que puedan ser parte de una competencia mundial”, señala y así decidió que quería enseñar a otras niñas a programar sus sueños, así como ella lo hizo.

La joven motiva a las niñas y adolescentes señalándoles que ellas también pueden lograr altas posiciones en la industria de la tecnología, “una programadora puede conquistar el mundo”.

16
3

Otras Noticias