Indígenas elaboran champú con miel de abejas domésticas

CIPCA capacitó a las mujeres de la Capitanía Parapitiguasu del municipio de Charagua en la preparación de cremas y tónicos. Se implementó la apicultura.
martes, 08 de enero de 2019 · 00:04

Wara Arteaga  / Santa Cruz

Un panal de agresivas abejas que amenazan con atacar a quien  se acerque a su  territorio, no es un problema para Dionisio Cochegua. Ellas  reaccionan ante cualquier persona, menos con él porque las ha domesticado  durante mucho tiempo. 


En la zona de Itatiki,  que pertenece a la  Capitanía  Parapitiguasu del municipio de Charagua, en Santa Cruz, se criaron 12 cajas de abejas  domésticas con el apoyo del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA). Uno de los beneficiarios es Dionisio, quien advierte a todo el que entra a su terreno, que no debe acercarse al panal. “Ellas huelen”, dice.

 Dionisio se encuentra parado a menos de un metro de distancia del panal, no tiene ningún tipo de protección e incluso levanta la tapa de esa especie de caja de madera que acoge a las abejas. Los visitantes  mantienen una distancia de al menos de  tres metros. Cada seis meses saca de 20 a 30 kilos de miel  de este lugar. 

En otro punto del terreno se encuentran  Jeanet Medina y Roberta Salvatierra. Ellas son emprendedoras que utilizan la miel  como materia prima para sus productos. Elaboran champú, cremas y  tónicos, entre otros. 

  Ellas se asociaron como club de madres el  año 2010. Ese año el grupo estaba conformado por 10 mujeres que recibieron capacitación en la elaboración de diversos productos derivados de la miel y la sábila.

Foto:Marco Aguilar / Página Siete

 Ellas dividen su tiempo entre las tareas de casa y el trabajo para impulsar este emprendimiento. En  las mañanas,  se dedican sólo a su familia y en  las tardes preparan los productos  que después llevan a las ferias de la zona. 

Empezaron con champú  de sábila pura. Luego CIPCA las capacitó para implementar la miel como uno de sus ingredientes. “Primero vinieron  a explicarnos, nos dieron talleres y  trajeron todo, como  baldes e  insumos. Nos han enseñado  y de ahí  iniciamos la elaboración de los productos; ellos nos apoyan, cuando hay feria nos llaman y nos llevan”, cuenta Salvatierra. 

“El champú  de sábila  es bueno para el cabello crespo y la caspa, o cuando se cae el cabello. En cambio el de  miel te deja el cabello suave y  es para el  pelo lacio”, aconseja Medina.   

Después de los talleres  dirigidos a las mujeres, CIPCA empezó con un proyecto de capacitación en apicultura con los hombres. Así complementaron la iniciativa para que las familias “puedan cosechar la miel por su cuenta”.

Foto:Marco Aguilar / Página Siete

Con la ayuda de una máquina artesanal, ellas  filtran la miel para usarla como materia prima. El kilo  de miel pura se vende a 30 bolivianos. 

La elaboración del champú  es un poco larga.  Deben juntar los ingredientes hasta obtener una especie de crema;  luego, cuando la fórmula adquiere una consistencia espesa,  se agrega la miel y después la fragancia. Si las medidas fallan, entonces el champú se echará a perder.  

Para preparar los  productos con aloe vera  se necesita  más paciencia. En dos días se debe quitar el “yodo” de la planta. 

  “Cuando hay ferias nos vamos a Charagua y  Boyuibe, pero llevamos poquito,  aún no por cantidad”, dice una de  las representantes del club de madres de la comunidad Itatiki. 

Poco a poco,  las 10  integrantes  del grupo dejaron el emprendimiento. Medina explica que muchas mujeres tenían varias tareas en casa y  por falta de tiempo se vieron obligadas a  dejar la actividad. 

Foto:Marco Aguilar / Página Siete

 “Cuando tenemos una reunión y se llama, vienen las que quieren y nos ayudan. Al principio había  mujeres que tenían cosas que hacer”, dice Medina. CIPCA se encarga de los envases y las etiquetas de los productos.

 El champú está entre 20 y 25 bolivianos, depende del producto. Medio kilo de miel es a 15 y un kilo, a 30. “No vendemos harto, pero vendemos por lo menos”, explica Medina. Las ganancias que producen cubren la materia prima y  alcanzan para pagar alguna necesidad en la familia. 
 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

22