Verónica, detenida con 6 meses de embarazo

domingo, 30 de septiembre de 2018 · 00:13

Wara Arteaga / Santa Cruz

Antes de ser detenida por la Policía, Verónica Epacoré sorteó una serie de retos en el bosque. Con dos hijos, seis meses de embarazo y sin dinero, la joven se aventuró para entrar a la selva en busca de animales para luego venderlos por unos pesos para sobrevivir unos días. Cazó loritos.

Ahora la joven de 25 años se encuentra recluida en la cárcel de Palmasola. Dejó a sus hijos de 11 y nueve años en el barrio San Sebastián, con la comunidad. Sin papá y con la mamá ausente, los niños se buscan la vida en las calles.

Una casucha de tres por tres, construida por calaminas desgastadas y retazos de telas, es el ambiente donde Verónica vivía con sus niños. “Su esposo murió”, dice Jorge Picaneray, el primo de Epacoré. Es tarde y los niños no se encuentran en casa. “Seguro fueron a buscar dinero”, lamenta Picaneray. Es que en este lugar, día que no salen a las calles es igual a un día que no comen.

Acá no hay juguetes, hay bolsas que remachan los huecos de las calaminas, hay colchones y ropa amontonada en un rincón del cuarto improvisado. La familia no se preocupa por eso, mucho menos por las vinchucas que se alojan en las paredes de barro de las otras casas. Ahora sus familiares están preocupados y buscan ayuda para sacar a Verónica de la cárcel de Palmasola. “Está con sangrado”, asegura Picaneray.

El día que Verónica salió a vender loritos, sólo pensó en buscar dinero para subsistir. Fue sorprendida por la Policía y por escapar mató a los loros. Hoy es acusada por biocidio.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

156
173