Un niño Jesús, regalo especial para los que quieren ser papás

Según las feriantes, otra de las tradiciones es darle obsequios - como trajes nuevos o animales para el pesebre- al hijo de Dios. Ofrecen variedad de ropa y accesorios.
miércoles, 18 de diciembre de 2019 · 00:04

Luis Escobar  / La Paz

En Navidad regalar un niño Jesús a una pareja recién casada o que espera un bebé   es  una forma de desear  buena suerte y prosperidad  a esa nueva familia. Según las artesanas,  otra de las  tradiciones es dar obsequios -como animales para el  pesebre o ropa- al  hijo de  Dios. 
 

“Por lo general, los padres o suegros dan estos obsequios a sus hijos recién casados o a las parejas que  están esperando un bebé”, sostuvo   Carmen Morales, una de las comerciantes de la feria navideña del Parque Urbano Central (PUC)

De acuerdo con  la vendedora, los niños Jesús no  son objetos  para  ganar dinero o para el comercio.   “Siempre les digo a mis caseros  no decir que comprará un niño Jesús, sino pedir un intercambio  a los artesanos. La gente no sabe  y pregunta  el precio. Lo más correcto es decir: ¿A cuánto es el cambio?”, explicó.

Amanda Crespo, otra de las comerciantes de la feria navideña de La Paz, sostuvo que no se  debe dejar a los Manuelitos  en un cajón, siempre deben recibir en Noche Nueva.   “Si uno no  se quedará en  Navidad en su casa,  debe llevar consigo su Niño y hacerlo nacer a la medianoche.   Si un Jesusito es olvidado, puede pasar algo malo. Hay que tener mucho cuidado”, aseguró. 

Teresa F.,  otra de las vendedoras,  aseguró que al Niño siempre hay que darle un obsequio  en Navidad, porque es su cumpleaños.  “Todos  deben recibir un regalo. Unas familias les cambian de  ropa y otras les compran más animales para el pesebre”, dijo.

 Niños traviesos

Una vez, una mujer guardó a un Niño Jesús y su nacimiento en una caja, pero  al año siguiente la escultura  desapareció, contó la artesana Damiana de Pinto. Entonces, la comerciante le dijo a la dueña:  “Usted no debe tratar bien al Niño y por eso se fue”.

La artesana también recordó la historia de una mujer que  un año no compró ropa para el niño Jesús. En ocasión, la vela se cayó y el nacimiento se incendió.   “La imagen del Niño se quemó la mitad del rostro. Meses después uno de sus familiares tuvo un accidente y se quemó la mitad del rostro ”, sostuvo.

La comerciante también  narró una historia personal. “Cuando mi hijo tenía siete años - la feria se instalaba en San Francisco- me pidió comprar  foquitos para  mi nacimiento. Le respondí que no.  Ese año no vendí nada.  Pasado el Año Nuevo fui a pedir perdón a mi Niño y en Reyes ya vendí casi todo”, afirmó.

Eva de Pérez, otra de las feriantes,  contó  que vende toda la indumentaria y ajuar para el Niño  Jesús:  batas y ropones, colchones, sandalias, ropa interior  y  coronas.  “Soy artesana.  No es fácil confeccionar los trajes. No es sencillo. Para elegir los  diseños, casi siempre me sueño con el Niño Jesús”, afirmó.

 

Otras Noticias