Achocalla acumula basura en calles y barrancos

Los desechos en proceso de descomposición son arrastrados hasta el río.
domingo, 27 de enero de 2019 · 00:04

Leny Chuquimia  / Achocalla 

Quebradas y caminos aislados son los sitios que los habitantes de Achocalla usan para depositar sus residuos sólidos. Estos desechos se han convertido en una fuente importante de contaminación  para el río Achocalla y las comunidades adyacentes.

En un recorrido por el municipio vecino, Página Siete advirtió cúmulos de basura cerca de los afluentes y de los cultivos. Pero los desechos parecen pasar inadvertidos ante una  preocupación   mayor surgida en las últimas semanas: el colapso de una de las celdas de almacenamiento del relleno sanitario de Alpacoma. 

“Nuestro río está contaminado al igual que toda Achocalla. Nuestros niños se enferman. El problema es el relleno de Alpacoma. Nosotros no generamos basura”, asegura el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve),  Walter Saire.

Pero la contaminación a lo largo del afluente  y las quebradas aledañas a Alpacoma no proviene sólo de los desechos que la ciudad de La Paz deposita en el relleno sanitario. El manejo de los residuos del municipio vecino también es parte del problema. 

A la consulta de qué hace Achocalla con la basura que generan  sus habitantes, Saire responde: “Nosotros no generamos basura, tenemos un convenio con una empresa de El Alto”. 

Otro de los dirigentes vecinales asegura que  su relleno está en estudio, mientras que otra de las representantes dice que ellos

tienen su propio “rellenito”. Nadie parece saber con certeza el tratamiento de su basura. 

“Hay una empresa que hace el recojo con camiones recolectores, pero no es muy efectivo. Aunque haya días para el recojo la gente igual saca su basura y bota en cualquier lugar. No son solo los vecinos, la gente que viene de paseo a la laguna o los que usan la avenida a El Alto ven lugar vacío y dejan su basura. Igual ocurre con los escombros”, reclama uno de los comunarios de Cañuma, quien prefiere no dar su nombre.

 Según reportes de la prensa, se   estima que en Achocalla,  al mes, se recoge entre mil y dos mil toneladas de basura. Esto depende de la época del año.   

A pocos metros de la laguna de Achocalla hay una quebrada que, como muchas otras, es utilizada como un  improvisado depósito a cielo abierto. No hay control ni nadie que haga algo al respecto.  

Sin separación alguna allí van a parar botellas plásticas, bolsas, ropa vieja, pañales, residuos orgánicos, papeles, llantas, baterías, electrodomésticos y otros. Sin ser sepultados se exponen al sol y la lluvia generando malos olores y aguas putrefactas. 

En estas quebradas las lluvias se convierten en pequeños riachuelos que arrastran todo a su paso hasta llegar al río Achocalla.   A la altura de Mallasilla en la zona Sur de La Paz. A ese punto el río llega  turbio y con  mal olor.

“Ahora la población de Achocalla está en estado de emergencia por lo ocurrido en Alpacoma. Antes del deslizamiento ya había fallas técnicas”, dijo el  técnico del municipio de Achocalla, Zenón Condori.  

“Quieren imponer una empresa irregular”

La semana pasada, el diputado de UD, Wilson Santamaría señaló que el pedido  de  varios sectores afines al MAS de  acelerar  el  cierre del relleno de Alpacoma tenía el fin de contratar una empresa irregular para el tratamiento de los residuos sólidos. Hace seis meses, la empresa aludida presentó  un plan para industrializar  la basura de tres municipios.

“Hay una razón política. Hay una empresa con la que los alcaldes de Viacha, Mecapaca y Achocalla ya han suscrito algunos acuerdos para el tratamiento de la basura. Es un negocio metropolitano bastante extraño en el que  ya se iniciaron conversaciones con el Ministerio de Medio Ambiente”, explicó.

La empresa aludida es IGBlue SRL, un emprendimiento  boliviano y argentino que genera electricidad, combustible y otros a partir de la industrialización de  residuos orgánicos e inorgánicos. Hace seis meses los alcaldes y el Ministro de Medio Ambiente y Agua presentaron el proyecto en Achocalla para convertir a esta región en un polo industrial y medioambiental.

Entonces, el director de operaciones de la IGBlue, Martín Ragonesi señaló que el proyecto sería una alternativa para lograr el cero enterramiento de la basura.

7
75