Denuncian a dos guardias por agredir a niño; Alcaldía lo niega

La madre del menor presentó una denuncia ante el Ministerio Público, instancia que verá si se abre o no una investigación del caso.
miércoles, 06 de febrero de 2019 · 00:42

Pamela Pomacahua  / La Paz

La madre de un menor de 13 años presentó una denuncia ante el Ministerio Público contra dos guardias municipales -dependientes de la Alcaldía de La Paz- por agredir a su hijo. Sin embargo, la municipalidad rechazó tal versión. 

“El menor habría manifestado que fue víctima de violencia por parte de los guardias municipales, quienes lo habrían empujado con el bastón que trabajan (los funcionarios ediles)”, informó la directora departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de La Paz,  Karina Figueroa.

La denuncia fue realizada por la madre del vendedor por el delito de  agresión física. La víctima fue al Instituto de Investigaciones  Forenses (IDIF) para que le realicen una valoración médica y psicológica. El informe que emita la entidad pasará al Ministerio Público, que decidirá si inicia un proceso e investigación. 

El niño contó que vendía tunas en una carretilla en la calle Almirante Grau, frente a la Caja Nacional de Salud. Los guardias, según el relato,  le advirtieron  con decomisar sus frutas si no se retiraba. “Si te encuentro una vez más, te voy a quitar todo”, le dijo uno de ellos, según contó. El otro guardia le advirtió -siempre según el denunciante-: “No te quiero ver aquí”. El niño contó que es la primera vez que vive este tipo de incidente.

Las fotografías de este encuentro fueron difundidas en las redes sociales. A través de ellas, la directora de la FELCV se enteró del caso, y ordenó la búsqueda del vendedor para su “rescate”.

El secretario municipal de Seguridad Ciudadana,   José Luis Ramallo, aclaró que no hubo maltrato verbal, físico ni psicológico como se divulgó por redes sociales.

La autoridad  explicó que los guardias municipales cumplían sus funciones en la calle Almirante Grau, cuando vieron al niño vendiendo tunas. Le pidieron que se reubique en un lugar menos transitable para no perjudicar a los transeúntes y vehículos. En ese momento, una mujer se presentó y se opuso a que el menor fuera reubicado. Ramallo comentó que, según el reporte de los funcionarios, “la señora empezó a decir que no somos dueños de las calles e hizo que la gente se aglomerara en el sector, no dejó avanzar al niño y eso hizo pensar a la gente que nosotros lo estábamos reteniendo”.

Fue esta situación tensa que provocó que el niño se asuste y “lagrimee”, afirmó Ramallo, y explicó que, según el reporte de los funcionarios, a la señora se le explicó, pero sin éxito, que ameritaba que el vendedor se reubique en otro lugar.

 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

55
27

Otras Noticias