Un mes en carpas: el frío azota a damnificados del deslizamiento

Algunas de las familias optan por llevar a dormir a sus niños a las casas de familiares y amigos de confianza. Otros soportan las inclemencias del tiempo con sus retoños.
sábado, 01 de junio de 2019 · 00:56

 Luis Escobar  / La Paz

Desde hace un mes, todas las noches,  los damnificados del deslizamiento San Jorge-Kantutani  sufren por el intenso frío; deben usar     frazadas y  colchones   mojados, por la humedad del lugar.  La temperatura baja a tal grado que muchos de los padres dejan a sus hijos en casas de  familiares o amigos  de mucha confianza para que pasen la noche.
   

“Tengo tres hijos de cinco, siete y 10 años. La primera semana que pasamos  la noche en el campamento (de la cancha Fígaro) se resfriaron. Les dio  tos y no podían recuperarse. Por eso  los llevamos a dormir a la casa de una comadre”, dijo Teresa Huanca. 

Todas las mañanas, desde el día de la tragedia,  la mujer recoge a sus pequeños de  la casa de su amiga. Los alista allí  para  que vayan al colegio  Agustín Aspiazu. Al mediodía los recoge y  los lleva al campamento  para que  hagan  tareas. “No se puede hacer mucho, dentro de la carpa  hace  calor y no tenemos una mesa”, relató. Luego, alrededor de  las  22:00 a 22:30, la mujer abriga a  sus retoños para que nuevamente vayan a dormir a la casa de su comadre.

El padre, Ramón Huanca, dijo que no tienen ningún otro familiar dónde llevar a su tres hijos. Contó  que sólo  tiene  dos hermanos, pero ellos  también perdieron sus casas en el deslizamiento del pasado 30 de abril.  

 “No somos los únicos que llevamos a nuestros hijos a dormir a las  casas de familiares. Otras personas también  lo hacen porque de noche las carpas son  como   congeladoras”, contó Ramón. Su esposa añadió que, debido a las bajas temperaturas,  uno no puede dormir con la “cara destapada”. 

 Richard Mamani, otro de los damnificados del deslizamiento,  tiene tres hijos. “Por suerte, dos ya son jóvenes, pero  el tercero tiene  cinco años y  no sé dónde  llevarlo para que no pase tanto frío”, afirmó. 

 El hombre aseguró  que su hijo tiene un resfrío permanente desde el día del deslizamiento.  “Le da tos durante tres días, le damos jarabes y se le pasa. Está bien y nuevamente lo escuchamos estornudar. Hoy amaneció bien, pero tenemos miedo que  vuelva  a enfermarse porque  el frío nos castiga todas las noches”, añadió.

 En cada uno de los tres campamentos funciona,  las 24 horas, un centro de atención médica. Para acceder a una revisión médica y  recibir fármacos de forma  gratuita, las personas deben presentar sus  carnés de   damnificados. Incluso en el lugar se encuentra  una ambulancia ante cualquier emergencia.

 En la posta móvil del campamento de los puentes Trillizos, los médicos  también atendieron resfríos, en especial  de   menores de edad, informó la doctora Pamela Bruno. 

“Atendimos varios  casos de resfríos,  tos y  amigdalitis. Estas dolencias se dan en niños menores de  seis años y las  personas adultas mayores. Estas enfermedades se pueden controlar  con jarabes y  antibióticos”, aseguró  la especialista. 

Detalló que en caso de alguna complicación, los  enfermos son derivados  a un hospital municipal de segundo nivel, el más cercado es el  Cotahuma. La profesional informó que también hacen turnos las 24 horas para no descuidar a los damnificados.

 En la cancha Fígaro  varios  vecinos contaron que  sufrieron problemas estomacales, pero no fueron de  gravedad. “Algunas personas no saben cocinar y quemaron el almuerzo y por hambre comimos todo”, dijo uno de los  afectados. Y así pasaron un mes.

 

Rescatan  7 coches 

  • Operativo  Personal  del Smgir habilitó el jueves por la tarde  una rampa que conectó Valle Concepción con la zona del deslizamiento. De esta forma, siete vehículos que estaban atrapados en el sector lograron salir por las vías que abrió la maquinaria municipal hasta la avenida Francisco Bedregal. 
  • Plan  El director de la entidad, José Pacheco, dijo  que estudian la posibilidad de abrir una vía de acceso provisional al sector ingresando por la avenida  Libertad.
1
21