¿De quién es la calle? Gremiales rechazan ley de aceras paceñas

Además de transeúntes, las aceras albergan a cientos de comerciantes del sector formal e informal de La Paz que trabajan de estos espacios públicos.
lunes, 11 de marzo de 2019 · 00:04

Leny Chuquimia /  La Paz

Los gremiales paceños anuncian movilizaciones para exigir la anulación de la Ley Municipal  de Aceras, que fue  aprobada en grande por  el Concejo Municipal en diciembre pasado. Los comerciantes aseguran que la norma, que establece una responsabilidad compartida para el mantenimiento y cuidado  de estos espacios públicos, afecta a su  fuente de trabajo.

 “Hay  un rechazo contundente a esta ley  de construcción y mantenimiento de aceras. En ningún momento se ha socializado con nosotros que estamos asentados en las aceras de varias zonas de la ciudad. La norma nos   perjudicará, por eso  vamos a salir a las calles a protestar”, dijo el dirigente  de la Federación de Gremiales de La Paz, Óscar Aranda.

Los transeúntes señalan que estos espacios necesitan orden porque no se puede caminar por ellos,  ya sea porque están llenos de    comerciantes, porque las construcciones dejan obstáculos    o porque están llenos de baches.

 Los transportistas también se quejan, pues  el desorden o el mal estado de las aceras hace que peatones y comerciantes invadan la calzada y generen riesgo. 

 ¿De quién son las calles? 

“Es difícil andar por aquí, todos se creen dueños de la calle”, señala Esvenka S., vecina de la zona El Rosario, uno de los sectores  conflictivos de la ciudad. “Las aceras están llenas de las mercaderías de las tiendas o de vendedores en puestos  o en carritos. Y si vas por las calles de arriba además verás que  están llenas de huecos donde la gente siempre se tropieza y se cae. Nadie pone orden”.  

        Todos los días va y regresa  por la calle Illampu como si andara por un campo minado. Es una más de los cientos de peatones, vendedores, compradores, ambulantes, transportistas, estudiantes  y oficinistas -entre muchos otros-   que a diario sobreviven a empujones  a una pugna  por un pequeño espacio.

Consultado  sobre este problema que se repite en varios puntos de la ciudad, el concejal Jorge Silva, del MAS,   señala que  todos  tienen derecho al espacio público. La concejala Kathia Salazar, de Sol.bo, coincide pero añade que al ser un bien común también todos tenemos la responsabilidad  de su orden, cuidado y mantenimiento.

 Para  José Romero, asesor jurídico de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) -institución que es parte del Observatorio  La Paz Como Vamos-, la vía es de todos y a la vez es de nadie. “La calle se ha convertido en el lugar donde sobrevive el que tiene más fuerza”.

 Según datos de la Dirección Municipal de Mercados, en La Paz  hay 31.904 gremiales registrados en vías públicas. Sin embargo, esta cifra no abarca a los vendedores informales, esos que no tienen un permiso o un registro pero que se asientan en las calles.

Un estudio de 2011 de la CNC señala que sólo en el centro de la ciudad hay 60.000 vendedores que hacen uso del espacio público y que viven en la informalidad. “El sector informal no existe en las estadísticas y por lo tanto tampoco para las políticas publicas”, dice Romero.

Explica que  desde la década de los años  50 hay un gran movimiento de gente que deja el  campo para ir a la  ciudad en busca de mejores condiciones de vida. Salen  con sueños que muchas veces se ven truncados y que acaban siendo absorbidos  por la informalidad y que engrosan las filas de comerciantes que deben sobrevivir de la calle.     

 Señala que  para convivir en armonía es necesario un consenso entre todos los actores que son parte del espacio público. “Pero la solución de fondo está en crear condiciones para que dejen la calle y accedan a fuentes laborales”, asegura Romero.

“La norma no afectará al sector gremial”

La  ley de aceras está provocando rechazo, ¿por qué?

No hay motivo alguno. No se le está recargando a nadie la responsabilidad del trabajo de las aceras. Se  está pidiendo a (vecinos y gremiales) una participación conjunta y un cuidado compartido. 

No sé y me gustaría  que el sector gremial nos haga llegar puntualmente cuáles son las observaciones que tienen a la norma. Todavía la ley está para revisión y por aprobarse en detalle y sería fantástico que en lugar de marchar  -que no nos dice nada- nos puedan hacer llegar un documento lo  antes posible.

¿Hay algún artículo que mencione específicamente a los gremialistas y comerciantes?

 Sólo se menciona el cuidado y la limpieza, como ejemplo. Revisando en mi cabeza no hay ninguna tarea que se les esté recargando. Simplemente se pide que asuman la responsabilidad de limpieza y orden. A veces realmente invadimos las aceras sin que quede ningún espacio para el peatón y eso tiene que cambiar y mejorar.

¿Se afectará de alguna manera  a las medidas de los puestos  o a la restricción de las ubicaciones?

No se está cambiando nada, no se ha tocado absolutamente nada. Esos aspectos están iguales. 

¿De quién es la responsabilidad de las aceras? 

Las aceras son del municipio,  por eso son un bien de la comunidad, de ahí que siempre surge esta interrogante. Vivimos en la ciudad de una manera muy especial con muchas concesiones de apoyo al transporte, a los propios gremialistas y a otros, pero son  aspectos que empiezan  a afectar a todos. Ciertamente se tiene  que marcar y asumir tareas.   

Personalmente he vivido en las calles trabajando con los gremialistas para el proceso de transformación de la Pérez Velasco y el  mercado Lanza. Hemos visto que se puede trabajar juntos entendiendo que la ciudad es de todos, que no podemos poner al rincón a unos  u otros. Se trata de aprender a vivir con responsabilidades asumidas.

Los puestos tienen dimensiones que no son cumplidas.

“La ley fue construida sin consenso con gremiales”

  Los gremiales han anunciado una marcha en rechazo al proyecto de la ley de aceras.  ¿Cual es el problema?

Lo que pasa es que  no hay un proceso de construcción de normas municipales con los actores sociales. De la noche a la mañana nos sorprenden con leyes que  la población no  conoce y eso causa susceptibilidad.  Por eso  tenemos más de 300 leyes en el Concejo que son un saludo a la bandera y que no se aplican porque son construcciones arbitrarias de la bancada mayoritaria de SOL.bo.

  ¿Cómo  afecta esta ley a los comerciantes?

 Podría afectarles porque   están asentados en varias aceras de nuestra ciudad, porque este es su espacio para subsistir.  Hubo un crecimiento desordenado en este  sector. Adicionalmente hay gente que se cree dueña de las aceras y  es algo ilegal, porque las aceras pertenecen no al propietario sino a toda la población y con esta ley se podría afectar a los intereses económicos de toda esa población que piensa que la acera es suya. Sabemos que hay gremiales que transfieren su puesto a familiares u otros, es un tema social y económico que puede generar este tipo de reacciones.

  ¿Qué pasa con el derecho del ciudadano común o peatón a transitar por esas aceras de forma segura? muchos deben bajar a la calzada, es un riesgo.

Sí, es el resultado de una pésima gestión de los últimos 20 años, donde el transporte y el comercio informal han crecido de forma muy desordenada y en algunos casos abusiva y desorganizada. Pero hay que ver que también se da  en complicidad con la Alcaldía  que es la que da el permiso a estos vendedores atentando al derecho de todos los ciudadanos. 

No se ha respondido a ninguna política de urbanismo y a la larga es un  problema difícil de responder. Ahora mismo, atrévanse a mover a los gremiales de las aceras y vamos a tener una revolución. Pero tampoco podemos dejar a los comerciantes  de lado porque  también son ciudadanos.

Los establecimientos económicos también usan las calles para ampliar sus negocios.

La Ley de  Aceras

  • Aceras La norma fue aprobada en grande en diciembre de 2018. Se espera que en las próximas semanas sea agendada para su tratamiento y revisión en detalle. 
  • Inclusión  El  concejal Fabián Siñani, proyectista de la norma,  señaló que el fin de la propuesta de ley es eliminar las barreras arquitectónicas y fomentar la corresponsabilidad ciudadana en la construcción de una ciudad accesible.
  • Arquitectura Los principales obstáculos observados fueron  gradas o  rampas elevadas, además de otro tipo de barreras que dificultan la libre movilización de las personas.
  •   Incentivos  Se propone que los barrios que tengan aceras  que se rijan a la norma puedan  beneficiarse con algún incremento en su POA.
  • Convivencia  “Es súper importante que  gremiales y  vecinos del municipio comiencen a observar  el espacio público como un espacio de todos para  contribuir y cuidar”, sostuvo la concejala Kathia Salazar.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

113
14