“La contaminación mató a los peces más resistentes”

El poco oxígeno provocó la muerte de los peces carpa en el Jardín Japonés.
viernes, 04 de octubre de 2019 · 00:20

Página Siete  / La Paz

Según expertos,  los peces carpa que acogía el Jardín Japonés  se caracterizan por ser una de las especies más  resistentes, sin embargo, no pueden resistir una contaminación severa. El sábado, más de las mitad de estos animales murieron en el parque municipal por la falta de oxígeno.  

 Jaime Sarmiento, ictiólogo del Museo Nacional de Historia Natural, explicó que “las carpas  son una de las especies -probablemente las primeras- que se utilizaron en piscicultura,  en estanques artificiales, porque son  resistentes al manipuleo. No tienen  muchas exigencias en su alimentación,  se pueden alimentar de lo que produce una laguna. Entonces, usualmente es una especie bastante resistente”, explicó Sarmiento.    

Por sus características, estas especies son llevadas a las lagunas artificiales, por ejemplo, el Jardín Japonés, donde el sábado se encontraron 35 peces muertos. Emaverde explicó que el hecho sucedió por el aumento de dióxido de carbono, que se produjo por un alto nivel de alcalinidad (presencia de sales). 

Llegaron a esta conclusión después de un análisis del Ph (potencial hidrogenado). La ingeniera ambiental Cecilia Tapia explicó que el Ph es un indicador básico, por lo que se necesitan otras evaluaciones. Principalmente se debe medir el oxígeno disuelto. “El Ph es muy variable, incluso puede cambiar dependiendo de la hora”, dijo. 

 Sarmiento agregó que los peces pueden resistir un alto nivel de alcalinidad, pero depende de la calidad del agua. “Si hay una contaminación química muy severa, nadie resiste”, aseguró. Incluso los peces pueden frenar la contaminación con el consumo de algas y  evitando la eutrofización (falta de oxígeno por el exceso de nutrientes) del agua.

 Para el ictiólogo Martín Velasco, lo que pasó fue producto de la eutrofización del agua. “Seguro hubo un aumento de nutrientes de fósforo y nitrógeno. Esto provoca el crecimiento de muchas algas y se tapa la capa  superficial. El oxígeno disuelto disminuye mucho y por eso los peces empiezan a morir”, resumió. 

Acotó  que la limpieza y oxigenación de los estanques artificiales son importantes para evitar la eutrofización. “El olor que producen es sulfuro de hidrógeno que producen las bacterias. Eso envenena a los peces”.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

15

Otras Noticias