Hocico de cerdo, el plato exótico que augura un repunte en 2020

Las vendedoras afirman que la costilla, la chuleta y la rabadilla son las mejores presas para cocinar el tradicional lechón. El kilo varía entre Bs 22 y 26.
lunes, 30 de diciembre de 2019 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

“No has escuchado casera, la cabeza de cerdo es un plato exótico que muchos prefieren en Año Nuevo, no solo por el sabor, sino porque te augura superación en el trabajo, en la familia y en la vida personal”, aseguró ayer  Nancy Mamani.

La mujer recordó que desde que  tiene uso de razón vende cabeza de cerdo en la calle Incachaca, de la zona 14 de septiembre, y desde entonces, la gente siempre busca esa presa en esta época del año. “Antes la gente conocía más esta tradición, ahora son menos, pero los que la conocen, saben que comer esta presa es presagio de un buen año.

Acotó que incluso, muchos  sólo buscan el hocico,  porque “según las costumbres, el hocico siempre saca la tierra hacia arriba, por eso uno siempre sale adelante, avanza en sus metas”.

Los clientes saben de esa cábala. “Yo no conocía de ese presagio, pero el año pasado mi suegra me ha contado su secreto, lo comí y gracias a Dios todo el año me ha ido muy bien”, relata  Elvira Ramos, quien ayer hizo sus compras en esa calle, donde usualmente se vende carne de cerdo.

 De acuerdo con otra de las caseritas, Martha , el hocico se puede comer en una infinidad de platos, aunque principalmente en la huarjata (un trozo de la cabeza de cerdo cocido sobre arroz, papa y chuño. Encima un poco de ají).

  También se coloca en el horno como parte del tradicional lechón. “Algunos incluso mezclan la carne de chancho con la cabeza para el fricasé”, remarcó.

El costo de la cabeza de cerdo varía,   entre 30 y 50 bolivianos, todo depende del tamaño. Se puede encontrar también en la calle Munaypata.

 Según la secretaria general de la Asociación de Artículos en Primera Necesidad de la calle Munaypata, Olga Butron, es costumbre de la gente despedir el año viejo y recibir al Año Nuevo, con un plato que contenga carne de cerdo.  

“La gente comúnmente lleva costilla, chuleta y rabadilla para cocinar el tradicional lechón”, destacó al indicar que el kilo vale 22 y de costilla 26.

 

Verificar la carne

  • Sello  Si la carne de cerdo lleva el sello del matadero autorizado y de  la intendencia municipal, lo que significa que pasó por un proceso de análisis, el cual garantiza que es apto para el consumo.
  •  Certificación  Si el puesto de venta cuenta con una autorización significa que la vendedora pasó el  curso de inocuidad alimentaria.
  • Carnet  La vendedora debe tener el carnet de manipulación  sanitaria. Además de indumentaria adecuada:  mandil, barbijo, boina y guantes.
  • Denuncia   En las carpas municipales o  a la línea gratuita 800-140217.
8
2