Sueño de ser madre puede costar $us 25.000 en el mercado negro

Cuentas de Facebook, portales web y grupos de WhatsApp ofrecen “ayudar” a las mujeres solas o a las parejas que no pueden tener hijos a formar una familia.
domingo, 26 de mayo de 2019 · 06:10

Leny Chuquimia  /    La Paz

Vientres de alquiler,  “adopciones directas” y “seguras”, además de   “donadores” de esperma son parte de un mercado negro en el que el sueño de ser madre puede costar unos 25.000 dolares. La necesidad y el lucro  son parte de estas ofertas que se realizan por medio de las redes sociales y el internet.

“Todo lo que no esté normado o no  siga las líneas establecidas por los entes reguladores se constituye en hecho ilícito. En el caso de las donaciones de fluidos, adopciones o vientres de alquiler, si hay lucro o comercialización de por medio, se constituye en un hecho delictivo. Es  un mercado negro”, señaló la jefa de la División de Trata y Tráfico de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) La Paz, Gabriela Coca.

En el caso  de los vientres de alquiler, la diputada del PDC Gina Tórrez señaló que no se puede cerrar los ojos ante una realidad presente  en Bolivia. Advirtió que es necesario legislar el tema.

 “En nuestro país,  por lo que he podido observar en las redes sociales y otros  espacios, estos procesos se hacen de forma clandestina. Tendríamos que presentar una propuesta para integrar esta figura en el código civil  para garantizar la seguridad de las personas involucradas. Ya hemos hecho algunos estudios sobre el tema y no hay incompatibilidad con la Constitución Política del Estado”, sostuvo.

Junto al diputado Horacio Poppe, Tórrez ha presentado un proyecto de ley sobre la adopción en vientre. Esta norma pretende que un bebé, en caso de que no pueda ser criado por la madre biológica, sea acogido legalmente en un nueva familia antes de nacer. Esta norma podría ayudar a regular  varios casos de guarda o adopción ilícita  que,  pese a  ser un delito, son muy frecuente en el país.

Para Coca,  la necesidad es el factor predominante en todos los casos y muchos aprovechan ésta para lucrar. “Acá (Felcc) no han llegado casos de vientres de alquiler, pero si tenemos muchos de guarda y adopción. En estos casos hemos visto que hay parejas que   han intentado por muchos años distintos tratamientos o adopciones formales, pero al no tener respuesta no vieron otra opción que  pagar a una madre que también por necesidad decide dar a su hijo. Igual pasa con las donaciones de  fluidos o del útero”, dijo.

Los hogares  del país albergan a más de 8.000 niños y niñas.
Archivo / Página Siete

Vientres de alquiler

“Hola, estoy alquilando mi vientre a familias que no pueden  tener un bebé. Soy joven, soy de Bolivia, soy sana. Cualquier referencia inbox. Sólo gente seria, por favor. No es barato pero vale la pena”, señala un mensaje de una cuenta de Facebook en la que varias mujeres  se ofertan como gestantes sustitutas.  

Página Siete monitoreó al menos  10 cuentas  que  funcionan de forma intermitente. Ninguno de los mensajes es contestado de forma pública, las respuestas llegan en un chat privado en el que se da a conocer el costo y las condiciones. No hay tarifas establecidas. Algunas páginas piden montos que rondan los  10.000 dólares, mientras que otras cobran hasta  25.000.  

  En muchos de los anuncios, las gestantes sustitutas aclaran que el dinero que piden  no incluye la inseminación artificial, los controles prenatales ni la atención médica del parto. Esos costos  deben ser cubiertos por los futuros padres.   

“Logré contactarme, aceptaron el procedimiento, pero me pedían depositar una suma de dinero en  una cuenta bancaria, antes de conocernos. Nunca aceptaron darme una prueba física. Hay anuncios reales pero también hay algunos que sólo son estafas, que se aprovechan del deseo de ser madre de las mujeres para sacarles dinero”, cuenta una mujer que   acudió a estos anuncios.

No era  la primera vez que escuchaba sobre el tema. Ya en una clínica donde se sometió a tres  procedimientos in vitro   le recomendaron optar por una gestación subrogada, termino correcto de los vientres alquilados.

“Uno de los médicos me dijo que debía pensar en la posibilidad”, comenta.

“Adopciones directas” o trata

“¿De qué ciudad eres?, ¿quieres un bebé recién nacido?, ¿con papeles de adopción o  con certificado de nacimiento?”, pregunta el intermediario de la “adopción directa” a quien le escribe. 

 En un chat privado, esta persona explica que trabaja en una fundación de ayuda a mamás   que no pueden criar a sus niños y que en lugar de abortarlos prefieren darlos en adopción.  Asegura que es una labor social. 

Durante el contacto escrito, que se alarga por más de cinco días,  no brinda datos personales y se niega a dar su ubicación. No se identifica como hombre o  mujer y da largas para fijar un encuentro con el que se supone es el abogado que arreglará los papeles.

 “Si quiere a su niño con papeles de  adopción, el costo es de 10.000 bolivianos. Con certificado cuesta mucho más”, explica.  

Sostiene que la entrega del neonato será en tres meses, que no se entrará a la lista de espera en el  Sedeges y que  se  garantiza un trámite exitoso.

Consultado por  la legalidad del proceso responde: “Usted puede probar por la vía legal y verá que la van a dejar años esperando y no conseguirá un niño”.

“Tengo siete meses de embarazo y quiero dar a mi bebé en adopción”, dice otro anuncio.

La ofertante señala que no pide dinero, sino un hogar estable para su hijo. “Ya tengo dos nenas que se llevan por menos de un año, no puedo tener más. Yo le firmo los papeles y sólo le pido unos 3.000  dolares para poder  salir adelante con mis hijas”.   

“El tema de adopciones en el país está normado y tiene un procedimiento definido, pero cuando hay publicaciones con fines de lucro y comercialización ya se constituye en un delito que puede adecuarse a la trata de personas. No se puede comercializar las adopciones, la distorsión de los procedimiento es un delito que debe ser sancionado por la ley”, recalcó la jefa de la división de Trata de la Felcc.

Donantes de esperma y tráfico de fluidos

“Hay mujeres que quieren tener sus propios hijos, pero deciden criarlos solas. Para estos casos tenemos hombres dispuestos a que la mujer sea madre, se trata de donantes de esperma”, señala el mismo intermediario de las supuestas adopciones.

No especifica cuál es el monto de dinero a pagar ni cómo o dónde concretar el trato. Pero no es el único sitio en el que los hombres ofertan este tipo de  servicio.

Co-Padres.net es una página web internacional dedicada a contactar a personas de ambos sexos que deseen procrear un hijo y compartir las responsabilidades de su crianza  sin la necesidad de entablar una relación sentimental. Sin embargo,  no todos los usuarios ponen sus anuncios con ese fin.

“Soy hombre responsable, serio y sano, no tomo ni fumo. Ofrezco dar servicio de embarazar a mujeres que deseen tener hijos. Yo les haré realidad su deseo”, señala uno de los anuncios en redes sociales bajo el título “Busco mujeres en Bolivia”.

Otro de los usuarios de estas plataformas  indica ser residente de Cochabamaba y que es un donante “profesional” sin otro fin   que el de “cumplir el sueño de toda mujer”. Una vez contactado explica que su servicio tiene un costo. Dice que garantizar un resultado positivo cuesta al rededor de 3.000 bolivianos. “Si gusta procedemos de la  manera tradicional o por inseminación asistida, no tengo  problema”.

La jefa de la División de Trata y Tráfico de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) La Paz, Gabriela  Coca, indicó que una donación de esperma regular  sigue un proceso con protocolos establecidos por el ente regulador, en este caso el Ministerio de Salud. “Hay que recordar que una donación debe ser gratuita, si hay cobro de por medio se puede constituir  en tráfico. No se puede comercializar órganos, fluidos o tejidos, eso está prohibido”.

El primer  caso

  • 2017 El 27 de abril de 2017 una pareja denunció  ante la Policía el rapto de su hija de 8 meses  por parte de la niñera. cuando la Policía llegó al domicilio, donde se presumía estaba la niña, encontraron  al  esposo de la presunta raptora que aseguró ser el padre biológico de la bebé.
  • Detenidos La pareja admitió que la niñera había dado a luz a la pequeña, pero bajo un trato de vientre de alquiler. Ante la confusión, los efectivos policiales arrestaron a los denunciantes y al presunto padre biológico.
  • Alegal La fiscal asignada, Karina Cuba, señaló que el caso era complicado y sin presedentes. “No existen leyes sobre la figura de madre sustituta o vientre de alquiler”, dijo.
8
25