Aceleran obras en San Jorge Kantutani por situación crítica

Pese a la época de lluvias, funcionarios construyen pilotes y muros pantalla para estabilizar el sector. Los trabajos concluirán en mayo del año 2020.
jueves, 05 de diciembre de 2019 · 00:04

Luis Escóbar  / La Paz

Pese a la época de lluvias, la Alcaldía de La Paz acelera   los trabajos de estabilización en el área del deslizamiento San Jorge–Kantutani  “por las condiciones críticas del lugar”, informó  ayer el secretario municipal  de Gestión Integral de Riesgos (Smgir), Vladimir Toro. Según el funcionario, la comuna tiene previsto concluir  los trabajos hasta marzo del  año 2020. Indicó que  la habilitación de la vía demorará otros dos meses adicionales.

“No se  paralizarán  las obras (de estabilización en San Jorge - Kantutani) porque las condiciones son críticas en el lugar. En cambio se están dando mayores frentes a la empresa para generar refuerzos en el área”, dijo  Toro. 

En abril, un deslizamiento colapsó  más de 60 viviendas e interrumpió el tráfico vehicular por la avenida Libertad y el funcionamiento de uno de los puentes Trillizos, además causó el cierre de un carril de la avenida Costanera.  Este hecho se produjo porque las casas fueron construidas encima de un exbotadero municipal y por la  falta de sistemas de alcantarillado de algunas casas. 

“La condición del área sigue siendo crítica y eso explicamos a los vecinos. Cuando se concluya la obra ya se resolverá todo el tema y se determinará qué viviendas se  quedarán  o cuáles  estarán  estabilizadas. Incluso la misma obra puede generar algún problema, por eso mantenemos el criterio de área roja y verde en el sector”, agregó el técnico edil.

Ante esta emergencia, el gobierno municipal de La Paz comenzó el trabajo en dos frentes. El primero  se encarga de  la estabilización de la zona con la construcción de 130 pilotes y muros pantalla. 

Los pilotes son pilares circulares que se construyen desde la parte baja del deslizamiento y van subiendo hasta donde  se encontraba  la antigua vía. Estos pilotes estarán unidos entre sí por muros tipo pantalla.

“Estamos con una avance del 25% en el tema de estabilización. De  130 pilotes, 30 ya fueron vaciados y  proyectamos  que en el transcurso de las siguientes dos semanas estarán otros 20 listos”, añadió Toro. 

Según el funcionario, ya comenzó la unión de los pilotes con la construcción de muros pantalla  que son parte de la estructura de contención. 

Se avanzó en un 60% en la captación de aguas subterráneas y para  eso  se construyó una bovedilla al pie del deslizamiento. Para prevenir emergencias en la época de lluvias, desplazaron una membrana plástica y de esa manera se evitará  que el terreno se vuelva húmedo por las lluvias. Se instaló además  un nuevo sistema de alcantarillado para los vecinos y se dispusieron tubos para captar aguas pluviales o de lluvia en todo el sector.  

En la parte baja se lleva adelante el segundo frente de trabajo con la construcción de la bóveda del río Cotahuma, que hasta  la fecha tiene un 15% de avance. “Ya se hizo dos tramos en el nivel de la avenida Kantutani como en la parte alta, por la avenida 14 de Septiembre. En estos sectores vamos a controlar las aguas”, puntualizó Toro.

De forma paralela, maquinaria municipal está acumulando al sector miles de toneladas de tierra y arcilla  que una vez concluidos los pilotes y muros pantalla  permitirán subir el nivel del suelo hasta el de la avenida Libertador. Las obras de estabilización concluirán en mayo del siguiente año. Después, la Alcaldía tendrá otros dos meses más para habilitar la avenida y el funcionamiento del puente Kantutani, uno de los trillizos que  se cerró tras el deslizamiento.

“Mantenemos el criterio de franja roja (de alto riesgo) y franja verde, por las grietas que se presentan y donde se pueden registrar  derrumbes o movimientos como ocurrió  el anterior mes. Mientras no esté concluida la obra, estos sectores están vulnerables y la idea del proyecto es resolver el problema”, precisó. 

Para la construcción de estos trabajos,  el gobierno municipal tiene prevista una inversión de 68 millones de bolivianos. Estos recursos provienen de los bonos municipales y créditos, porque estos montos  no se pueden cubrir  con el POA vecinal.

 

 

20
1

Otras Noticias