Auditoría interna halla 14 faltas en los contratos para los Juegos

Se menciona la falta de información en el Sicoes, retrasos en su presentación, falta de retención de garantías y fabricación de productos en tiempo récord.
lunes, 21 de mayo de 2018 · 00:00

Leny Chuquimia  /  La Paz 

Un total de 14 fallas e irregularidades en el control financiero del Comité Organizador  de los XI Juegos Suramericanos  (Codesur) fueron identificadas en una auditoría  interna realizada al 31 de diciembre de 2017. De ellas, al menos siete se refieren a los  procesos de contratación,  contenido de los contratos, bienes recibidos que no cumplen las  especificaciones técnicas y falta de información en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes).

Estos datos fueron obtenidos del  Informe de Auditoría  N° 02/2018, de control interno, publicado en la página web oficial de los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018. El documento  toma como base los estados financieros, diferentes registros contables, inventarios, estados de ejecución de presupuestos y gastos, entre otros.

El pasado 2 de mayo el senador de Unidad Demócrata, Óscar Ortiz, denunció presuntos actos de corrupción en las contrataciones hechas por  Codesur para uno de los eventos   deportivos más importantes del continente. Advirtió  adjudicaciones  sin licitación, sin boletas de garantía y con otras irregularidades. 

El primer contrato  denunciado fue el de la empresa unipersonal Kronopios por 11 millones de bolivianos para la organización de la inauguración y clausura del evento. El titular es Pablo Groux, exministro de Culturas. 

Una semana después, el legislador sumó a su denuncia 17  adjudicaciones hechas con un solo proponente. Pidió que se haga una investigación amplia. 

“Como resultado del examen (auditoría) se identificaron  14 deficiencias de control interno”, señala el resumen ejecutivo del estudio firmado el 28 de marzo de 2018 por la jefe de Unidad de Auditoría Interna de Codesur, Giancarla Ureña Coca.

Sin detallar en cuáles y en que tipos de contratos, la décima “deficiencia” señala que hay observaciones emergentes de la revisión de los procesos de contratación. En la undécima observa  el “contenido de algunos contratos suscritos”. En otro punto pero también ligado a los contratos  advierte de una demora y falta de publicación de información de los documentos  en el Sicoes.

El análisis  ve problemas en ciertos bienes recibidos que no cumplen con las especificaciones técnicas de la solicitud u orden de compra. Añade en otro acápite que los “informes de  conformidad describen ciertas características  que difieren de las del bien recepcionado”. Además aclara que hay una “falta de retención del importe correspondiente a  las garantías”.

En cuanto al descargo y desembolso de viáticos, el examen de confianza financiera establece observaciones en la certificación presupuestaria de estos y deficiencias en la documentación que sustenta su pago. 

Un  resumen ejecutivo de la auditoría que se hizo a la gestión 2016 hace  mención a  desembolsos de viáticos del titular a un tercero  de la institución. También identifica   errores  dentro del proceso de contratación de  servicio de hospedaje, alimentación y otros y    de la contratación  de una agencia de viajes. Alega en su conclusión que todos estos puntos fueron parte de observaciones y recomendaciones que fueron solucionadas.  

Página Siete solicitó una entrevista con el director de Codesur, Juan Manuel Chevarría, para hablar de este y otros temas. Sin embargo,    ésta no fue concretada.

De los contratos

Desde 2016 hasta mayo de 2018 el Sicoes registró 289 convocatorias  hechas por  Codesur –como contratante– con diferentes modalidades, aunque priman las contrataciones directas y las contrataciones menores. De estas, 138  son parte de la auditoría interna de Codesur hecha hasta el 31 de diciembre de 2017. 

Los 151 registros restantes corresponden a convocatorias   de 2018. Ninguna está vigente, es decir que ya fueron adjudicadas en su totalidad.

La última contratación de la gestión pasada fue publicada el 28 de diciembre para  la adquisición de 420 banderas de diferentes países de 1,10 metros por 1,60, en satín. La orden de compra data del 21 de diciembre y la del acta de recepción definitiva del 27 del mismo mes, un día antes del registro. 

Las otras compras son de materiales promocionales como bolígrafos, agendas, gorras, bolsas ecológicas, llaveros, tomatodos, USB y mochilas de cuerda. Según las fechas 7.000 unidades de estas últimas  fueron fabricadas en menos de una semana. Las fechas de publicación en el Sicoes no coinciden con las de los contratos y las entregas.     

Según los registros, el 2017 se adquirió toallas, edredones, sábanas, colchones, sillas plásticas y mesas plegables  para las villas olímpicas, además de  una parte del equipamiento deportivo. También se firmaron contratos con distribuidores de insumos médicos y laboratorios para la dotación de kits antidopaje. Entre los servicios están las     consultorías en línea   para el seguimiento de los trabajos. 

En 2018 las contrataciones se centraron en los servicios –como transporte y organización de eventos– y la adquisición de equipos para diferentes disciplinas. “Acá una firma de servicios de carpintería se hizo del contrato para alquiler de lanchas de esquí acuático y es sólo uno de los casos”, dijo Ortiz.

Improvisación, irregularidades y tardanza  en   Suramericanos 2018

Leny Chuquimia  /  La Paz

Irregularidades, improvisación  y tardanza son parte de los Juegos  Suramericanos Cochabamba 2018. Legisladores nacionales y departamentales lamentan que no se actuara a tiempo y con rigurosidad. 

“Bolivia ganó el derecho a  organizar los Juegos Suramericanos 2018 en diciembre de 2013. El Gobierno  tuvo cuatro años para hacer las cosas bien y no las hizo. Creó una entidad con autonomía de gestión –y que tiene su  propia máxima autoridad ejecutiva– para organizar este evento deportivo, pero que tampoco lo hizo. Por supuesto que hubo improvisación”, dijo el senador de Unidad Demócrata (UD), Óscar Ortiz.

Tras la promulgación del Decreto Supremo 3447 que autoriza al Comité Organizador  de los XI Juegos Suramericanos (Codesur) a realizar contrataciones directas, Ortiz empezó un seguimiento a los contratos de esta institución. “Nos llamó la atención la firma con  Kronopios, –empresa del  exministro de Culturas, Pablo Groux– que recibió una invitación directa para presentar una propuesta”, dijo.

En la revisión de los documentos,   encontró que la solicitud de autorización para iniciar la convocatoria y el informe de  recomendación de adjudicación datan de la misma fecha. Destacó una nota del 28 de diciembre (un mes antes) sobre una reunión con los proponentes. “Cómo se pudo  solicitar y recibir propuestas para un contrato que no inició. Aún más grave, el Presidente participó de las reuniones”.

En una segunda denuncia indicó que 17 contratos fueron  hechos  en procesos con un solo proponente. Los montos de la adjudicación, en nueve de ellos, oscilan entre un millón y 17 millones de bolivianos. 

Según una recolección de los contratos, la Distribuidora de Servicios participa en cinco contrataciones y en tres  es la única proponente. Además se advierten varias contrataciones menores con montos similares y adjudicados a la misma empresa.

“También hemos encontrado  empresas de un rubro que se adjudica servicios o bienes  que  no le corresponden”.

 Plazos incumplidos

En miras a los Juegos Suramericanos 2018, además de la construcción de nuevos escenarios deportivos, la Gobernación   de la Llajta  realiza el mejoramiento de los  coliseos José Castro Méndez, Evo Morales, Gróver Suráez, José Villazón  y el estadio Felix Capriles. Este último fue entregado en pasados días. Allí se llevarán a cabo los actos de   inauguración y clausura del evento deportivo. 

“Pese a que la  entrega del Capriles fue aplazada en tres ocasiones la Gobernación no ha ejecutando ninguna multa”,  indicó el asambleísta departamental Eduardo Sarmiento.  

Señaló que los retrasos se debieron a que los tiempos de entrega fueron modificados de 370 días a 180 para dar paso a los partidos del equipo local de fútbol. “Estaban jugando y claro no se pudo hacer los trabajos”. 

Asimismo, el asambleísta Freddy Gonzales señaló que en el caso de la Villa Suramericana,   hasta la fecha  no se hicieron las pruebas de la planta de tratamiento de aguas residuales que generará el centro de hospedaje. “En la zona no hay alcantarillado ni sistema de agua por eso se proveerá con cisternas. Al principio se habló de hacer pozos sépticos pero ante el riesgo ambiental se dijo que habría un planta de ultima tecnología”, manifestó.

Espacios nuevos para los deportistas del país

El presidente del Comité Olímpico de Bolivia (COB), Marco Arze, señaló que los Suramericanos 2018 son un logro  a nivel de  infraestructura para el país. Indicó que hay espacios nuevos y únicos que deben ser usados para mejorar la situación del deporte boliviano. 

“El gran logro de los Juegos  Suramericanos es la infraestructura que va a dejar para los deportistas. Aún no se ha definido cómo serán administrados o cómo se podrá acceder a ellos. Habrá que sentarse a hablar con el Ministerio de Deportes y el presidente Evo Morales para hacer un  plan de desarrollo  deportivo que nos permita, de una vez,  salir de la situación en la que está nuestro deporte”, dijo. 

Manifestó que “como nunca en su historia”  Bolivia participa en 34 disciplinas de las 48 que estarán en competencia. “Entre los espacios nuevos  que ahora  tenemos para estos deportes está el patinódromo que es el primero en el país. También es importante la piscina de tres fosas,  única con estas características”, explicó Arze.

Entre los nuevos espacios está el campo de hockey, la cancha de tenis techada o la pista de patinaje artístico. Se suma el  complejo municipal acuático, un velódromo, un estadio de atletismo y el complejo de squash, entre otros. 

“Ahora no todos los escenarios deportivos  están completamente terminados. Siguen trabajando. El comité organizador determinó que entraremos tres días antes a la inauguración junto al resto de las delegaciones y esperemos que así sea. Entiendo que hay  problemas con los escenarios de raquetbol y squash”. manifestó.  

Dijo que si bien hay un avance en la infraestructura, es necesario  apoyo y un colchón financiero para deportistas y entrenadores. “Tiene que haber un equipo de reserva y centros de especialización que funcionen todo el año. Hay dos hoteles que van a quedar después de los juegos, todo esto  puede ser usados en un buen plan que nazca  de lo que  llamo un Consejo Nacional del Deporte”.

 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

155
205