Bloque de oncología del Hospital de Clínicas se usa como sala de té

El Bloque Inti, que financió el material para la construcción del lugar, siente frustración porque no se utiliza la unidad. Pacientes piden que se habilite el espacio.
miércoles, 27 de febrero de 2019 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

El bloque de oncología del Hospital de Clínicas de La Paz fue entregado   hace  cinco años para atender a los pacientes con cáncer, pero desde esa fecha  el espacio está cerrado.  Miembros de la Agrupación  Bloque Inti denuncian que la infraestructura  es usada como sala de té de los médicos, incluso en el lugar se instaló  un frigobar.

“   No puede ser que  no den uso  a este espacio que fue construido para  atender a los pacientes y sólo se utilice este lugar   como una sala de té de los doctores”, dijo  el presidente de la Agrupación Bloque Inti, Ramiro Durán. Aseguró que  este edificio de tres pisos fue construido  para beneficiar a los pacientes y no a los galenos.

Duran contó que hace dos semanas fue convocado por la jefa del área de  Infectología, Dolores Mayta, quien  solicitó la colaboración de la  agrupación   para construir  una unidad para los pacientes de esa especialidad.

   A raíz de esa convocatoria se reunió con el administrador y la jefa de la Unidad de Transparencia  Hospital. “Cuando entablamos la reunión, les dije  que ese edificio no funciona y que deberíamos usarlo”, explicó. 

  Relató que fue entonces que decidieron entrar a ese espacio con la jefa de la Unidad de Transparencia y  el administrador del nosocomio. “Ahí descubrimos que los ambientes estaban cerrados. Pero al abrir observamos que el personal médico  había amoblado el lugar  con un  living, comedor, sala de té, microondas y televisores”, lamentó Durán.

Este medio intentó ingresar ayer  a este espacio, pero  un  médico que ingresaba al lugar dijo que “no se puede pasar” y que se requiere un permiso de dirección. Pese a ello, se insistió con averiguar cómo  se utiliza este lugar, pero el galeno dijo que no explicará nada.  “Porque podría tener problemas”.

El edificio, ubicado en la parte trasera  a la Unidad de Emergencias, fue entregado el 24 de  abril de  2014. A la ceremonia  asistieron  autoridades de la  Gobernación, el  Servicio Departamental de Salud (SEDES) y socios benefactores de la organización.

Entonces estaba previsto que en el primer piso se realicen cirugías menores  y en el segundo y tercer piso se habiliten camas para internación de pacientes  varones y  mujeres, respectivamente. Pero,  hasta la fecha  el edificio no fue estrenado.

“Me duele ver ese despilfarro, duele que ese espacio que pensamos que serviría para  los pacientes con cáncer,  sólo sirva a los médicos”, dijo Durán. Explicó que  la construcción de ese edificio  no tuvo un costo “porque fue edificado por una empresa constructora que donó la mano de obra, ya que  la  mamá  del dueño falleció con cáncer”, eso  sí, se invirtió en  el material con cerca de  55.000 dólares. “Lo trabajamos con material de primera”, dijo. 

Página Siete visitó el lugar  y  evidenció  que  en el primer piso, donde debía funcionar el quirófano, se  habilitaron al menos cuatro camas para varones. Al resto de los espacios no se pudo ingresar, por falta de permiso.

Una de las funcionarias de la unidad de oncología contó que sólo se utiliza  la planta baja. “Todo lo demás está cerrado, porque no funciona, está mal construido”.

Según  la presidenta de la Asociación de Pacientes con Cáncer del Hospital de Clínicas, Rosario Calle,  los  ambientes de este bloque siempre están cerrados. “La única vez que ingresé, - fue como hace un año o un poco más- ahí vimos que el segundo piso estaba usado como un depósito, porque estaban colchones y cajas almacenadas, y en el tercer piso se instaló  el living y una mesa”.

Calle lamentó que ese espacio no haya sido construido adecuadamente. “A nosotros nos indicaron que  se necesita ascensor o rampa para  habilitar el espacio como sala de internación. Pero al ver eso por lo menos deberían abrir ese espacio como consultorios”, complementó.

Dijo que quizá se podría trabajar en un diseño para habilitar un albergue o dar otra utilidad a este espacio. “Pero es necesario que se abra”, indicó.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

45