Fármacos ilegales: intervienen clínica y 2 depósitos en El Alto

La Felcc aprehendió al hermano y al sobrino del director del nosocomio privado. Según la Policía, ambos tenían nexos con los detenidos en Desaguadero.
miércoles, 19 de junio de 2019 · 01:18

Verónica Zapana S.  / La Paz

La Policía  realizó ayer una intervención a una  clínica privada de El Alto y allanamientos   a dos  casas,   donde   encontraron medicamentos ilegales y de dudosa procedencia. El hermano y el sobrino del propietario de la clínica fueron aprehendidos, según las autoridades policiales.

 Horas después de la intervención,  en una conferencia de prensa,  el gerente general del centro médico  negó   y desmintió  la comercialización de medicamentos adulterados. Anunció   procesos contra “el Ministerio Público y  los medios de comunicación que hayan difamado al centro hospitalario”. 

 “Continuando con las investigaciones que realiza la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc)   en los delitos de contrabando, falsificación y comercialización de medicamentos y productos hospitalarios, hoy   (ayer) se realizaron dos allanamientos a dos viviendas  y una intervención a un centro hospitalario de carácter privado”,  dijo ayer el director de la Felcc, Sergio Bustillos.

 El director de la  División de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), coronel Lucas, dijo    que  “las viviendas que se intervinieron son cercanas a la clínica”. Indicó    que hallaron unas  300 cajas de fármacos de uso quirúrgico.

  Esta investigación se inició  en marzo, cuando  en un operativo  la Felcc y el DACI  hallaron dos depósitos de medicamentos de dudosa procedencia en Desaguadero. En estos lugares también encontraron   varios documentos y listas de  los clientes de la  red de tráfico de fármacos  falsos y de contrabando.

Los policías,  ayer en la intervención.

“Luego de un análisis de los documentos,   se  identificaron números de teléfonos de los clientes que realizaban las  compras. Una vez georreferenciadas las líneas con la ayuda de la unidad de  Inteligencia,   hicimos  la triangulación de las llamadas y evidenciamos que se trataba de personas que trabajaban en este hospital”, dijo  el jefe de la División Anticorrupción de la Felcc, Luis Fernando Guarachi.

La autoridad indicó que  cuando se identificó el centro hospitalario, se descubrió a los supuestos involucrados. “Nos confirmaron que uno de ellos trabajaba en la clínica como cajero”, dijo. 

Debido a ello, la Policía realizó la intervención  de la clínica y el allanamiento de las dos viviendas. “Hemos entrado  a los almacenes y a la farmacia del hospital. No hemos encontrado los medicamentos  que se ofrecían en Desaguadero. Sin embargo, hallamos  dos cajas de   lipidem (un antiséptico de uso quirúrgico ) que decían  Desaguadero. Las mismas fueron  decomisadas, aunque obviamente las personas dicen que tienen  los descargos correspondientes”, sostuvo. 

Los fármacos  fueron secuestrados y serán analizados para cotejar  o desvirtuar si  son de  contrabando o son falsificados.

 Según el jefe policial,   en el allanamiento a la primera vivienda encontraron un depósito de medicamentos quirúrgicos en condiciones no adecuadas. 

Algunos  de los medicamentos decomisados ayer.

“Estos fármacos deben ser almacenados de forma especial y a una temperatura especial, pero estaban en el suelo”, contó. Indicó que  decomisaron los productos y  aprehendieron   al dueño de esos depósitos.

 La Policía allanó después  la segunda  casa de propiedad del padre del primer  detenido. “Él también habría viajado a Desaguadero constantemente para comercializar los medicamentos. También fue aprehendido”, informó.

Según el jefe policial, ambos  aprehendidos son familiares  del director  de la clínica que fue intervenida, uno es el hermano y otro es el sobrino.  “De acuerdo a la investigación, ellos comercializaban los medicamentos al interior del departamento y del país”, dijo.

Guarachi explicó que aparentemente los fármacos  son de contrabando, pero  resaltó que aún no hay que descartar la posibilidad de que sean  falsos. 

En  abril, la Policía   intervinó una megafábrica de  medicamentos falsificados  en El Alto que incluso  “exportaba” estos productos   a Arequipa (Perú). 
 

 

49
3