La Alcaldía acusa a Concejo de El Alto de favorecer a bares ilegales

Concejales aprobaron una ley que “restringe” nuevas licencias a bares. Según el Ejecutivo, con la norma todos los locales antiguos pueden solicitar autorización.
domingo, 16 de junio de 2019 · 00:00

Luis Escóbar   / La Paz

El Gobierno Municipal de El Alto acusó a su propio Concejo edil de aprobar la Ley 513 que favorece a los locales clandestinos o ilegales. Ante esa situación, el Ejecutivo edil  solicitó la abrogación de la norma. 

Al respecto, el Concejo se defiende y  hace la misma afirmación contra el Ejecutivo edil.

La Ley Municipal 513 fue aprobada en octubre del año pasado con seis artículos. El primero define el objeto de la normativa: “restringir administrativamente la extensión de licencias de funcionamiento de nuevas actividades económicas de expendio, consumo, comercialización, almacén, trasporte y venta de bebidas alcohólicas en (...) El Alto hasta que la alcaldesa o alcalde realice la iniciativa y la  convocatoria de consulta a la población”. 

 Esta norma no fue firmada por la alcaldesa Soledad Chapetón y la presidencia del Concejo. Haciendo uso de su potestad, el legislativo edil  promulgó la ley  y ahora está  en vigencia.

 El secretario municipal de Seguridad Ciudadana, Dorián Ulloa, dijo  que tal norma sólo beneficia a los locales clandestinos e ilegales. “Debemos preguntar: ¿quién es nuevo? Como la ley del Concejo se promulgó en noviembre del año pasado, todos los comercios que funcionaban hasta esa fecha pueden ser legales. Por ejemplo, estaríamos regularizando el Avión por el sólo hecho de ser antiguo, lo propio sucedería con los bares 300  y  Puente Bolivia”, declaró. 

La autoridad municipal consideró   que la norma aprobada por el Concejo intenta beneficiar a los bares ilegales y  a los “cementerios de elefantes”. “   Les permite y a nosotros (el ejecutivo municipal) nos obliga a otorgar licencias de funcionamiento por el sólo hecho de ser antiguos. Nos hemos opuestos y no entregaremos  las autorizaciones para que funcionen  este tipo de actividades que se benefician con esta  ley que no tiene ningún sustento”, explicó.

 Ulloa afirmó que esta norma edil va en contra de la ley nacional de Control de Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas 259 porque la primera habla de “restricción” cuando la nacional menciona “regulación”.

  “La presente ley -aprobada por la Asamblea Legislativa en 2012- tiene por objeto regular el expendio y consumo de bebidas alcohólicas, las acciones e instancias de prevención, protección, rehabilitación, control, restricción y prohibición, estableciendo las sanciones ante el incumplimiento de las mismas”.

 El concejal Javier Tarqui, que en ese entonces era el  secretario del Concejo,  explicó que la norma fue aprobada por unanimidad   de  todos los concejales.

“Hoy en día tenemos 719 actividades de expendio y consumo de bebidas alcohólicas que están entre bares, restaurantes, peñas, karaokes y otros. Lo que  queremos es que la Alcaldesa aborde una consulta con la población para ver si se autoriza o no  nuevas licencias”.

Informó que la Federación de Estudiantes de Secundaria pidió la aprobación de   las ordenanzas que  prohíben las  nuevas licencias de funcionamiento. Incluso, negó que los locales “antiguos” puedan solicitar licencias. 

 Cuando fue consultado sobre si  la norma que aprobaron va en contra de una ley nacional, Tarqui   explicó que la Alcaldesa debe socializar y deliberar con los vecinos.  “No se quieren más locales de expendio de bebidas alcohólicas”, resaltó. 

“Lo que yo entiendo es que (el Ejecutivo) quiere legalizar muchos bares clandestinos y se están cobrando grandes cantidades de dinero.  Ellos tienen que hacer  cumplir el funcionamiento de los 719 autorizaciones. Luego tienen otra ley de sanción a los propietarios de los inmuebles donde funcionen estos bares”, afirmó.

 

 

2
10