Desnutrición crónica infantil se eleva en 14 municipios de Yungas

Según datos de la Gobernación paceña, la principal causa es el consumo de carbohidratos y frituras. Autoridades dicen que en Yungas ya no se producen frutas.
miércoles, 22 de mayo de 2019 · 00:04

Verónica Zapana S. / La Paz

Entre  2014 y 2018, la desnutrición crónica en niños de cero a cinco años se incrementó en 14 municipios de los Yungas  de  La Paz. Según las autoridades departamentales, las principales  causas son  los cambios de hábitos alimenticios.

 “Hemos visto que (la situación) en  51 municipios, donde antes se tenía desnutrición crónica alta,  ha mejorado o se ha mantenido. Sin embargo, nos llamó la atención  que en los  municipios donde no se priorizó la atención,  porque no  tenían  muchos registros  de desnutrición,   ahora los casos  se incrementaron”, explicó ayer la secretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación de La Paz, Beatriz Zegarrundo.

La autoridad dijo   que el incremento de casos se observó principalmente en poblaciones de  los  Yungas, como Palos Blancos, La Asunta, Tipuani y Coripata, entre otros (ver infografía). “Por ejemplo, el municipio de  Irupana   en 2014 tenía 3,8% de desnutrición crónica en niños menores de cinco años, pero en  2018 subió  a 18,5%.

“Con esos datos podemos decir que en Irupana (en 2014)    tres de cada 100  niños tenían desnutrición crónica, mientras  que  en 2018 se reportaron   18 por cada 100 niños menores de cinco años”, indicó  el coordinador del Consejo Departamental de Alimentación y Nutrición  (Codan), Delfín Cuentas.

 El informe   de la Gobernación sobre desnutrición fue elaborado   con datos de los  centros de salud de los  municipios.
 
Este medio buscó un informe del Ministerio de Salud, pero hasta el cierre de edición no se dio respuesta a   la solicitud. 

El reporte de las autoridades departamentales contrasta   con datos de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (EDSA 2016) que establecen que en Bolivia la desnutrición crónica en niños menores de cinco años se redujo del 32,3% en 2008 a 16% en 2016. 
  

Cuentas explicó que   las principales causas para  este incremento son  los cambios alimenticios. Aseguró  que en el  norte paceño ya no cosechan   frutas y verduras,  porque ahora  una gran parte de la población se dedica a la producción de   coca. “La gente  de los Yungas que ahora tiene un buen poder adquisitivo (por la producción de la coca)   prefiere ir a la pensión  que cocinar su propia comida. Por eso, la  población cambió  alimentos saludables -como  yuca, plátano, walusa y muchas frutas- por   pollo, papas fritas y gaseosas”, explicó.  

 
  El coordinador del Codan  complementó que estos  cambios alimenticios provocan el incremento de la obesidad y de la diabetes tipo II en esos municipios.

Hace unos meses, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) indicó  que a causa  de los malos hábitos alimenticios,  seis de cada 10 paceños del área rural sufren   diabetes tipo II. 

 
    Según Zegarrundo,   otro  de los factores que causan el bajo  consumo de alimentos saludables es “la influencia de los medios de comunicación y el proceso de colonialidad que aún persiste en la población”. Indicó que esto  provoca  que  la gente no   dé valor a los productos naturales y cosechados en  diferentes pisos ecológicos. 

“Por eso  se está extinguiendo  la walusa y el chilto, entre otras frutas”, sostuvo. Cuentas  dijo,   por ejemplo, que en municipios de  los Yungas ahora compran fruta del Chapare (Cochabamba).

Cuentas y Zegarrundo coincidieron en que la    Gobernación impulsa una política departamental de alimentación y nutrición para reducir esos índices.  Una de las medidas es la entrega de  recetarios  con alimentos ideales para cada edad.  

La  Gobernación entregó ayer computadoras y equipos de software a  51 municipios con altos índices   de desnutrición, para que  registren sus datos no sólo de ese rubro,  sino de  otros y los  deriven a  registros nacionales. “Antes elaboraban  los registros a pulso”, dijo Zegarrundo.

 

Productos que consumen hoy    los paceños

  • Pollo  En el departamento de  La Paz, cada persona en promedio    consume 70 kilos de carne de pollo al año.  Este número representa el  doble  del consumo promedio  de cada persona  en el resto de Bolivia: 35 kilos. 
  • Azúcar  Cada  paceño también consume 37 kilos de azúcar por año.
  • Gaseosas   Cada habitante de la ciudad de La Paz  consume  95 litros de bebidas azucaradas por año.   
     
1
14