Aliadas de policías, 5 ñatitas resuelven crímenes en El Alto

Los uniformados de la FELCC de la urbe alteña cuidan cinco calaveras, a quienes piden colaboración para las investigaciones y para esclarecer los hechos.
miércoles, 07 de noviembre de 2018 · 01:04

Laura Maldonado  / La Paz 

En 2017, el policía e investigador  William de la Cruz  pidió con fe a las ñatitas,  que se encuentran en la división de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto, ayuda para  esclarecer un hecho de asesinato. El milagro ocurrió y el culpable fue  identificado. 

 “Me puse a rezar a las ñatitas para que me guíen  y me lleven al  camino correcto para esclarecer el caso de un asesinato. Dimos con los autores, quienes ahora están en el penal”, asegura el investigador de la Policía. Indica que  este caso  es uno de los muchos “milagros” que le hicieron las cinco ñatitas que  se conservan en dicha  institución.

  Cuenta que en agradecimiento al “milagro”, se acercó a las ñatitas  nuevamente,   empezó a rezar, prendió velas y puso ofrendas, coca y  alcohol. 

Al igual que De la Cruz, muchos de los policías, como parte de “las creencias culturales y tradiciones”,  visitan   los cráneos humanos para pedir “colaboración” en los trabajos de investigación que desarrollan a diario.

Juanito y Juanita,  las más antiguas en la FELCC de El Alto.


 
Mañana, como cada 8 de noviembre, después de la festividad de Todos Santos, se celebra el Día de las Ñatitas en el cementerio General de La Paz. 

Miles de devotos participan  en  este culto prehispánico para pedir a las calaveras protección y prosperidad.

Las ñatitas de los policías llevan los nombres: Juanita, Juanito y  Justino. Los otros  dos nuevos cráneos   aún no tienen nombre, pero los acompañan desde hace tres años. 

“Juanito y Juanita llegaron a la FELCC de El Alto hace más de 20 años, mientras que Justino hace ocho años. Los últimos dos (cráneos)  hace tres años aproximadamente”, recuerdan  los investigadores.

Al ingresar a la división de Homicidios,   se siente “una mística” que parece que conduce a  la  gente hacia los cráneos que se encuentran en una de las  esquinas. En una pequeña mesa se colocaron en orden   las cinco ñatitas. A  su alrededor hay flores, coca, cigarros, alcohol, dulces, hasta monedas, casas y autos de miniatura que resaltan con la luz de las velas. Juanito y Juanita llevan sombrero, la última luce uno de   cholita.

   “Son cráneos encontrados en los levantamientos (de cadáveres). Los enviamos a una funeraria para que los desinfecten y las podamos conservar  de una manera mística (y) nos ayuden en el esclarecimiento de muchos hechos”, cuenta  el subdirector de la FELCC de El Alto, Freddy Medinacelli, quien aclara que muchas veces les dice a los uniformados que los casos se resuelven por un trabajo   científico y profesional.  

El subdirector  de la FELCC, junto a las ñatitas.

   Otro de los casos que el jefe policial califica como “una mano divina” por las ñatitas, es sobre la investigación de la muerte de una joven. “Ella tenía un celular  y el chip.  (Después de su fallecimiento) fue introducido a otro celular y se hizo el seguimiento, se presume que las ñatitas tienen algo que ver en esto, que hacen que el delincuente se equivoque, se delate o que pueda ser descubierto”, asegura. 

A las oficinas policiales también llegan ciudadanos para dejar flores y otras ofrendas. Ellos también  piden favores a los cráneos.

 Medinacelli cuenta que hace 20 años  a las ñatitas se las hacía pasar fiesta, pero se fue perdiendo esa costumbre  poco a poco. “Sin embargo, actualmente,  se les hace un tributo cada semana”, resalta.

 

 

46
58