Leyes se alista para recuperar la Alcaldía “gobernada por el MAS”

El alcalde electo, recientemente beneficiado con la detención domiciliaria, hizo duras acusaciones en contra de dos concejales de su partido.
lunes, 16 de diciembre de 2019 · 00:22

María Mena M.  /  Cochabamba

Cuando transcurrió casi un mes de que el alcalde electo de Cochabamba, José María Leyes, se beneficiara con la detención domiciliaria, hizo duras declaraciones contra dos concejales de su partido, el Movimiento Demócrata Social. Los acusó de aprovechar su ausencia para entregar la Alcaldía al Movimiento Al Socialismo (MAS) a cambio de favores. 

“No hay proceso penal que me impute por sobreprecio. Entonces, ¿qué vino después? (en referencia a su detención preventiva). El MAS toma la Alcaldía. Primero Karen Suárez fue quien la entregó. Creo que el actual alcalde interino (Iván Tellería) disimula un poco más que Karen, pero mantiene la lógica”, afirmó Leyes desde su domicilio, en la urbanización El Mirador.

Por 11 meses y 22 días, el alcalde permaneció con detención preventiva en el penal de San Antonio. Fue acusado de cometer irregularidades en la adquisición en el caso “mochilas escolares II”. Durante ese tiempo jamás habló de una traición  de los concejales de su partido. Sin embargo, ahora que se benefició con la detención domiciliaria brindó los detalles de tal acusación.

Estas denuncias surgen en medio de los conflictos al interior de los Demócratas.  El 10 de octubre -en época electoral- Leyes fue suspendido de la dirigencia y vicepresidencia de su partido hasta que demuestre su inocencia. La decisión fue anunciada por la  agrupación Bolivia Dice No (BDN), sigla con la que los Demócratas se aliaron con miras a las elecciones generales.

En ese contexto, Leyes, con una actitud más relajada, habló con Página Siete sobre  la situación de la Alcaldía y su pronta reincorporación a la silla edil.


El alcalde  fue detenido por los casos mochilas 1 y 2.
Foto:Archivo

Alcaldía “tomada por el MAS”

“Hoy, tanto el Concejo Municipal como la Alcaldía de Cochabamba están gobernados y loteados por el MAS”, sostuvo Leyes. 

Recordó que cuando la concejala demócrata Karen Suárez fue designada como alcaldesa interina -en mayo de 2018- depositó su confianza en ella porque era una mujer joven. Entonces -según dice- “creía” que tenía principios y convicciones. 

“Pero resultó ser todo lo contrario. Fue la primera en entregarle la Alcaldía al MAS, a las concejalas Rocío Molina y Celima Torrico. Fue la primera en complotar contra mí”, aseguró.

El 3 de abril de 2018, la denuncia de la concejala Rocío Molina (MAS) por la compra irregular de las mochilas y útiles escolares  derivó en la detención del alcalde electo de la Llajta. 

Suárez dejó el despacho edil el 28 de noviembre de 2018, luego que Leyes recuperara -por dos días- su libertad. Desde entonces  el demócrata Iván Tellería asumió interinamente el mando.

Pese a que ya no está tras las rejas, Leyes asegura que no se comunicó con Tellería ni mantiene contacto con ninguno de los concejales del municipio. 

Criticó la actitud pasiva de Torrico, Molina, Edwin Jiménez (Único) y Sergio Rodríguez (disidente del MAS) al no fiscalizar la gestión ni las obras. Mencionó el caso de la construcción ilegal de 8.000 casetas en los mercados de la ciudad y la baja ejecución presupuestaria que hasta octubre no llegó  al 50%.

“Hoy el objetivo de quienes están en la Alcaldía es beneficiarse. No les interesa el bien del municipio; por eso bajó la ejecución presupuestaria y no hay obras de envergadura”, afirmó Leyes.

Tellería, el alcalde interno, admitió que durante su gestión sintió “presión e injerencia” por los propios miembros de su bancada. Pero asegura que se debió al “vacío de liderazgo nato” que dejó Leyes al estar recluido. 

“En vez de generar una unión, eso puede generar varios liderazgos y la desunión”, aseguró.

Leyes, sobre su futuro retorno al cargo de alcalde, aseguró que una de sus primeras funciones  será la de verificar la situación del municipio y de los proyectos que dejó pendientes. No descarta “ajustes” internos en beneficio de la gestión municipal.
 

Datos  relevantes 

  • Concejales  El Concejo Municipal de Cochabamba está conformado por seis concejales de los Demócratas, cuatro del MAS y uno del frente Único.
  • Suspensión  Leyes aún se considera el vicepresidente de los Demócratas. Asegura que en los estatutos de su partido no figura el término de “suspensión” y  no le llegó ninguna carta o resolución sobre esa decisión de alejarlo de los Demócratas.
  • Judicial  Cuando Leyes salió de San Antonio, se contactó con la gobernadora interina Esther Soria y algunos dirigentes, pero no así con los miembros de su partido que gobiernan el municipio.
  • Elecciones  Descartó participar como candidato en las próximas elecciones generales. No recibió invitación de algún partido, ni está interesado en esa posibilidad, pero anticipó que los Demócratas “jugarán un rol importante” en los próximos comicios.
  • Candidatura  Considera que fue un error la candidatura de Óscar Ortiz por BDN. Dijo que debió retirarse en octubre para que se conforme un solo bloque opositor. 

Consecuencias en su salud y las represalias

“Estar en la cárcel fue una experiencia durísima. Compartía una celda de dos por dos metros. No tenía nada de privacidad ni comunicación con el exterior”, contó Leyes. Detalló que la reclusión en San Antonio le dejó secuelas en su salud y derivó en represalias contra 12 miembros de su familia.

Recordó las limitaciones que padeció, junto a los más de 500 internos, en ese penal. Debían compartir cinco baños o letrinas entre todos, convivía con personas con enfermedades terminales y era habitual servirse los alimentos o dormir en medio de chulupis y ratas.

“Los chulupis infestan la cárcel. Uno tiene que ponerse tapones a los oídos todas las noches para dormir, caso contrario se entran por allí”, dijo.

La autoridad edil  fue internado en un hospital en junio de 2018.
Foto: Opinión

En una ocasión, mientras tomaba una ducha, el agua “insalubre” le provocó una infección en ambos oídos y debido a la falta de atención médica oportuna  perdió el 20% de la audición izquierda. Además, durante el tiempo de reclusión perdió aproximadamente 20 kilos.

Un logro para José María  dentro del penal fue haberse hecho cargo de la oficina jurídica, lo que le permitió asesorar a los reclusos en sus procesos. Volvió a ejercer su profesión después de cuatro años, aunque afirma no cobró por sus servicios.

Lamentó que la “persecución” política del MAS en su contra haya derivado en represalias hacia 12 miembros de su familia, como su esposa, sus hijos, su madre y otros. Pese a todo el “mal” del que fue víctima, aseguró que no le desea toda  esa experiencia ni a su peor enemigo.

Ya en su domicilio, junto a su familia, aprecia de forma distinta varios detalles. Su segunda noche  fuera del penal salió  a su patio y observó con detenimiento y asombro el cielo. “La noche estaba clara y despejada. Entonces, me di cuenta que en un año no veía estrellas”, dijo.
 

  La receta viene de la familia de la esposa de la autoridad edil
  Chocolates, sustento de la familia  Leyes  

María Mena M. / Cochabamba

José María Leyes no recibe sueldo como alcalde de Cochabamba desde hace aproximadamente 20 meses. En ese tiempo se vio imposibilitado de ejercer su profesión de abogado u otro oficio, porque es incompatible mientras ocupe el cargo edil. 

Por ello, su esposa Ingrid sustenta económicamente a su hogar a través de su empresa de chocolates artesanales.

“Estuvimos viviendo de los pocos ahorros que teníamos. Gracias a Dios vivimos en la casa de mi suegra y no pagamos alquiler. Eso es un gran alivio”, afirmó José María Leyes.

                          
Ingrid  prepara los chocolates y Jose María la ayuda.

En la mesa principal de la cocina en su domicilio se observa una variedad de recipientes con chocolates artesanales. Los hay de toda variedad y con decoraciones muy atractivas y delicadas.

Ingrid prepara las golosinas, mientras que José María le ayuda en todo lo que se requiere.

Lekker es la marca de chocolates artesanales de propiedad de la familia Leyes, que ya está posicionado en el mercado desde 1997. “Son deliciosos para contemplar, un placer para el tacto, una maravilla para el olfato y una satisfacción para el paladar”, se lee en la descripción de los chocolates.

“Mi esposa es la que genera ingresos con la fábrica artesanal de chocolates que se los hace en la misma casa. Ella  los elabora sin ninguna ayuda. Eso nos está ayudando a subsistir. Gracias a Dios nos va bien, aunque no tenemos ningún trabajador. La receta es de su abuela y  ya tiene mercado, hay una clientela con la que nos permite pagar la comida de la mesa”, afirmó Leyes.

Estas golosinas vienen en distintas variedades para todo gusto. Hay trufas, pralinés, nougats y otros. Por las fiestas de fin de año, Lekker ofrece presentaciones especiales con un decorado temático.
 

 

76
22