La separación de pareja es vista como mala para la mujer

Dos mujeres, al no contar con el apoyo de sus familiares tras dejar a sus parejas, decidieron apoyarse para salir adelante.
lunes, 20 de mayo de 2019 · 00:08

Página Siete /  La Paz

“Tienes que estar con tu marido, pase lo que pase”.

Las familias de Y. V. y P. C. no estaban de acuerdo con la idea de que ellas se separen de sus esposos, a pesar de que sus parejas las agredían de manera psicológica y física constantemente.

“Nuestra sociedad ve la separación de pareja como algo malo, aún si la relación tiene muchos problemas, este es uno de los factores que juega en nuestra contra”, explicó la coordinadora del Albergue Integral para Mujeres Víctimas de Violencia, Consuelo Cadena.

Ambas, Y. V., de 24 años, y P. C., de 25, formaban parte del albergue municipal, cuando ingresaron, estaban acompañadas de dos hijos menores de edad.

Al no contar con el apoyo de sus familiares, tras dejar a sus parejas, decidieron apoyarse mutuamente para salir adelante, alquilaron una habitación para vivir juntas, con sus hijos, y se rodearon de personas que apoyaban sus decisiones.

“¿Por qué es difícil dejar a una pareja violenta? Para empezar, las mujeres que soportan estos maltratos tienen un grado de dependencia, puede ser económica, emocional u otro. El segundo motivo tiene que ver con que tienen la autoestima muy baja, es por eso que trabajamos este aspecto desde que ingresan”, dijo la coordinadora del albergue.

El albergue municipal presta ayuda emocional, psicológica y de asistencia técnica, como también promueve el empoderamiento de las víctimas de violencia para que puedan reorientar sus decisiones para beneficio de sus actividades.

El círculo de personas más cercano desempeña un papel trascendental en la vida de las personas. Nuestros estados de ánimo, decisiones y afectos se ven influenciados por ellos, especialmente cuando no se ha alcanzado la madurez o cuando existe una falta de valoración.  

 Las mujeres que decidieron apoyarse mutuamente ahora cuentan con actividades productivas y se despojaron de los traumas psicológicos que sufrieron en el núcleo familiar.

49
2