Juan Pablo II, la vía más caótica de El Alto por el comercio informal y falta de policías de tránsito

El congestionamiento vehicular obliga a los conductores incluso a rodear el aeropuerto para evadirlo. Vecinos deben caminar largos tramos o usar el teleférico.
sábado, 14 de diciembre de 2019 · 00:25

Wara Arteaga  / El Alto

Descubres  que el congestionamiento vehicular en la avenida Juan Pablo II de El Alto es dramático cuando el chofer  sube el pasaje de uno a dos bolivianos y cambia la ruta directa hasta Río Seco por una más larga (va por  Villa Adela  y rodea  el Aeropuerto) para escapar de las trancaderas. Los vecinos viven ese  colapso  en especial los jueves y domingo, cuando se realiza  la Feria 16 de Julio. 

Al promediar las 14:00 del jueves, una  vecina abordó uno de los pocos minibuses que se dirigía hacia Río Seco. Era la pasajera número 16 e iba de pie por la falta de espacio. “No hay auto. Si hubiera no estaría aquí parada”, dijo a modo de saludo y  de protesta. El escenario se repitió el domingo y el jueves anterior.

Los días que se desarrolla la Feria 16 de julio  ni los taxis quieren acercarse a la  Chacaltaya, los  conductores saben que ingresan a un congestionamiento   que puede durar hasta media hora. La situación depende de la vía y del carril, pero no de la hora. El caos vehicular se apodera también  de este sector  por la ausencia de los guardias de tránsito.

 El comercio informal es otra de las razones. El jueves 5 de diciembre -por ejemplo- en uno de los carriles de la Av.  Juan Pablo II que  va a la Ceja se instalaron vendedores de autos que ocuparon hasta tres filas.  Del otro lado de la carretera  se podía observar un escenario similar. Esto provocó  que los minibuses invadan carril y causen una  trancadera.

 Luego de varios minutos, el minibús rojo, en el que se transportaban 16 personas, dio media vuelta a la altura de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y retornó a  la Ceja. “Iré  por Villa Adela y llegaré a Río Seco, pero el pasaje será a dos bolivianos”, advirtió. Así cambió un viaje de 15 minutos por uno de   media hora.

Casi todos los pasajeros aceptaron el trato, pero otros pocos se propusieron sortear la trancadera caminando. 

Además de los autos  estacionados  en la avenida principal, los comerciantes con productos y autos ocupan todas las aceras. Ellos aprovechaban  el congestionamiento  y las caminatas de la gente. “Hay sandía, la  libra vale un  boliviano”, se podía leer en uno de los camiones.

En la Chacaltaya  se registra otra de las causas del caos vehicular en esa avenida.  La gente se para hasta la mitad del carril en busca de movilidad y los autos se estacionan hasta en seis filas. Ahí los choferes tienen un dilema: pasar el punto de congestionamiento o no recoger  pasajeros. 

“Acá no hay paso. La mejor   opción es el  Teleférico”, dijo una vecina. Entre las 16:00 y 17:00 de los días de feria, la cabinas de la línea Azul del Teleférico se llenan de pasajeros. Así arribaban hasta la  parada  en  la zona de Río Seco. “No hay auto”, comentó alarmada una de las usuarias.

  Varios de los pasajeros contaron que este trayecto del teleférico es el que más se detiene por minutos.   “Esta línea casi siempre se cuelga”, comentó uno de los pasajeros.

Hay  poco transporte público para dirigirse de Río Seco  o plaza La Paz hacia la Ceja y viceversa. Esto ocurre todos los jueves y domingos. Incluso en horarios  más arriba de las  21:30, la situación es casi similar.  

Desde hace casi un mes,   en las oficinas de la unidad de  Tránsito  de El Alto sólo hay montañas de escombros. Entre el 10 y 11 de diciembre, las instalaciones  fueron quemadas y saqueadas por varias  personas. La estación policial se encuentra en la avenida Juan Pablo II, a unos pasos de la Cruz Papal. 

En las noches de los días de feria,   los conductores de  vehículos  batallaban para ingresar a las calles de la feria  16 de Julio. Tienen la finalidad de   recoger a los comerciantes. Este hecho provoca otro congestionamiento vehicular.

  Varios vecinos piden  la intervención de las  autoridades ediles para evitar el caos  vehicular en este sector. Este medio intentó comunicarse con Fernando Flores, secretario municipal de Movilidad Urbana de la Alcaldía de El Alto, para saber las acciones que asume; pero no obtuvo respuesta  a las solicitudes.

Otras Noticias