14 familias afectadas reciben sus departamentos con alegría

El condominio está a 40 minutos del centro paceño. Algunos beneficiados se preocupan por la distancia. El Alcalde de Mecapaca dio la bienvenida a los nuevos vecinos.
martes, 07 de mayo de 2019 · 00:09

Verónica Zapana S.  / La Paz

“¡Mira, está bonito! Esta será  la sala”, decía uno de los integrantes de la familia Mata. Otro  comentaba: “Este será  mi cuarto”. Otro,   emocionado, manejaba el intercomunicador. “¿Funciona?”,  preguntó la madre de familia, María Mata, quien agradecía a Dios por  darle un nuevo hogar.

 Ayer, el presidente Evo Morales entregó departamentos  a Mata y a otras 13 familias  damnificadas  por el deslizamiento que se registró  el  martes en San Jorge-Kantutani e Inmaculada Concepción.

La  familia Mata  aún no salía del asombro, pero se encontraba un poco triste porque  el  departamento quedaba pequeño en comparación a la casa donde vivían María y   sus tres hijos con  sus esposas y retoños. “Ojalá  el Presidente ayude a mis hijos porque aquí no entraremos todos”, dijo la mujer, quien emocionada dejó  su aguayo en el suelo de la sala y recorrió todos los ambientes de su nuevo hogar.

Los departamentos cuentan con tres dormitorios, una sala, una lavandería, una despensa y dos baños, uno para las visitas. Las unidades habitacionales están ubicadas en el condominio Pacha, de la urbanización Los Molles, en la zona de Huajchilla del municipio de Mecapaca a 40 minutos del centro de La Paz.

El alcalde de  Mecapaca, Enrique de la Cruz, dio la bienvenida a sus nuevos vecinos.  “Detrás de este condominio hacemos  una chancha de césped sintético y al frente un parque. (…) También tenemos una plaza”, dijo.

Al sector, según los vecinos, ingresa la línea de minibuses 901 que parte de la plaza Belzu de  San Pedro y  unos trufis. El pasaje cuesta entre 4,50  y siete  bolivianos, respectivamente. Pero si pasa las 20:00, hay pocas movilidades  y el pasaje sube a 10 bolivianos.

“Me preocupa que sea tan lejos. Mis hijos estudian en un colegio del centro paceño. Ahora qué será de ellos”, dijo preocupada  Frida Rojas.

En cambio a  Florencia Alberto le preocupa su salud. “Estoy mal y debo ir al médico. Espero que haya un centro de salud cercano”, dijo e indicó que ella  se hacía  atender en un centro de la avenida   6 de Agosto.

“Tanto trabajo, tanto ahorro, tanto esfuerzo, para que en un segundo se vaya todo el patrimonio de la familia, pero a una semana (de este deslizamiento) ahora entregamos viviendas a las familias que han decidido venir a vivir acá”, indicó Morales.

Las familias agradecieron por la solidaridad. “No puedo creer. Estoy feliz, ya tengo un techo dónde vivir”,  acotó  Benito Garavito, quien entre lágrimas decía que de la  “pesadilla que vivió  la semana pasada, pasó ayer  a un sueño muy bonito”, dijo. Contó que no  tiene que trasladar casi nada, excepto las  frazadas que recibió  como donación.

Según  el viceministro de Vivienda, Javier Delgadillo, estas primeras familias beneficiadas fueron las que decidieron vivir en  ese espacio. “Colocamos a disposición todas las alternativas, las 60 unidades habitacionales de Mecapaca, las 90 del Condominio Whipala e incluso los terrenos que dotará el municipio de La Paz para construir.  Estas 14 familias decidieron venirse acá y les estamos entregando sus departamentos”.

Aclaró que otros damnificados decidieron esperar para beneficiarse con la construcción de  una casa. “Estamos esperando que el municipio nos otorgue los terrenos”, dijo. 

 Aseguró que hoy se entregará a otros damnificados departamentos en El Alto. “Ya tenemos tres familias que quieren  vivir en el condominio Whipala”, dijo.

Delgadillo detalló  que  68 familias  perdieron sus casas y que otras 25 serán demolidas, por lo que cada una de ellas  recibirá una  vivienda  gratuita.

 Informó que ayer se dio las llaves de  los departamentos, pero que aún no  entregaron los documentos de sus viviendas. “Ese es un trámite moroso”, sostuvo e indicó  que el pago del impuesto a la transferencia “corre también por cuenta del Gobierno”.

María afirmó que pese a  la demora del  trámite para   obtener  el título de propiedad del departamento, ella esperará. Comentó que se adaptará y comenzará de cero en  su nuevo hogar.

 

“Estamos muy agradecidos”


 “El departamento está bonito. Todo regalo hay que recibir con las dos manos. Yo agradezco la solidaridad que tuvo el Gobierno”, dijo  Frida Rojas, quien afirmó que su familia  tiene cinco integrantes. 

Contó que en  el sector donde se registró el deslizamiento  tenía una casa de cinco pisos, por eso este departamento es pequeño para ellos. “No nos queda de otra que acomodarnos.  Estamos muy agradecidos”.
 

“Mi casa no era tan linda”

“Nos  entregó  el Presidente la llave del departamento. Me siento muy agradecido  porque nos ha dado un techo donde vivir”, dijo Marcelino Mamani.

Explicó que ese departamento es más bonito que la casa donde vivía antes. “Todos mis hijos tenían su cuartito, un poco más grande, pero tenían. Pero, esta casa es linda”, comentó. Dijo que su departamento es “ideal” para su familia y que ahora volverá a comenzar.

¿Qué va pasar con mis hijas?

Florencia Alberto dijo  que se siente  feliz por su nuevo hogar.  “Doy gracias por este regalo”, dijo.

Resaltó que ella sufre de un problema pulmonar y tiene prótesis en las rodillas. “Antes mis hijas me manejaban en la casa, ahora no sé  quien me cuidará”, se preguntó. Indicó  que sus hijas también fueron damnificadas en el deslizamiento porque  vivían junto a ella. “Ahora nos separamos”, comentó.

 

“Lo importante es tener techo propio”

 “Me siento bien feliz, alegre. Sé que comenzará  nuevamente, pero no importa. Lo que me importa es tener un techo”, dijo  María Mata. Aseguró que en su familia hay 11 miembros, entre hijos y nietos. Pero que  no podrá vivir con sus hijos casados, quienes se quedaron  en las carpas. 

Contó que su casa tenía 220 metros cuadrados y ahora su departamento tiene 80.  “Lo importante es tener techo propio”.

“Me preocupa  el colegio de mi hijo”

“Para mí y mis hijos es bien cómodo el departamento.  Está bonito. Tiene todo”, dijo  Patricia Quijarro en silla de ruedas.

Aseguró que en su anterior casa no tenía la comodidad que ahora ofrece el nuevo departamento. “La casa nos queda justo para mis dos hijos y para mí”.

Ahora está preocupada por  el colegio de su hijo. “Estudia en el centro.  Quiero pedir su  traspaso en una escuela de acá”, dijo.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

77
28

Otras Noticias