Esperanza y poco entusiasmo: los desfiles ya no son lo que eran

Estudiantes comentaron que el fallo de La Haya a favor de Chile quitó el entusiasmo de los participantes en comparación con la marcha cívica del año pasado.
sábado, 23 de marzo de 2019 · 01:00

Wara Arteaga V.  / La Paz

La marcha que interpreta  la banda que resuena en las calles, los pulcros uniformes y trajes o el caminar al ritmo de la Marcha Naval  son algunas  de las acciones   que reflejaron  el civismo de miles de estudiantes y profesores  que participaron ayer en  el desfile por el Día del Mar.  A diferencia del año pasado, dolor, pena y desdén se  caracterizaron en los rostros y los comentarios  en gran parte de los protagonistas del evento. 

“La marcha es para recuperar el mar”,  dijo Wara Valdez  y de inmediato  su compañera, Carla Fernández, corrigió: “Es por el Día del Mar, porque recuperar creo que ya no se puede”. Las estudiantes de la promoción del colegio Desmaissieres recordaron que el año pasado el sentimiento de euforia y alegría era generalizado en  todo el  desfile.

Y es que en marzo del año pasado se esperaba la emisión del fallo de la Corte  Internacional de Justicia de La Haya. Meses después, en octubre, el organismo  internacional dictaminó que Chile no contrajo la obligación de negociar una salida soberana al océano Pacífico, tal como pidió Bolivia en la demanda que puso contra el vecino país en abril de 2013.  

“El fallo no salió  a favor de nosotros, muchos se decepcionaron por eso, pero desfilamos  por patriotismo, por amor a la patria, por todo lo que es Bolivia”, opinó ayer   Adriano Castillo, un estudiante de quinto de secundaria. 

Para otros, el desfile es una muestra de esperanza, la misma que se sentía antes y permanece ahora, después del fallo de La Haya. “El sentimiento es el mismo, de nunca perder la oportunidad de llegar al mar. El fallo de  La Haya puede que  de alguna manera influya (de forma negativa), pero  el sentimiento sigue vivo”, expuso Janet Loza, profesora del colegio Bolivia IV. 

  “El fallo abre la oportunidad de retomar el diálogo para volver al mar.  Perder  en La Haya no quiere decir que hemos perdido las  esperanzas”,  dijo Elizabeth Arteaga, una madre de familia.

Aunque en  la pasada gestión había más expectativa por un fallo a favor de Bolivia, para Raquel Gascón, del colegio Boliviano Israelita, este año el desfile  representa un acto de esperanza. 

 “Hoy reclamamos nuestro derecho a la salida al mar. El dolor y sentimiento de bolivianos y bolivianas está presente con el fallo de La Haya, que realmente nos ha desestructurado emocionalmente, debemos darnos cuenta que instituciones internacionales como  La Haya  responden a intereses de poder”, explicó Patricia Peñaloza, profesora de Historia de la unidad educativa José Carrasco. 

Para ella, la esperanza sigue ahí. “Hay una leve esperanza, si un día llega el mar a nuestro país, que el mar sea del pueblo, de niños, niñas, no de las transnacionales, porque nos han hecho mucho daño”.

El desfile,  desde los ojos de  los transeúntes, fue sólo una forma más de congestionar la conflictiva ciudad. “Al candidato que prometa suspender los desfiles marítimos y prometa construir marchodromo, ¡le daré mi voto!”, escribió en su Facebook  la artista  Pamela Sotelo. 

“Autoridades del Gobierno  instruyeron a servidores públicos a participar, en horas de trabajo, en marchas y desfiles bajo pena de sanción; hoy se cumplió el día dos, mañana será el día tres. En tanto, los ciudadanos comunes y corrientes a seguir trabajando para recuperar algún día el mar”, escribió el periodista  Andrés Gómez.

El año pasado, el desfile transmitía felicidad. “Ahora sentimos que hacemos esto para nada, a veces se siente eso, porque ¿ya para qué desfilamos este día?  Se siente tristeza saber que marchamos porque nos han quitado  una parte de nuestro territorio”, dijo Rodrigo  Menchaca, un estudiante de promoción.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

4
15