Policía ahora dice que Jonathan murió en una propiedad privada

Autoridades de la UPEA mostraron imágenes en las que se ve que el universitario es herido frente a la Procuraduría y muere en una casa de la misma calle.
martes, 29 de mayo de 2018 · 00:02

Página Siete  /  El Alto

La Policía presentó anoche una versión contraria a la del ministro de Gobierno, Carlos Romero, sobre la muerte del universitario Jonathan Quispe. El estudiante murió en una tienda ubicada en la calle Martin Cárdenas  de El Alto y no por un disparo desde la pasarela ubicada en la Juan Pablo II, a la altura de Tránsito.

 El giro en la “hipótesis” surgió después de que autoridades de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) presentaron un video captado por  cámaras de seguridad instaladas en la calle Martín Cárdenas cerca a la Procuraduría General del Estado. 

En ellas se observa a Jonathan con vida corriendo en lo que parece un intento de enfrentarse a la Policía, versión que en la noche fue confirmada también por Wálter Lizeca Tórrez, inspector  de la institución del verde olivo. El universitario estaba “provocando” a los policías, aunque la misma autoridad dijo que en esa zona no habían uniformados.

El hecho ocurrió a más de tres cuadras del puente del que, según la primera versión del Gobierno,  dispararon la canica de vidrio con un petardo a la humanidad de Jonathan (ver infografía). En las imágenes se ve ingresar a estudiantes, entre ellos a la víctima, al  domicilio particular   para resguardarse de la represión policial. Según la Policía, ahí se perdió como 13 minutos y después de ese tiempo resulto herido de muerte.

“En la secuencia de imágenes, llegamos a establecer que ingresan a un domicilio; pero él (Jonathan) entra vivo y sale muerto. Se llega a establecer que ingresan al domicilio  24 personas: 19 de sexo femenino, cinco del masculino. (También se ve a)  dos mochileros que  aparentemente son turistas, un femenino y el otro masculino: uno vestido de azul otro de plomo”, declaró anoche Liseca.

Además dijo  que en las imágenes del video “en  ningún momento podemos establecer que él está herido”.

 El ministro de Gobierno, Carlos Romero,  informó que el universitario murió por una canica disparada por sus compañeros. “Ha sido disparada con un petardo que han utilizado los manifestantes, su trayectoria  fue de arriba hacia abajo, hasta que se alojó en el pulmón (de Quispe), de tal manera que acaba de esclarecerse la causa de la muerte del estudiante”, dijo el viernes. 

 Incluso dijo que la misma fue disparada desde una pasarela y presentó una foto de la supuesta persona responsable. 

El exoficial de la Policía y docente de la UPEA, David Vargas, rechazó la hipótesis de Romero. “El Gobierno plantea y muestra una foto de un estudiante que está con un petardo (en el Distribuidor de la Ceja). Dice que ese estudiante lanzó la canica y causó la muerte de Jonathan. Desde donde está ese estudiante son como 700 metros (hasta el lugar donde murió el universitario). Además (la canica), tuvo que haber sorteado diferentes obstáculos, naturales y artificiales, para  llegar al lugar de los hechos”, explicó en la presentación del video y responsabilizó a la entidad policial de la muerte. 

El exoficial policial, añadió que una canica disparada por un petardo no tiene la fuerza suficiente para causar el daño que el Ministro de Gobierno asegura. “El petardo tiene una carga específica que cuando sale de la boca del tubo, se dispersa. Es posible que impulse más a la canica, pero no tendrá la fuerza suficiente para impactar”, precisó. 

Explicó que realizaron un experimento, cargaron un petardo con una canica y la dispararon contra a un pollo y “no le causó absolutamente nada”, sostuvo.

 También desafió a Romero a ir al polígono de tiro de la Academia de Policías. “Armemos un petardo del que usted cree pertinente y disparamos a un blanco específico, y armemos una escopeta y veremos qué causa la muerte” retó al ministro.

Entierro  del universitario fue el sábado en Villa Ingenio.
Foto:Archivo / Página Siete

El inspector general de la Policía añadió que desde el momento que los estudiantes ingresan al domicilio particular  “pasan 13 minutos hasta que él sale inerte del domicilio. (Antes que se cumpla este tiempo) a los cuatro minutos aparece una persona de sexo femenino, es impedida de ingresar, no puede. Esta pasando algo al interior, esto se debe esclarecer con claridad porque entra con vida y sale muerto del domicilio”, ratificó.

También  añadió que “(el estudiante) de haber sido impactado con un proyectil –de la Policía– no tendría la accesibilidad de ingresar a un domicilio”. Dijo que es clave la declaración de las 24 personas que estuvieron en el lugar.

La familia Quispe vive con “miedo” ante las posibles represalias

Una de las tías de Jonathan Quispe Vila, quien pidió no ser identificada, aseguró que su familia vive con “miedo” ante posibles represalias, por pedir que se esclarezca el caso.

“Nosotros nunca vamos a dejar de pedir justicia, que se esclarezca la muerte de mi sobrino de una vez, pero la verdad es que también tenemos miedo de las represalias que pueda haber”, indicó la pariente de la víctima.

En el velorio del estudiante, la tía de Jonathan recibió el pésame de muchas personas, entre las que hubo algunas que le “advirtieron” que tenga cuidado.

“No puedo decir que nos han amenazado o hemos recibido una amenaza directa, sino que, en el velorio, se nos acercaron personas que ni conocíamos y nos dijeron: ‘Se tienen que cuidar, porque cuidado por estar reclamando les pase algo’”, manifestó la señora entrevistada por Página Siete.

La tía de Jonathan contó que su familia es de escasos recursos y por eso precisan colaboración, para que el o los responsables de la muerte de su sobrino sean entregados a la justicia.

“El papá de Jonathan no quiere hablar más con los medios, porque él tiene miedo de que le puedan hacer algo. Incluso creo que hay gente infiltrada del ambiente político que le dijo: ‘Estamos contigo, pero ten cuidado de que te pase algo’, eso es lo que a uno le da miedo”, añadió.

Respecto a la explicación que ofrecieron ayer las autoridades de la UPEA sobre las circunstancias de la muerte de Jonathan, la tía de la víctima aseguró que les resulta convincente, a diferencia de lo expuesto por el Gobierno.

“Si las pruebas que tiene el Gobierno coinciden con lo que declaran los testigos, que muestre. Yo sé que la justicia para la gente pobre tarda, estamos conscientes de que esto no va a acabar de la noche a la mañana, pero para nosotros este caso no está cerrado hasta que se encuentre a los responsables”, manifestó.

Más de
48
187