La Llajta: los animales mueren, los alimentos se desperdician y las industrias cierran

Los productores señalan que aunque se levanten los bloqueos, hasta fin de año habrá un aumento de precios y escasez de alimentos por la baja producción de aves, cerdos, verduras y hortalizas.
lunes, 25 de noviembre de 2019 · 00:04

María Mena M. / Cochabamba

Los pollos se comen entre sí y los cerdos recién nacidos son ahogados  por falta de alimento. La leche, las verduras, la papa y las frutas se desperdician y el 90% de las industrias en Cochabamba han cerrado. Estas son algunas consecuencias que los bloqueos en las carreteras al oriente y occidente generan en  el sector productivo.

“Hay tres sectores que no están en emergencia, sino  en total desesperación. Nos referimos a los avícolas, el porcinocultor y los lecheros porque necesitan de alimentos que son traídos de Santa Cruz y hace un mes que no ingresan a Cochabamba”, afirmó el coordinador de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Rolando Morales.

La realidad de cada sector es diferente, pero tienen un factor en común que ha motivado la crisis extrema, los bloqueos que cercan a Cochabamba. Las principales vías a Santa Cruz, Oruro y La Paz siguen obstruidas mientras el conflicto político social parece no tener solución.

Canibalismo entre aves

Cochabamba se abastece de maíz, sorgo, soya, soya integral, harina solvente, cascarilla de soya y otros alimentos para los animales que llegan desde Santa Cruz. Pero por más de 25 días continuos ni un solo camión llega al departamento.

“Hay un síndrome que se está empezando a generalizar por la falta de insumos, es el canibalismo entre aves. Están empezando a comerse entre ellos tratando de subsanar las deficiencias nutricionales que atraviesan”, contó Héctor Cordero Ticona,  presidente de la Federación Departamental de Productores Avícolas.

El canibalismo o picotaje entre gallinas es un comportamiento anormal que se da, principalmente, entre las aves ponedoras y reproductoras. Se picotean la piel hasta extraerse las plumas y causarse la muerte.

En Cochabamba hay aproximadamente 3.000 granjas distribuidas en el centro y los valles de la región. Hasta la anterior semana, Cordero precisó que el 15% de las granjas sufren mortandad a causa de este fenómeno.

La Asociación Departamental de Avicultores (ADA) reportó que la anterior semana tres avícolas del departamento solicitaron a Santa Cruz el envió aéreo de 1.500 pollos bebés, pero llegaron muertos.

Igualmente, los pequeños avicultores hicieron pedidos similares, pero por vía terrestre. El final de los pollos bebés fue el mismo. Murieron en las carreteras nueva y antigua al oriente por falta de alimento, de agua y las condiciones climatológicas adecuadas.

Muerte de lechones

“El ciclo productor de las cerdas madres no para, ellas siguen pariendo y hay que darles alimento. Y al no tener alimento están ahogando a las crías. ¿Qué más se puede hacer si no hay alimento?”, lamentó Morales.

Los productores de carne de cerdo  producían aproximadamente 1.200 toneladas al mes. La cifra mermó en más del 30% lo que hace que el precio por kilo se encarezca al igual que del pollo.

Se desperdicia leche y verduras

En Cochabamba se produce 340 mil litros diarios de leche, pero el lácteo se desperdicia por falta de mercado. Desde hace una semana la Planta Industrializadora de Leche (PIL) no tiene la capacidad de pasteurizar el producto porque la planta de Senkata, en  El Alto, y la de Carrasco no envían el habitual volumen de gas natural para las industrias.

Los productores de leche, ante la falta de mercado, ambulan por las calles de los barrios y en la ciudad rematando sus productos. Venden tres litros de leche cruda a 10 bolivianos cuando el precio habitual de la procesada es de seis y siete.

Algo similar sucede con sus derivados. Los productores elaboran artesanalmente quesillo y yogur para reducir el desperdicio.

En el caso de las verduras, la papa, hortalizas y frutas, por los bloqueos,  los productores no pueden  llegar hasta  la capital valluna  ni a La Paz. En algunas carreteras se puede observar verduras y hortalizas botadas y podridas. 

“Estos alimentos son perecederos. No pueden estar mucho tiempo, pero si no tienen acceso a los mercados eso es catastrófico”, destacó Morales.

Aiquile y Omereque, al sur del departamento, son productores de sandía. No tienen cómo transportar la fruta y por ello lo rematan en su región. Una  grande que normalmente costaba a 40 o 50 bolivianos ahora lo venden a 10 y 15. 

Para las fiestas de Todos Santos, los productores de flores no vendieron lo estimado y al final remataron  la docena a dos bolivianos. “Agosto, septiembre y octubre han trabajado los floricultores para Todos Santos. Infelizmente vino la crisis y se ha llegado a un extremo”, afirmó Morales.

El Valle Bajo se caracteriza por la producción de papa. Este tubérculo se ha encarecido en los mercados y la arroba se disparó hasta a 80 y 90 bolivianos lo que antes costaba 40 y 50.

Los bloqueos afectaron sobre todo al eje central de Bolivia.

Auguran mayor escasez y precios altos

“¿Qué pasaría si los bloqueos y movilizaciones se levantasen los siguientes días? ¿Se normalizará la producción, venta y precios de los alimentos? ¿Vamos a poder volver a la tranquilidad?”, se cuestiona Claudia Peredo, vecina de Tupuraya al norte de la ciudad.  

El coordinador de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Rolando Morales, responde a esta cuestión. Asegura que si bien la producción se va a normalizar, eso no implica que los precios bajen ni que ya no haya escasez.

Es el caso de la carne de pollo. Héctor Cordero Ticona,  presidente de la Federación Departamental de Productores Avícolas, explicó que la muerte masiva de pollos y polluelos se sentirá en menos de dos meses.

“No habrá pollo terminado porque no hay polluelos y las ponedoras se han comido entre sí. Esto se va a sentir más en las fiestas de fin de año. El precio se puede disparar aún más”, dijo Cordero.

El huevo es otro alimento en escasez y que se puede encarecer aún más porque las gallinas ponedoras están siendo sacrificadas. Antes del conflicto, el maple de 30 unidades -en Cochabamba- costaba entre 14 y 18 bolivianos, ahora supera los 18 y 25 bolivianos. En La Paz puede costar hasta 40 bolivianos.

Algo similar podría suceder con la cadena de los demás alimentos como la carne de cerdo y res, el pescado, las verduras (tomate sobre todo), las legumbres, tubérculos, frutas y otros.

De acuerdo a Morales, hasta fin de año se estimaba un crecimiento económico de Cochabamba de 2,3% y 2,5%; pero esta cifra tiene una tendencia a la caída y podría bordear el 1,5% y 2%.

Los productores también  expresaron  su preocupación por las  deudas contraídas con los bancos. Afirmaron que  el pago de sus cuotas ya vencieron y que están al borde de la crisis. 

90% de empresas paralizadas por falta de gas

El presidente interino de la Cámara Departamental de Industria, Marcelo Piérola, dijo que en los departamentos de Cochabamba, La Paz, El Alto y Oruro  hay más de 180 empresas paralizadas por la escasa provisión de gas natural. En la Llajta el 90% de las industrias ha detenido sus  operaciones y su producción.

“65 empresas cochabambinas se sienten afectadas. Son grandes y medianas. Han parado casi en su totalidad”, afirmó Piérola.

Las grandes empresas son la PIL, Coboce, Vidriolux, Copelme, Incerco y otros de diferentes rubros.

“La PIL compra 300 mil litros de leche cruda al día a 3.000 productores, pero ahora los productores no le entregan a la PIL porque no tienen gas para procesar la leche”, lamentó Piérola.

Manifestó  que se dejó de distribuir 290 mil raciones líquidas para el desayuno escolar lo que representa una afectación que supera los 6 millones de bolivianos.

El secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Trabajadores Fabriles, Mario Céspedes, precisó que en el departamento hay 78 sindicatos de trabajadores de grandes, pequeñas y medianas empresas que han paralizado operaciones golpeados por la reducción de gas, la falta de materia prima y mercados.

“No hay venta. La gente no está comprando nada debido a  la crisis por la que atraviesa el país. Llamamos a las autoridades a que busquen una solución para que lleguemos a la pacificación de Bolivia”, exhortó Céspedes.

El inicio del conflicto 

20 de octubre. Se realizaron las elecciones generales. Esa noche, la suspensión del conteo rápido del Tribunal Supremo Electoral (TSE) alertó a los ciudadanos y generó susceptibilidad.

21de octubre. Hubo un malestar generalizado por los resultados del TSE que daba una victoria en primera vuelta a la dupla Evo Morales-Álvaro García Linera. Se habló de un posible fraude y de varias irregularidades.

22 de octubre. Un grupo de activistas y vecinos quemaron las instalaciones del TSE en la ciudad de La Paz. Denunciaban la falta de credibilidad de los resultados y Santa Cruz empezó un bloqueo cívico que pedía el respeto al voto.   

24 de octubre. El ingeniero en sistemas Edgar Villegas denunció públicamente, a través de un medio de comunicación, que los resultados del TSE eran fraudulentos.

30 de octubre. Se reportó las dos primeras muertes en  Montero-Santa Cruz, por  enfrentamientos entre quienes rechazaban los resultados del TSE y los que defendían la victoria de Evo Morales.

10 de noviembre.  Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia  luego de que las FFAA le sugirieran dimitir del cargo. Horas después la OEA aseguró que hubo varias anomalías  en las elecciones del pasado 20 de octubre.

11 de noviembre. Desde entonces hasta la fecha, los grupos del MAS  no paran de movilizarse. Son violentos y destruyen bienes públicos y privados en represalia a la renuncia de Morales.

Sobre las  pérdidas 

  • Puentes La CAC realiza gestiones con el Ministerio de Desarrollo Productivo para obtener tarifas solidarias para el transporte aéreo de insumos para los pollos, cerdos y vacas.
  • Producción  Hasta septiembre, en Cochabamba los avicultores producían aproximadamente 1,8 millones de pollos al mes, pero actualmente esa cifra bajó más del 50%.
  • Cierre  La aguda crisis obligó al cierre del 30% de las granjas de pollos en Cochabamba. Las gallinas ponedoras son sacrificadas antes de tiempo por falta de alimento. 
  • Mercado  El principal mercado consumidor de Cochabamba es La Paz. Allí iba destinado, antes de los conflictos, la producción de pollo, papa, verduras y frutas.
  • Pocona  El municipio reportó cierre de varias granjas.
     
3
55