Mamani es el apellido más común en Bolivia, según datos del SEGIP

domingo, 26 de agosto de 2018 · 07:04

Página Siete / La Paz

Mamani es el apellido más común en Bolivia, según datos del Servicio General de Identificación. Los registros oficiales evidencian que un total de 734.643 hombres y mujeres llevan este apellido como materno o paterno.

Según los registros del SEGIP, 366.879 personas heredaron el apellido Mamani de sus madres; mientras que 339.657 los hicieron de sus padres. Las personas que llevan Mamani como ambos apellidos ascienden a 28.107. Del total de ciudadanos que comparten el apellido familiar, 367.371 son hombres y 367.272 son mujeres.

Después de Mamani, los apellidos más comunes en Bolivia son: Quispe, Flores y Condori.

“Forebears”, una página web de base de datos que mide la incidencia de los apellidos en todo el mundo -alimentada con datos públicos de registros civiles, actas eclesiásticas de nacimientos, matrimonios o defunciones, censos, testamentos, hemerotecas y directorios telefónicos-, registra que el apellido Mamani es frecuente en Bolivia, Perú, Argentina y Chile.

En la información sobre el linaje dice que en tiempos precolombinos fueron creadores de grandes ideas y constructores preferidos del Inca. “Eran proyectistas hacia el futuro y siempre buscaban la forma de mejorar la tierra. Muchos de ellos, fueron gobernantes y los mejores estrategas de guerra, característica que valió para llamar así a los gavilanes y halcones”, se lee en la página web.

Por efectos de la migración también hay miembros de esta gran familia en otras partes del mundo. En España radican 2.370 personas que apellidan Mamani; en India 1.979; en Irán 1.638 y en Angola se encontró un registro.

En 2013 un estudio de José Eduardo Dipierri, especialista del Instituto de Biología de la Altura de la Universidad Nacional de Jujuy (Argentina), confirmó que Mamani es el apellido originario más frecuente en Bolivia. Este linaje se extiende también por toda la zona andina sudamericana.

El objetivo de esta investigación era analizar las estructuras de las poblaciones a través de la frecuencia de los genes. Para ello se usaron los apellidos pues éstos evidencian lazos consanguíneos.

En una reciente visita a Sucre, el especialista manifestó que la frecuencia con que se presentan los apellidos Mamani, Condori y Huanca se relaciona con la altitud geográfica. Dijo que entre los apellidos autóctonos argentinos, Mamani también es el más frecuente.

“Estamos en todo el mundo. Aunque antes teníamos ciencia avanzada, los colonizadores nos han relegado a trabajos de servidumbre y nos hicieron creer que sólo para eso servían los indígenas. Estamos demostrando que eso es una mentira”, aseguró el emprendedor alteño Limberth Mamani.

Nombres y apellidos de origen indígena

  • Familias Siku Mamani señaló que su apellido no es el único que sufrió discriminación y que se fue perdiendo. Manifestó que hay varios linajes indígenas ya casi extintos que deben ser revalorizados.
  • Castellanización Con la castellanización varios apellidos originarios fueron traducidos: los Jahuira se denominaron Ríos, los Colque se volvieron Plata, los Siñani se convirtieron en Paredes y los Mamani, en Halcón, Alcón o Aguilar. Los Quespi pasaron a apellidar Quisbert o Gisbert.
  • Nombres A diferencia de otrora ahora es más usual ver nombres aymaras o quechuas. Para mujeres son muy comunes: Wara, Nayra, Maya, Jailly, Uma o Jairy. Para varones: Inti, Amaru o Llawar. También son cada vez más populares nombres de pueblos amazónicos.
163
71