Hay 80.000 abortos clandestinos por año, según activistas

Indican que la cifra es alarmante y la mayoría se realiza en condiciones insalubres.
sábado, 29 de septiembre de 2018 · 00:04

Joshuar Gutierrez / La Paz

Decenas de mujeres marcharon ayer para exigir la despenalización del aborto en Bolivia. De acuerdo con las activistas, en Bolivia, se registran 80.000 abortos clandestinos por año, la mayoría en condiciones insalubres.

La protesta culminó en un mitin que se realizó en las puertas del edificio del Ministerio de Justicia, ubicado en el paseo de El Prado.

“Nosotras nos movilizamos demandando que el aborto no sea considerado un delito en el Código Penal y que se legalice para que sea integrado a la salud pública”, dijo Violeta Thamayo, de la agrupación Pan y Rosas.

“Por falta de recursos económicos, muchas mujeres deciden abortar y acuden a lugares donde se hacen (intervenciones) clandestinas. Por la mala atención que reciben, llegan a morir”, dijo Anatolia Canaza, promotora comunitaria de la Alcaldía de El Alto.

Canaza contó que una amiga de escasos recursos acudió a un centro clandestino para abortar un octavo hijo y tres meses después, la mujer murió a causa de una hemorragia.

La marcha inició al mediodía en la plaza del Estudiante, continúo por El Prado y culminó en las puertas del Ministerio de Justicia. En este lugar se instaló un mitín de protesta. “Hoy (ayer) 28 de septiembre es el día internacional por la legalización del aborto, (…) en el país queremos que cada mujer tenga la autonomía de decidir si interrumpe o no su embarazo”, dijo Magali Chávez, miembro de Alianza por la Solidaridad.

En Bolivia, en la actualidad, se establecen cuatro causales para el aborto: cuando la vida de la madre está en riesgo y el embarazo signifique peligro para su salud integral; cuando se detecten malformaciones fetales; cuando el embarazo sea producto de una violación o incesto; y cuando la gestante sea niña o adolescente.

El Código Penal aprobado y luego abrogado en enero de este año por la movilización de los médicos, incluía la ampliación de otras cuatro causales, además de las ya permitidas en la vieja norma.

Algunas de las participantes de la marcha consideraron un retroceso la abrogación del Código Penal con la ampliación de causales para interrumpir un embarazo.

Sin embargo, otras mujeres señalaron que el problema no puede ser reducido a una ampliación de causales. Indicaron que el aborto es un derecho humano y debe ser despenalizado.

“El supuesto avance el Código Penal, que fue abrogado, era insuficiente. Establecía un tiempo de ocho semanas para abortar, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 13 semanas”, Thamayo.

Explicaron que la despenalización del aborto debe ser acompañada por una política integral de salud pública que abarque educación sexual, la repartición de anticonceptivos y el acceso a centros de salud para la interrupción de embarazos.

Otras Noticias