Contrabando hormiga mueve el negocio de fármacos ilegales

Durante el primer trimestre de este año, la institución incautó cerca de dos toneladas de medicamentos, como jarabes, parches y antibióticos, entre otros.
miércoles, 10 de abril de 2019 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

El contrabando hormiga mueve el  negocio de medicamentos ilegales y “falsificados”   en cuatro puntos del país, informó  ayer la presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia, Marlene Ardaya. Estos fármacos,  como antibióticos, desinflamantes, cremas, jarabes y  parches,  entre  otros productos,  ingresan de Brasil por Yacuse, frontera con Santa Cruz.

  Ardaya aseguró  que  no se encontraron medicamentos en los camiones de contrabando que decomisaron. Ante esa situación, la autoridad  indicó que los traficantes de fármacos “hacen un contrabando hormiga”. “Una persona  ingresa entre cuatro, cinco o seis cajas. Transitan  (los productos) por  los distintos puntos de la Aduana Nacional”, dijo.

Explicó que la forma de operar de las  personas que se dedican a este ilícito es la siguiente:  fingir una enfermedad para  ingresar  los fármacos al país.   “Dicen que están delicados. Por ejemplo, alegan que  tienen artritis y  necesitan ingresar  medicamentos porque se quedarán  un mes  en Bolivia”, explicó Ardaya.

La Aduana  informó que ya detectó  esta  práctica y ahora   “pide  una  receta médica” para verificar  a través de un registro si el especialista  que recomendó el fármaco es legal. 

 “Si el caso es del exterior,  tenemos intercambio de información con  varios países y  así determinamos  si existe o no este laboratorio de esos medicamentos”, apuntó.

El informe fue presentado  ayer por  Ardaya, luego de que    el pasado 31 de marzo, la Policía realizó cuatro operativos en la población  de Desaguadero, frontera con Perú y Bolivia, donde  incautó más de tres toneladas de “medicamentos de dudosa procedencia y  falsificados”.

 Producto de estos operativos, 15 personas fueron enviadas  de  forma preventiva a  los penales de San Pedro y Obrajes de La Paz, además   tres guardan  detención domiciliaria. 

De acuerdo con Ardaya, la Aduana  Nacional no realiza operativos en los mercados de las zonas fronterizas, ya que esta tarea es tuición de la Agencia  Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed). “A nosotros no nos corresponde, sino a la  Agemed”, resaltó.

La autoridad aseguró que lamentablemente hay instituciones que no desarrollan su trabajo  como deben “y no es porque uno no quiere, sino porque a veces el presupuesto es limitado o por  falta de personal”. 

Ardaya  resaltó que con el  descubrimiento de la red de falsificadores   “se debe reflexionar a todos para potenciar estas entidades de control”.

Para la autoridad, el  contrabando de medicamentos representa “una gran preocupación”. Según la autoridad,  en el primer trimestre de este año  la Aduana incautó fármacos en  18 puntos de control. “No se descuidó   el control en ningún punto, incluso en algunos aeropuertos”, dijo.

Según la Aduana, un fármaco sin registro sanitario y sin    autorización de la Agemed  es de contrabando. 

Hay cuatro puntos importantes  donde se decomisaron los fármacos: Desaguadero, Achica Arriba (La Paz), Puente Español (Oruro)  y Yacuse (Santa Cruz). “En este último lugar  es donde  encontramos  más medicamentos,   (que ingresan )especialmente del lado de Brasil”, dijo.

Ardaya indicó que los productos que se comisaron son jarabes, calmantes, parches, pastillas para dormir, antibióticos, desinflamantes y  cremas, entre otros. “Luego del comiso, se  destruyen (los fármacos)  casi inmediatamente”.

Informó que el total de lo incautado  durante los tres primeros meses de este año equivale a casi dos toneladas con un valor de 1,3 millones de bolivianos.

La abogada de la empresa Macanudo SRL, distribuidora de productos del laboratorio peruano Portugal, Carla Mollinedo, se presentó ayer  ante la Policía  como víctima de la red de medicamentos. Informó  que esa institución  sufrió un gran daño económico.

 

Denuncian a 2 laboratorios nacionales

La bioquímica farmacéutica, Carolina Aguilar, denunció ayer en radio Fides  a los  laboratorios Hahnemann y Delta de falsear documentos, adulterar parámetros de estabilidad (componentes del medicamento que permiten que  no se alteren en el tiempo) para que el Ministerio de Salud  otorgue registro sanitario y amplíe la vigencia de fármacos.

En una entrevista del programa Antes del Medio Día de Fides, Aguilar aseguró  que laboratorios Delta cometió una serie de irregularidades, como afirmar mediante documentos que un lote de 15 productos pasaba el estudio de estabilidad (potencia, calidad y pureza de los medicamentos), cuando no era así. En la lista figuran ibuprofeno, diclofenaco, azitromisina,   analgésicos y  antibióticos.

Según la denuncia de Aguilar, laboratorios Hahnemann cometió  similar falta con un listado de 67 productos en la gestión 2016.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
62
4