Siete marcas de sal deben ser retiradas del mercado paceño

El laboratorio Municipal de Alimentos y Bebidas practicó en el primer trimestre de este año el análisis a ese tipo de alimento.
domingo, 21 de abril de 2019 · 00:07

Verónica Zapana / La Paz

En La Paz, siete  marcas productoras de sal de mesa no cumplen con los niveles de yodo requeridos y deben salir del mercado paceño, según la conclusión a la que llegó un muestreo  del Laboratorio Municipal de Alimentos y Bebidas sobre la fortificación de yodo en la sal de mesa.

De acuerdo con el estudio, las marcas que no cumplen con el grado de fortificación  y que “deberían ser retiradas del mercado”  son Alnat, Churrasquero, Dorisal, Morton, Saladdín, Salar De Uyuni y Yuly.

En cambio, existen otras 12 marcas  que  sí cumplen con los estándares permitidos. Según la evaluación, estas son: Biosal, Blanquita, Delisal, Emsyfa, Amadito, Exxal, Hipermaxi, Ketal, La Reyna, Lobos, Perla Andina, Universal y Urkupiña.

 El estudio fue ejecutado en el primer trimestre de este año. La muestra también indica cuáles son las empresas  que cumplen con el registro sanitario vigente y normas de etiquetado.

“El municipio de La Paz es el que más controla este producto y el que más cuida la salud del ciudadano, por eso realiza estos comunicados periódicos para que otras instancias municipales como la Intendencia o la Dirección de Mercados realicen la fiscalización de la provisión de estas sales”, informó la directora del Laboratorio de Alimentos y Bebidas, Dina  Gutiérrez, a la Agencia Municipal de Noticias (AMN).

Para el reporte de estos resultados se tomaron 381 muestras provenientes de mercados, supermercados, tiendas de barrio, carnicerías, hornos de panificación y unidades productivas de alimentos, entre otros.

Los resultados se basan en los valores del Decreto Supremo 08338 del 17 de abril de 1968 (hace 51 años), que específica que los niveles del fortificante son de 40 a 80 miligramos/kilogramos de yodato de potasio.

“Este estudio se lo va realizando  desde 2012”, indicó Gutiérrez, antes de explicar que  “la sal de mesa debe ser fortificada con yodo para regular la glándula tiroides, ya que existen desórdenes biológicos (en el humano) por la deficiencia de este fortificante en nuestros alimentos”.

Resaltó que desde 1968, la sal tiene la obligación de estar fortificada y con ello se tiene que  garantizar que la población no tenga la disfunción de esta glándula”, explicó la directora del laboratorio de la prueba.

La especialista aconsejó a las embarazadas tener un consumo regular de yodo, porque  este ingrediente previene los abortos y malformaciones en los niños, ya que influye en su desarrollo neuronal.

Otros estudios dan cuenta de que el yodo también contribuye a mantener  condiciones normales del sistema nervioso, la piel y el metabolismo.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

14
15