Techo inicia séptima campaña con más de 3.000 voluntarios

El objetivo es construir casas transitorias en las ciudades de El Alto y Santa Cruz.
viernes, 10 de agosto de 2018 · 00:04

Página Siete / La Paz

“Si todos nacimos bajo el mismo techo, merecemos #LosMismosDerechos” es el lema que la fundación Techo utiliza para iniciar la séptima versión de su campaña. En la ocasión, 3.500 voluntarios realizarán diferentes actividades con el objetivo de construir casas transitorias en La Paz y Santa Cruz.

Desde hoy hasta el domingo, los voluntarios recorrerán las principales plazas, calles y avenidas de las dos ciudades. Ahí se espera recaudar cerca de 350 mil bolivianos que serán destinados a un censo de asentamientos populares en el Distrito 7 de Santa Cruz y Distrito 8 de El Alto.

Además se busca culminar el proyecto de la sede comunitaria a base de eco-ladrillos de Chicani, en La Paz, y la construcción de una sede comunitaria en el barrio de Urbanizaciones Unidas en Santa Cruz, junto a las viviendas transitorias.

“La idea de la campaña de este año surge de la necesidad de insistir sobre la desigualdad de derechos que persiste en nuestra sociedad. De acuerdo con las últimas cifras del INE (Instituto Nacional de Estadísticas), el 36,4% de la población , es decir, alrededor de cuatro de cada 10 bolivianos viven en situación de pobreza y nosotros como sociedad nos mantenemos indiferentes ante la situación”, explicó Yamil Viscarra, director general de la Fundación Techo Bolivia.

Una de las actividades presididas por Techo es la construcción de una sede comunitaria en la comunidad de Chicani en el Macrodistrito rural 8 de La Paz. Este proyecto socio comunitario busca formar una infraestructura a base de ecoladrillos. Hasta mayo de este año, la actividad contó con el apoyo de más de 25 unidades educativas y se logró recolectar 6.000 ecoladrillos.

La idea de realizar una sede con ecoladrillos en este sitio nació porque la comunidad Chicani, que se autodenomina agroecológica, presenta dos problemas. La primera es la falta de infraestructura que obstaculiza la organización colectiva. Además la falta de recojo formal de basura, que lleva a los miembros de la comunidad a quemar los desechos o arrojarlos al río.

Los ecoladrillos tienen como objetivo generar material de construcción de bajo costo con el fin de disminuir los desechos contaminantes y el volumen de basura que se genera cada día. Éstas servirán en reemplazo de un ladrillo convencional, según explicó Alejandra Ibáñez, arquitecta del proyecto y voluntaria de Techo. El año pasado, Techo llegó a El Alto para construir casas en uno de los lugares más precarios de la urbe: el Distrito 8.

Desde 2010, Techo se dedica a superar la pobreza en los barrios y comunidades precarias de Bolivia a través de proyectos de desarrollo comunitario. Hasta ahora con el apoyo de sus pobladores, voluntarios y líderes comunitarios, la fundación construyó más de 735 viviendas en nueve barrios de los departamentos de La Paz y Santa Cruz.

20
2