“Atendimos a militares y personas que ahora ocupan altos cargos”

domingo, 08 de diciembre de 2019 · 00:03

Verónica Zapana S.  / La Paz 

El segundo jefe de la Misión de Cuba en Bolivia, Erick Valdés,   explica  que la Clínica El Colaborador de  Achumani –intervenida la anterior semana por autoridades policiales, la Fiscalía y  por los ministerios de Gobierno y  de Salud– es de propiedad de Cuba. Asegura que  tienen todos los papeles en orden.

¿Desde cuándo funcionaba esta clínica y  con qué  recursos?

Desde 2006 y funcionaba con recursos de Cuba. Cuba compró  primero la propiedad y luego se hizo la ampliación.

¿A quiénes atendían en la  clínica El Colaborador?

Esa clínica era  esencialmente para atender a los colaboradores cubanos, pero eso  no significa que estaría  con los brazos cruzados y, si era necesario, se atendía a algún amigo boliviano,  a cualquiera que nos lo pedía.

¿A qué amigos bolivianos se refiere?

Muchos amigos que  tenemos en Bolivia, muchos militares y sus familiares que hoy  ocupan altos cargos,  incluso algunas personas  son autoridades. No hablaremos de eso porque no es ético ni (diremos)  a quién se operó. Eso es algo privado, pero se atendieron a muchos.

¿Se cobraba por la atención?

No. Nunca cobramos por la salud en ninguna parte de Bolivia. Los 729 mil bolivianos que se operaron de la vista  a través de la Operación Milagro no pagaron  un centavo.

¿Es cierta la denuncia del ministro de Salud,  Aníbal Cruz, quien aseguró que, de las 702 personas de la brigada médica, sólo 220 eran médicos?

No. Él está sacando mal las cuentas. Él está hablando de especialistas, pero hay muchos más profesionales, por ejemplo no se considera doctor en Medicina a una persona que hace la ecografía o rayos X. Es verdad que la brigada médica cubana tenía apoyo logístico,  como  algunos cocineros y  choferes. Creo que no llegaba ni al 10% de la brigada. Llegamos a tener aquí cerca 3.000 colaboradores cubanos, entre ingenieros que hicieron plantas, médicos que realizaron  distintos trabajos en algunas épocas. Después (debido a que) se fueron graduando los bolivianos en Cuba,  los que tenían becas gratuitas, la misión médica fue disminuyendo porque   retornaba la misión médica boliviana.

Se habla de  que el gobierno del MAS entregó vehículos a los médicos cubanos.

Yo creo que hay que ponerse de acuerdo y no hablar tanto.  Cualquier país puede querer los servicios médicos cubanos y otros, no. Pero cuando hay un acuerdo firmado  entre gobiernos lo primero que se debe hacer es rescindir (del acuerdo)  de forma legal y no hablar y hablar.

¿El actual gobierno indicó que los médicos no sólo  llegaron  para dar  atención médica, sino también realizan política?

Si nosotros hubiéramos  hecho política, a lo mejor hubieran pasado muchas cosas en este país. Los médicos hacen salud, por eso creo  que ese dicho no tiene ningún sentido. Los médicos también piensan en Bolivia como es natural, pero  nosotros hacemos  política en Cuba, no aquí.

Se denunció que los médicos cubanos que cometían mala praxis retornaban a su país sin ser procesados en Bolivia

Eso no es cierto.

¿El Ministro de Salud informó  que aún hay médicos cubanos en Bolivia?

Sí, es cierto. Son médicos y cubanos, pero no son  de la brigada médica. Algunos  se casaron con bolivianos y esas familias están en Bolivia. Los  702 que eran parte  de la brigada médica se fueron.

¿Qué opina  respecto a  la solicitud de que todos los equipos de las clínicas o centros donde atendían los cubanos se entreguen  a hospitales públicos de La Paz?

Hicimos muchos donativos. El primero que hizo Cuba fue en el año 1985, cuando no existía  el gobierno de Evo Morales, se entregaron  cuatro centros de terapia intensiva  infantil. Eso me lo dijo una amiga periodista. Cuba también donó 13 centros de operación oftalmológica. Fueron muchos equipos comprados y donados por  Cuba. 

Hasta el año  2003, Cuba comenzó a dar una colaboración médica que se inició  antes de Evo Morales. (…) La primera brigada que llegó aquí fue durante el gobierno de Goni y vino  ante un desastre que se registró en Bolivia.

Ahora, es verdad que con el gobierno del MAS se incrementó esa ayuda y llegaron hasta 3.000 médicos cubanos, pero en este último tiempo  arribaron  702. Es un sacrificio para Cuba porque la gente deja a sus  familias y se alejan  por dos años a cambio de colaborar. No es fácil.

¿Desde entonces Bolivia pagaba todo: alimentación, vivienda y pasajes,  entre otros? 

Hasta el año 2013, Cuba pagaba todo, hasta el chárter que traía a los médicos. Era mucho dinero, Pero, a partir de esa época se firmó un convenio con el anterior gobierno, que está vigente y  todavía  no está rescindido con el Gobierno boliviano.

¿Cuánto era el sueldo de los médicos?

No lo sé, yo soy un diplomático, pero hay un convenio que está firmado y ahí dice todo. 

¿A través del convenio cuánto pagaba Bolivia por la brigada?

No le puedo decir, está dentro del convenio. Eso sí,  no se pagaba a Cuba, sino que se pagaba por la estancia de los cubanos. Porque son personas que tienen que cenar y comer y necesitan un techo para vivir. Y se hacía eso con ese dinero. Imagínese hablamos  de 700 personas que estaban en los nueve departamentos, en muchos lugares iban a ferias de salud  y tenían que pagar pasajes enteros. Cuba no gana ni un centavo por esa colaboración. Nosotros perdíamos porque ellos podrían estar en Cuba como o en otro lugar donde Cuba  podría  ganar dinero como Qatar, Arabia Saudita y Sudáfrica entre otros. Cuba tiene convenio con 67 países del mundo, algunos pagan.

¿Pero usted dice que el convenio sigue vigente?

Sí y eso hay que denunciarlo porque eso es serio. En un Estado de derecho, uno firma un acuerdo y después debe decir: no quiero esto, pero debe hacerlo seriamente.

¿Los médicos cubanos podrían retornar a cumplir el convenio?

Si lo piden, podríamos discutir ese tema. 

11
114

Otras Noticias