Unidad “alquilada” de oncología de CNS atenderá desde mañana

El alquiler del centro costará 500 mil bolivianos mensualmente. La Caja seguirá comprando servicios de radioterapia en alguno de los tres centros privados de La Paz.
martes, 15 de enero de 2019 · 02:07

Verónica Zapana  / La Paz

Pacientes de oncología del Hospital Materno Infantil de la Caja Nacional de Salud (CNS) rechazaron ayer el traslado de la Unidad de Oncología  a un nuevo ambiente, que fue alquilado desde ayer en  Aranjuez (zona Sur). Las autoridades aseguraron que en esa infraestructura, que  fue instalada en toda la clínica Talentum, se mejorarán los servicios y se reducirá el tiempo de espera, pero el espacio no cuenta con el servicio de Radioterapia.

“Tenemos reclamos y quejas”, dijo la portavoz de la organización de Pacientes con Cáncer de la CNS, Eliana Tancara. Detalló que las peticiones de este sector de asegurados    ya deberían estar solucionadas,  como “el tiempo de espera, las camas, el traslado y muchos otros temas más”.

Tancara  explicó que hasta ayer tiene una carpeta llena de quejas por las malas atenciones que brinda la CNS a los pacientes con cáncer. “Hay mala atención y  alimentación. Hay  un colapso en las atenciones. El traslado de la unidad  ahora está ocasionando que las historias clínicas estén aquí (en el oncológico de Aranjuez) cuando los pacientes siguen internados en el Materno”, sostuvo.

Reclamó que no les informaron del traslado ni tampoco les indicaron cómo sería este  proceso. “Nosotros merecemos un mínimo de respeto y también deberíamos conocer las instalaciones para ver si reúnen las condiciones adecuadas”, dijo   Tancara. Ella y 30 pacientes protestaron ayer  en la puerta del Oncológico  por la falta de atención a los pacientes.

Remarcó que el traslado a ese espacio alejado implicará más tiempo y gastos  económicos.  “No estamos de acuerdo”, dijo y acotó que  también necesitan medicamentos porque  hay desabastecimiento de algunos. Todo esto  ocasiona que los pacientes se compren los fármacos.

El  gerente regional de la CNS La Paz, Williams de la Barra, aceptó que efectivamente se registró  inconvenientes en el traslado, pero que ese centro garantizará la atención de 70 pacientes. “Es decir que duplicará la capacidad de atención que se tenía en el Materno porque ahí  sólo se tenía 30 camas”, sostuvo. 

Se tendrá   tres quirófanos y tres consultorios, además de una unidad de terapia intensiva y  otra de cuidados paliativos. “Es un centro complejo bien instalado”, precisó De la Barra y  aclaró que “no tiene el servicio de radioterapia”.

La autoridad dijo   que se comprará servicios de radioterapia  de alguno de los tres centros privados que ofertan  este tipo de tratamientos.  “Compraremos servicios al centro donde se brinde mejores condiciones, no al que sea más barato”, puntualizó.

Aunque De la Barra  afirmó que en ese centro comenzaría a atender a los pacientes desde ayer, el jefe médico de la Regional La Paz, Patricio Gutiérrez, explicó que entre ayer y hoy se realizará un Plan de Traslado, que consiste en  un simulacro para ver que no exista ninguna dificultad en ese trabajo. “De forma que no se cree ninguna dificultad”, dijo e indicó que  desde mañana se realizará la transferencia de pacientes.

Gutiérrez explicó que después de hacer el simulacro, se llevará paciente por paciente del Materno Infantil al  nuevo centro. Luego se llevará al personal médico. “Los únicos problemas que se registraron fueron  los expedientes clínicos porque ya trajimos esos papeles. Para que este hospital, se encuentre  listo ya se trajo jeringas y  sueros, todo ya está puesto para atender a los pacientes”, sostuvo.

De la Barra explicó que el funcionamiento del Instituto Oncológico de la CNS costará 103 millones de bolivianos anualmente. Añadió que para el alquiler de ese centro, instalado en  todos los ambientes de la  clínica Talentum, se destinará 500 mil bolivianos mensuales.

Según  Tancara, ahora  es importante que se atienda de forma inmediata  a los pacientes ya que existe una lista de espera de 60 pacientes que necesitan  una cirugía urgente. Hay además otros 100 asegurados que requieren exámenes de diagnósticos.

 Gutiérrez explicó que hay 30 pacientes en lista de espera para cirugía y 60 para radioterapia.

 El jefe médico de la CNS explicó que para atender a todos esos pacientes se desplazará a 150 personas del  personal médico en una primera fase. Después, en una segunda fase,  se alcanzará a 250. “Eso significa que ahora se tendrá una enfermera por cinco camas y ya no se tendrá a una enfermera por cada 30 camas”, puntualizó.

 

 

25
46