Agradecen al Ekeko sueños cumplidos y piden otros favores

Cientos de creyentes adquirieron ayer miniaturas en la feria de Alasita.
viernes, 25 de enero de 2019 · 00:04

María Carballo   / La Paz

El tener una casa propia, un vehículo, un terreno o cualquier otra propiedad  es un sueño que se cumple si un año antes se adquiere un modelo similar en miniatura en la feria de Alasita, que se  celebra cada año a partir del 24 de enero. Los devotos del Ekeko, dios de la abundancia, tomaron ayer las calles del centro paceño para buscar bendición a sus sueños.

La tradición reza que el mediodía del 24 de enero es el  momento exacto en que un yatiri debe sahumar y bendecir “el sueño en miniatura con alcohol, vino y flores” para que en el futuro este pedido  se convierta en realidad.

Como todos los años, los creyentes  asistieron desde muy temprano para comprar un terrenito, una casita de uno, dos o hasta cinco pisos, un vehículo, amuletos para la buena suerte y fortuna, todo con el objetivo de que este 2019 sea  de la abundancia.

¿Y los deseos de Alasita se cumplen? Gladis Quenta cree que sí. Ella es una mujer de 32 años que cursa la carrera  de ciencias del desarrollo y espera que este año pueda conseguir su título en provisión nacional. Contó que tiene  “mucha fe”  en  lograr su objetivo, ya que en 2015, el Ekeko le cumplió otro deseo.

“En 2015, me compré mi casita (en miniatura), me compré con mucha fe y a finales de ese año  me pude comprar mi casita en la realidad. La casa que me compré era parecida a la que me compré en Alasita y el precio era el mismo. Hay que creer;  si uno no cree, no se cumple”, dijo.

La historia de Nataly Zeballos, comerciante de la feria es similar. Vende “tienditas” de barrio y negocios en miniatura como ferreterías, panaderías, peluquerías, cafés internet y restaurantes. La idea de comercializar las  artesanías nació hace dos años, cuando aún no era feriante y  compró una de las miniaturas.

“He pedido con mucha fe tener un negocio y se me ha cumplido, ahora tengo una tiendita en mi zona”, dijo.

Para este año, Nataly pedirá una camioneta de  último modelo, “para que mi esposo me lleve a pasear”, contó.

 Abel Tola y Beatriz L. compraron ayer  una vivienda en miniatura con el primer piso construido, pero con los machones para un segundo nivel. “La meta  para este año es terminar mi segundo piso y por eso compré la casita, que además tiene una tiendita en la entrada (…) también quiero tener una tiendita”, dijo. “Nos vamos a casar, para eso es este proyecto”, añadió. Y a su lado, Beatriz  acotó: “Compramos con mucha fe, se cumplirá nuestro sueño”.

Abel contó  que un año antes pidió al Ekeko terminar la carrera de técnico en mecánica automotriz y el deseo fue cumplido porque “hizo bendecir” su título. “Hasta ahora no me ha fallado, así que seguiré  pidiendo (más cosas)”, aseguró.

 


 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

1
4

Otras Noticias