Cierran planta baja de Centro de Vigilancia de VIH por inundación

Las autoridades afirman que es un riesgo para la salud. Se perdieron muestras de la ceroteca e historias clínicas. En la actualidad se hace limpieza en el área.
viernes, 04 de enero de 2019 · 02:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

En los últimos cinco días, las fuertes  lluvias e intenso granizo provocaron que  la planta baja del Centro Departamental de Vigilancia y Referencia (CDVIR) La Paz  se inunde en dos ocasiones. El lodo ingresó a  cinco salas de ese nivel. Por esa razón,  este espacio,   donde se procesaban muestras de VIH, hepatitis e Infecciones de Transmisión Sexual  (ITS),   fue cerrado y no se sabe cuándo se reabrirá.

“He venido al laboratorio” dijo con voz baja un joven que sigilosamente ingresó al área de Enfermería caminando de puntas, debido a que toda la sala de espera se encontraba repleta de  agua. Mientras señalaba el espacio inundado, un funcionario del centro contestó:    “Debe volver otro día, mire cómo estamos”.

Ayer el personal del área aún se encontraba limpiando todos los ambientes. Algunos espacios estaban más inundados que otros. 

Una de las áreas que fue más afectada es  la de  laboratorio, ya que en sus pasillos se observó lodo en medio de fuentes, pocillos y frascos de muestras,  entre otros utensilios usados por esa unidad. 

“El agua llegó a unos 80 centímetros”, contó un funcionario que prefirió guardar su nombre en reserva   por temor a represalias.

Lamentó que el día de la inundación el lodo  volteó  hasta los dos refrigeradores que se  utilizan  en ese espacio.

“Ahora creo que se arruinaron  ambas heladeras  y el centrifugador”, dijo y aclaró se revisará los aparatos para definir si funcionan o no porque hasta ayer  en la mañana no fueron instalados.  “Tenemos miedo”, añadió.

Se observó que  uno de los refrigeradores  tenía abolladuras.  En este espacio se perdieron además muestras. “Esta ceroteca es similar a la biblioteca, ya que en el primero se guardan muestras inusuales y en el segundo, libros”, comentó.

También se perdieron historias clínicas y documentos muy importantes  para la población. 

Según el portero de este centro, ubicado en la calle Salamanca, “el sábado se registró  una  primera inundación y  la segunda se reportó  el lunes”.

Explicó que siempre sucede lo mismo y lamentablemente las autoridades “se tiran la pelotita y no resuelven ese problema”.

El director del Servicio Departamental de Salud (SEDES) La Paz, Freddy Valle, dijo que efectivamente las inundaciones se van registrando desde   2010, aunque insistió en que los daños son “mínimos”. 

“La inundación se debe a que las aguas servidas de todas las viviendas aledañas al sector confluyen en ese espacio y por eso  cada vez se genera este problema”, acotó Valle.

 Insumos  y equipos se dañaron por la inundación.

La autoridad  indicó que este edificio, catalogado como Patrimonio Natural y Cultural de La Paz tiene más de 50 años y por lo tanto no se pueden realizar muchas obras.  “Eso sí hemos hecho el mantenimiento correspondiente”, añadió.

Según la autoridad, un equipo técnico del SEDES acudió al espacio para cuantificar el daño.

La responsable del Programa ITS / VIH- Sida del SEDES, Marcela Garnica, comentó que debido al daño ocasionado por la inundación toda la planta baja de este edificio no funcionará por varios días.

“En ese espacio funcionaban dos consultorios médicos,  de trabajo social y de psicología, además  del  laboratorio y enfermería”, mencionó.

Remarcó que debido a ello, “las pruebas de laboratorio que se realizan cada tres meses a las trabajadoras sexuales  fueron suspendidas”, dijo, pero aseguró que el personal del resto de los consultorios ya  se organizaron para trasladarse temporalmente a otros espacios.

Personal de una empresa de limpieza contratada por el SEDES realizará los trabajos de limpieza y  un experto evaluará  las causas de esa inundación.

La responsable del Programa VIH explicó que esa inundación provocó un foco de infección en el centro de salud. Por esa razón, se  determinó cerrar el espacio y que todo el personal se traslade a otros ambientes. “Luego se hará una desinfección”, aseguró. 

Otro  de los ambientes afectados por las lluvias y granizos. 

De acuerdo con su evaluación,  se perdió más papelería y algunos instrumentos  de enfermería. Respecto al área de laboratorio, Garnica   precisó que aún no se sabe cuántas muestras se perdieron  y que en la actualidad   realizan  un inventario. “Espero que esté listo para la siguiente semana”, dijo y detalló  que no se sabe con exactitud cuándo se reanudarán las actividades.

Sobre la situación de este centro, la secretaria de Organización del Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes),  Nilsa Zelaya, lamentó que sus colegas trabajen en esas condiciones.

 La representante indicó  que no es posible que en esas situaciones se implemente el Sistema Único de Salud  (SUS). “Consultorios inundados, falta de personal y  de equipamiento. Estamos muy mal”, concluyó.

 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

17