Bloqueo de Alpacoma impide agilizar labores de emergencia

Comunarios impiden el ingreso de carros basureros, maquinaria y equipos para atender el deslizamiento de basura. Obreros trabajan las 24 horas en el relleno sanitario.
sábado, 26 de enero de 2019 · 00:04

Wara Arteaga  /   La Paz

En una esquina de la avenida 2 de Abril, la basura rebalsa del contenedor, donde los   perros   buscan algo qué comer y las moscas revolotean  atraídas por la suciedad. A menos de un kilómetro, se encuentra  el relleno sanitario de Alpacoma, donde desde hace más de una semana no ingresan desechos.  

Los vecinos de distintas zonas se niegan a dar paso a vehículos y maquinaria. Reclaman  por la contaminación que provoca el botadero.

El relleno sanitario está igual   desde que cedió una de las celdas que acumulaba basura y los obreros trabajan las 24 horas  con  la maquinaria que tienen a su disposición. No es suficiente. 

Afuera, decenas de máquinas, entre tractores y volquetas, buscaron  desde hace más de  10 días la forma de ingresar al relleno para atender el deslizamiento de basura.

“No me dejan trabajar. Mañana (el jueves) llegan equipos de Santa Cruz, camiones de alto tonelaje. Uno de ellos puede cargar (un equivalente) a  tres de mis camiones. Si yo no hago la cobertura rápida, esto seguirá oliendo, entrará lluvia y será complicado”, explica  Vladimir Gutiérrez, gerente general de TERSA.  

El pasado 15 de enero,   una de las celdas que acumulaba basura en el relleno sanitario de Alpacoma se deslizó. Desde ese día, los  vecinos  iniciaron un bloqueo para impedir la entrada de carros basureros. 
En el  interior del relleno se puede observar más de un centenar de obreros. Muchos trabajan  con tractores para recoger la basura descompuesta, para llevarla a otra celda.  Con cisternas, otros  extraen y transportan los líquidos lixiviados a las piscinas. 

La zona  afectada por el deslizamiento de  basura.
Fotos: Douglas  Ormachea / Página Siete

“No hemos dejado de trabajar un solo día desde que sucedió el evento. Se perdieron laboratorios y  oficinas. Se habilitó una piscina y  se construyeron tres diques para evitar la contaminación del agua”, detalla Gutiérrez. Aclara que los tres diques que instalaron tienen el objetivo  de evitar que las aguas  del río Alpaco entren en   contacto con la basura.

Desde el martes pasado,   los trabajadores de TERSA no pudieron continuar con los trabajos de emergencia, ni con el habitual tratamiento de los residuos que llegan de La Paz. “Eso se hace mientras se termina de construir un sistema de alcantarillas. Pero a partir de ayer (martes)  ha sido imposible hacer esos trabajos porque los comunarios de Achocalla han bloqueado la parte inferior y no permiten realizar esa salida del agua. Se hace más daño”, acota Gutiérrez. 
Los obreros deben  ahora realizar transbordo de un carro a otro para ingresar al relleno. En caso de que no tengan suerte,  deben caminar cerca de media hora, hasta llegar al botadero. De no actuar rápido, lo que se solucionaría en tres meses se resolverá  en un año, dice.  

Según  el gerente de TERSA,  la época de lluvia necesita un trabajo de preparación previo. “El periodo de lluvias es un periodo especial con protocolos y  sistemas.  Un mes antes se preparan sistemas de drenaje, se cambian ductos. El año pasado acabábamos de cambiar cuatro kilómetros de tuberías que se acaban de perder,  se toman todas las previsiones establecidas”, dijo.   “(La celda que colapsó)  era  antigua, del 2004, y no la hizo TERSA; no deslindo responsabilidades, pero es la realidad. Las otras celdas funcionan”, dice.

Un obrero  trabaja en   el relleno sanitario de Alpacoma.
Fotos: Douglas  Ormachea / Página Siete

Expica que para la formación de una celda, se realizan exámenes de resistencia y otros análisis para definir si el terreno es apto para recibir residuos sólidos.  Antes del evento,  se había terminado de construir una nueva celda con la capacidad adecuada para recibir residuos en épocas de lluvias. “Esa celda está en su mínima capacidad de almacenamiento, puede recibir dos meses de basura de la ciudad de La Paz, hablamos de febrero y marzo”, detalló Gutiérrez. 

En la puerta del relleno sanitario, los  vecinos de Achocalla y otros distritos de La Paz, esperan para ingresar al relleno. “Solicitamos que se vayan, pero los dirigentes daremos un tiempo prudente. Pasa que en estos 15 años, se anunciaron  obras de compensación, pero no  cumplieron. Nosotros vimos que hay que dar un tiempo prudente para que se vayan”, explica el presidente de las juntas vecinales de Achocalla, Hugo Huanca. 

 En la zona de Alpacoma, un tractor y un camión  con el rótulo “GAMA” (Gobierno Autónomo Municipal de Achocalla) bloquean la principal avenida (2 de Abril).  Además, unas 30 personas, quienes aguardan en las aceras o puestos de venta, vigilan el lugar. 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

1
3