Piden que albergues ediles atiendan a los agresores

domingo, 19 de mayo de 2019 · 00:03

Verónica Zapana S.  / La Paz

La activista de Mujeres Creando, María Galindo, solicitó que los albergues, creados por los municipios y las gobernaciones,  sean para los hombres y no para las mujeres. Así  se podrá  aislar y separar al agresor de su víctima, además el infractor recibirá   un tratamiento multidisciplinario.

“Pedimos que los albergues para víctimas de violencia se conviertan en albergues para victimadores”, dijo  la activista. Añadió que así el  agresor será recluido en  un centro, donde recibirá  tratamiento psicológico.

Indicó que  la medida ayudará a controlar al agresor y se evitará que busque a la víctima.

Galindo también sugirió que la Policía no se haga cargo de la atención de las víctimas de violencia, sino que exista un servicio estatal integral. “Deberían ser grupos multidisciplinarios que atiendan estos casos. Equipos de trabajadoras sociales, psicólogos y abogados, entre otros”.

Aseguró que  en su organización trabajan con un equipo de esas características y  obtuvieron   buenos resultados. “De las 2.000 denuncias que atendemos, resolvemos el 80%”, dijo. Detalló que por ejemplo  ese equipo ayuda y acompaña a la  víctima a retirar  sus  pertenencias de  la casa del agresor.

Galindo criticó  la Ley 348,  aprobada en 2013. Identificó  20 falencias en dicha norma. Una de ellas es la excesiva  carga en el campo penal. “Hay diferentes grados de violencia. Creemos que muchos deben ser cargados al campo penal, pero otros que deben ser atendidos en otro campo, para evitar retardación, alto costo y acudir al abogado”.

Pese a que hay  20 tipos de violencia en la ley, como la psicológica económica y otros, “no hay mecanismos de prueba, por eso sólo se atiende la violencia física”.

Según  la directora del Servicio Plurinacional de la Mujer y de la Despatriarcalización, Tania Sánchez, en Bolivia se reportaron  10.000 denuncias de violencia  en la FELCV. “Nos alarma el número de casos”, dijo.

Aseguró que esa incidencia se registra porque hay  un empoderamiento de las mujeres. “Es una respuesta de la sociedad y del patriarcado, porque  al final lo que se disputa es una relación de poder, es decir que se está rompiendo el cimiento del patriarcado”.

Para la representante del Defensor del Pueblo de La Paz, Teresa Subieta, la ley aún necesita algunas mejoras. “Se ha avanzado, pero aún falta”, indicó. Detalló que de acuerdo al informe Estado de Cumplimiento de las Medidas de Atención y Protección a Mujeres en situación de violencia en el marco de la Ley 348, se emitió  varias recomendaciones, como capacitar a todo el personal que atiende casos de violencia.