“El periodismo siempre fue una lucha y lo seguirá siendo”

Durante más de 50 años, Quezada trabajó en Ultima Hora, también fue corresponsal de ANSA y director de Radio Illimani.
viernes, 10 de mayo de 2019 · 00:04

Página Siete  / La Paz

En la memoria de Luis Quezada Solares, un cuaderno y una puntabola  eran las principales herramientas para hacer periodismo, hace más  de 50 años.  “Admiro mucho a los periodistas de ayer y hoy. El periodismo siempre ha sido una lucha y seguirá, porque si no fuera la prensa, no sé cómo iría el país”, dice hoy a propósito  del Día del Periodista Boliviano.

Quezada Solares es potosino de nacimiento e inició su carrera periodística muy joven. Para publicar todos los días  una   nueva edición del diario La Calle,  aprendió a manejar el linotipo.  

En ese medio trabajó junto a personalidades como Armando Arce, Augusto Céspedes y José Cuadros Quiroga. En el año  1947, de la mano de Gamaliel Churata, ingresó al periódico Última Hora como ayudante de redacción y terminó como director del medio en  el año 2002, casi 55 años ininterrumpidos de trabajo.

 “Soy  un periodista que ha trabajado 50 años en un solo medio, entré muy  joven,  y también  he desempeñado el trabajo de director en Ultima Hora”, recuerda Quezada. 

 Trabajó  además durante 14 años en la Dirección de Comunicación de la Alcaldía Municipal de La Paz. Fue director de Radio Illimani,  redactor de Radio Nueva América, corresponsal de la agencia internacional de información ANSA y editor de otras publicaciones.

“Pondero demasiado el trabajo de los periodistas, es una profesión sacrificada, similar al piloto de pruebas, porque arriesga mucho la vida. Admiro a los colegas que están al frente poniendo el pecho para defender la soberanía, la democracia y  el buen vivir del país”, dice sobre esta labor a la que dedicó toda  su vida.

Con todos esos años de trayectoria, Quezada ostenta la medalla Pedro Domingo Murillo, otorgada por la Alcaldía de La Paz; la medalla Daniel Sánchez Bustamante, entregada el 2016 por la Asociación de Periodistas de La Paz, en reconocimiento a la formación de periodistas. Cuenta  además con otras distinciones de diferentes entidades e instituciones, como la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

¿Cómo era el periodismo de antes? Quezada responde:   “Antes teníamos las libretitas y la puntabola, luego aparecieron las grabaciones que tenían el tamaño de maletines y podían grabar. Pero los periodistas  que podíamos hacer con apuntes,  tomábamos nota de lo más sobresaliente que exponían los presidentes y los ministros”, recuerda. 

Ahora todos los eventos pueden ser grabados o transmitidos en vivo. “Las grabaciones habrían servido mucho para documentar declaraciones de los gobernantes y otras autoridades”, contrasta con el trabajo actual. 

En cobertura, uno de los hechos más anecdóticos que recuerda Quezada es  cuando empujó  un avión. “Era durante el gobierno de Hugo Banzer Suárez e íbamos de viaje   y me dejaron en Camiri. Hemos empujado  un avión para alcanzar al Presidente que se adelantó en salir”, cuenta. 

 El Día del Periodista Boliviano fue instituido el  10 de mayo de 1938, en la presidencia de Germán Busch, con el objetivo de reivindicar los derechos de los trabajadores de la prensa y reconocer el trabajo de los periodistas como pilar fundamental para el desarrollo del país.   Y es por eso que Quezada  destaca el trabajo de los periodistas. “Es un oficio muy sacrificado”, dice.