Ángel volvió a caminar y ahora erige un monumento al ciclismo

La efigie tiene cinco metros de altura y está construida con repuestos de bicicleta. Es un trabajo en conjunto con la Asociación Municipal de Ciclistas alteños.
sábado, 10 de marzo de 2018 · 00:04

Wara Arteaga /  El Alto


Casi seis años le llevó a Ángel Piza, deportista, carpintero y artesano, darle forma al monumento más grande que vio la ciudad de El Alto.


Con la ayuda de varios deportistas hizo una réplica de la imagen de un ciclista, que mide cinco metros de alto y está construida con una infinidad de repuestos de bicicletas.


En una pequeña vivienda de El Kenko, en la ciudad de El Alto, la efigie del pedalista, que pesa más de tres toneladas, es conocida por ser una obra  “hecha de corazón”, como aseguró Piza, presidente de la Asociación Municipal de Ciclistas de El Alto.


El proyecto comenzó en 2012, pero al cabo de dos años, en 2014, tuvo que parar, porque su gestor fue diagnosticado con el síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad que ocasiona que el sistema inmunitario del cuerpo comience a atacar por error el propio sistema nervioso.


“Me desahuciaron, el peso de un lápiz era similar al de una botella de dos litros”, recordó. Sin embargo, la enfermedad no lo venció, aunque hubo días en que sus extremidades no le obedecieron y tuvo que arrastrarse de un lugar a otro en su cuarto.


 Con fisioterapia, paciencia y mucho ejercicio, Ángel superó de a poco la enfermedad. Cuando se recuperó, volvió a la asociación e integró a más ciclistas, que desde entonces ayudaron para terminar el monumento. 


“En la asociación hay de todo, profesores, obreros, albañiles, estudiantes”, comentó. Todos ellos tienen en común la pasión por el ciclismo y una rutina bien definida, que comienza a las 5:00, para pedalear hasta las 7:30. Por la tarde, otros recorren las calles a bordo de sus bicicletas desde las 18:00, hasta las 20:00.


Los fines de semana se reúnen en la casa de Piza, para trabajar en la figura del ciclista, ya que siempre hay algo por hacer.


Cuando llegan repuestos, su materia prima, lo primero que hacen es lavar las piezas en el antiguo taller de carpintería que ocupaba el ciclista alteño.


“Usamos kerosén y lija para limpiar la chatarra”, apuntó. Luego, seleccionan las piezas para ubicarlas en el sitio más adecuado de la estructura, que todo el tiempo doblan y sueldan.


Piza calculó que ya tienen un 90% de avance en la obra, aunque desde hace algunas semanas los trabajos se paralizaron debido a las constantes lluvias.


 En uno de los apartados del galpón que conforma su taller, hay un  letrero que  dice: “Ordenar y limpiar”, que da la bienvenida a los ciclistas que cada fin de semana acuden a ayudar a terminar el monumento.


A su alrededor sólo se encuentra piezas metálicas, herramientas y accesorios típicos de quienes gustan del ciclismo.


Además de los cinco metros de alto de la imagen del ciclista, la estructura tiene siete metros de largo, por la envergadura de la bicicleta en la que va montado el personaje principal.


Visto desde el flanco derecho, el monumento muestra una inmensa bicicleta de ruta, mientras desde el lado opuesto adopta la forma de una bicicleta de montaña. “Es que en la ciudad de El Alto se usan ambas, para los lugares asfaltados y para las colinas y quebradas”, detalló el precursor del ambicioso proyecto.


Ángel adelantó que la bici del monumento tendrá una cadena exactamente igual a la de las bicicletas de uso común, pero, claro, replicada a gran tamaño.


“En el interior del cuerpo del ciclista habrá hélices, que con el viento harán que mueva las piernas”, agregó. Además, en la cabeza descansará un triciclo, “porque todo ciclista empieza en uno”, manifestó Piza.


 Los ciclistas de El Alto esperan terminar la obra en unos seis meses, para luego encontrar un espacio donde ubicarla.
 

 La gran efigie 

  • Peso Se calcula que el monumento al ciclista pesa algo más de tres  toneladas y media.
  • Entrega Se prevé que la obra esté lista en seis meses. Sin embargo, después de este trabajo los ciclistas deben fabricar la base.
  •  Detalles La efigie descansará sobre una columna de cuatro metros de alto, algunas partes de la base estarán forradas con más repuestos. 
  • Ubicación La Subalcaldía del Distrito 2 busca conseguir un espacio de exposición de la obra.  Podría ser en la 6 de Marzo, cerca de la Zona Franca.
23
11

Otras Noticias