El comercio de la Huyustus crece con la construcción de dos malls

Son edificios de hasta 11 pisos que albergarán tiendas de ropa, teléfonos celulares y juguetes. Comerciantes de calles aledañas dicen que las ventas son bajas.
sábado, 8 de diciembre de 2018 · 04:04

 María Carballo / La Paz

Dos edificios de cinco y 11 pisos se construyen en el  sector del mercado  Huyustus (Macrodistrito Max Paredes). Los dos futuros  malls   se alzan por encima de los puestos con chiwiñas  de ropa, frutas y  teléfonos celulares, entre otros.  

En los últimos cinco años,   galerías y negocios se establecieron en el lugar. En la actualidad, los comerciantes de este sector  aseguraron que las ventas bajaron en los últimos meses  y por ese motivo  no confían que los nuevos negocios prosperen.

  Una de las edificaciones (de  11 pisos) se construye desde el año  2014 en la esquina de la avenida Manco Kápac, en lugar  el  edificio de laboratorios Vita, nombre con el que luego se  bautizó al paso desnivel del  lugar.

“Propiedad vigilada por cámaras Gran Mall Vía” se lee en un letrero se colgó en la   construcción. En una de las paredes de la edificación, se encuentra  Gladys, quien vende frutas en el lugar desde hace  30 años.

 “Es bonito que crezca la zona, pero ojalá no se desordene todo. (Esperamos) que  no nos pidan que nos vayamos”, comenta.

Al frente se encuentra  otro edificio de cinco pisos que está  en plena construcción. El primero  ya está habilitado como un parqueo. Uno de los obreros  contó que en  el segundo  nivel se ubicará un banco y en los siguientes se instalarán  tiendas de ropa, juguetes y  teléfonos celulares, entre  otros productos.

   Otros negocios como la tienda de juguetes y ropa para niños Baby House, que funciona desde  hace dos años, tiene buenos ingresos mensuales gracias a las ventas, explica una de sus encargadas, Elizabeth Calle. “Nos hemos instalado aquí porque es un lugar estratégico. Tenemos buena venta y hasta  una página en Facebook”, dice.

 María,  dueña del  Espacio Femenino, un negocio de ropa para mujeres,  asegura que pese a que se encuentra instalada  tres años en el sector, sus ventas bajan cada año.

En la  galería Era Dorada, ubicada detrás de la exfábrica Vita, se quejan también por las pocas ventas.   Su administrador, Juan Guzmán, asegura que “este negocio se abrió hace como cinco años. “En un principio,  las ventas estaban muy bien, pero en los últimos meses  han bajado. Si hay nuevas galerías está bien, pero dudo que prosperen, si a nosotros nos va mal, qué pasará con  ellos”, se pregunta. 

Las comerciantes de juguetes de la galería Apumalla de la avenida del mismo nombre tienen el mismo criterio. Este edificio se empezó a construir desde  hace dos años, pero los dos primeros niveles ya están ocupados.

“No hay mucha venta, quizá no les vaya bien a las nuevas galerías”, cuenta Paola Paz, quien atiende  un puesto de juguetes. “Están acelerando para terminar los trabajos y alquilar los pisos de arriba. Allí habrá tiendas de ropa, cosméticos y  artículos para cocina. Será una feria navideña”,  añade. 

Su vecina, Gladys Espejo, coincide y relata que su negocio, también de juguetes, “no rinde mucho”. “Estamos hace dos meses, tenemos que pagar 500 bolivianos de alquiler y ni para el alquiler sacamos, ojalá mejore”, lamenta.

En  la avenida Buenos Aires, este medio recorrió cuatro galerías. Una de ellas es la Aztlan, de unos seis pisos y que ofrece a su clientela artículos electrónicos, accesorios como relojes, cuadros, portaretratos y ropa.

Una de las comerciantes que pidió no ser identificada cuenta que vende teléfonos celulares en el inmueble desde su inauguración, es decir hace seis años. “Antes no había muchas galerías, pero año tras año se han ido incrementando más. La gente viene y abre sus negocios, pero la venta es regular”, asegura. 

Los vendedores de otras construcciones similares Zona Franca, Copacabana, Primavera y Chai God,  tienen  una mirada similar.  “Antes esta era una zona vacía, sólo había casas y algunos puestos,  chiwiñas como se dice. Luego se abrieron algunas tiendas de ropa. En los últimos cinco o seis años, las construcciones han aumentado, hay muchas galerías y cada año alquilan más y más puestos”, cuenta un vecino.  

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

85
42