Maternidad: evacuan a 10 bebés a hospitales de segundo nivel

Según la Gobernación cruceña, junto con el municipio cruceño se aplicó un sistema de emergencia para el cuidado de los niños y para evitar el hacinamiento.
viernes, 22 de febrero de 2019 · 00:20

María Carballo / La Paz

 Diez  niños fueron trasladados de la Maternidad Percy Boland de la ciudad de  Santa Cruz  a hospitales de segundo nivel debido a la falta de espacio y  las condiciones que atraviesa este  centro hospitalario.

 El anuncio fue realizado por el secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, quien explicó que la crisis por hacinamiento que se vive en el Percy Boland llegó al extremo de que los trabajadores de salud no dejaron que las autoridades departamentales  inicien las diligencias para habilitar cinco incubadoras y tres servocunas, al considerar  que se trataría de una solución parche para este servicio.

“Hoy (ayer) hemos trabajado con la Alcaldía  y hemos retirado ya cerca de 10 niños. Los hemos llevado a hospitales de segundo nivel para que reciban la atención necesaria”, explicó  Urenda a Página Siete.

La autoridad dijo  que la atención para  los pequeños “está garantizada”, ya que los diez bebés  necesitan terapia intermedia  y los nosocomios del segundo nivel  tienen este servicio. 

Urenda detalló que se instruyó la activación del sistema de referencia y contrarreferencia, que funciona a través del Centro Regional de Urgencia y Emergencia Departamentales (CRUDE) para que los pacientes que no precisen respiradores ni terapia intensiva sean atendidos en el segundo nivel.

“De esa forma estamos trabajando y seguiremos trabajando con la Alcaldía. Estamos esperando la visita del Ministerio de Salud para coordinar (otras acciones)”, señaló.

Urenda reiteró que la Gobernación cruceña no firmará el convenio que pide el Gobierno para que se aplique el Sistema Único de Salud (SUS) en esa región  mientras las autoridades no estén dispuestas a modificar las condiciones del proyecto. 

El director de la maternidad cruceña, Fernando Urquizu, dijo  que el sistema de salud en todo el departamento debe ser modificado y que la crisis de la maternidad cruceña  se extiende a otros centros de salud.

“El problema no sólo es el hacinamiento de los niños. Es cierto que a los bebitos ya no se los puede poner en sillones, pero todo el sistema de salud tiene que ser completamente modificado”, afirmó a este medio.

Los trabajadores del centro materno cumplieron un paro de 72 horas en protesta por el hacinamiento del lugar y la falta de condiciones para los pacientes.

 El ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (SIRMES) en Santa Cruz, Juan Carlos Burgos,  contó a Página Siete  la “cruda realidad” de este hospital. “Estamos protestando por el hacinamiento en que están los niños,  los recién nacidos. En cada cuna debería estar un niño, un bebé, pero estamos poniendo hasta cuatro niños por cuna. El resto se los está acomodando en mesones, mesas y  en los sillones”, dijo.