Bolivia avanza hacia espacios 100% libres de humo de tabaco

Es el único país de la región que hasta ahora no contaba con una norma que prohiba fumar en ambientes públicos; Bolivia encabeza la lista de fumadores.
domingo, 2 de junio de 2019 · 00:04

María Ortiz  /  La Paz

El debate público sobre las restricciones al consumo de tabaco está sobre la mesa. Una norma nacional avanza con miras a declarar los espacios públicos 100% libres de humo. Mientras tanto,   a nivel municipal el proyecto de ley que busca regular la venta y el consumo de esta sustancia está paralizado debido a las diferencias expuestas por algunos legisladores  en torno a las restricciones. Indican  que son consideradas un exceso.

Actualmente, todos los países de Latinoamérica han implementado medidas que obligan a declarar espacios 100% libres de humo de tabaco, a excepción de Bolivia, que además cuenta con la tasa de fumadores más alta de la región. Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi el 40% de la población boliviana fuma y la edad a la que se empieza a tomar este hábito se sitúa alrededor de  13 años.

En este contexto, la Comisión de Educación y Salud de la Cámara de Diputados aprobó la pasada semana, en grande y en detalle, el proyecto para que el Decreto Supremo 29376 de “Prevención y Control al Consumo de Tabaco” pase a rango de ley. Ahora se requiere de la aprobación de la Cámara de Diputados y del Senado para que éste pueda ser promulgado.

“Los países de la región han trabajado una ley y nosotros (Bolivia) ahora estamos convirtiendo el decreto supremo en ley nacional, con algunas incorporaciones y recomendaciones que hacen el Convenio Marco y la OMS”, explicó  el presidente de la Comisión de Educación y Salud, diputado Franklin Flores.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, informó en días anteriores que este proyecto de ley está ingresando a la agenda legislativa. Se espera que sea tratado en las próximas semanas de manera “prioritaria”.  

Leyes de salud pública

Tanto la ley antitabaco nacional como el proyecto de ley municipal autonómica “de regulación y control del expendio, consumo y publicidad del tabaco y sus derivados” tienen la finalidad de precautelar el derecho a la salud. En ese sentido, ambas coinciden en  prevenir las consecuencias derivadas de la exposición al humo del tabaco y de su consumo.

El objetivo es avanzar hacia ambientes 100% libres de humo de tabaco, rechazando cualquier posibilidad de habilitar áreas para fumadores en lugares cerrados. Ambas normas  mencionan medidas restrictivas al consumo de tabaco en espacios públicos cerrados y abiertos, centrándose en los derechos de los no fumadores y en la reducción y prevención de este hábito en el país.

Por una parte, el proyecto de ley nacional estipula en su artículo 9 las restricciones al consumo de tabaco en los siguientes lugares: establecimientos de salud y educativos; dependencias de instituciones y empresas tanto públicas como privadas; espacios cerrados como centros comerciales, tiendas o mercados; y terminales y estaciones de transporte. Además, se extiende a lugares públicos como bibliotecas, museos y salas de internet; ascensores, cabinas telefónicas y cajeros automáticos; hospedajes; y ambientes públicos cerrados donde se realicen espectáculos, tales como salas de cine o de teatro.

También están contemplados  los lugares cerrados de venta de alimentos, bebidas alcohólicas y centros de diversión y entretenimiento; espacios donde se realicen eventos deportivos y lugares donde se produzca, almacene, comercialice o manipule sustancias inflamables.

 Asimismo, los ambientes anteriormente señalados deberán estar señalizados con la leyenda “ambiente 100% libre de humo de tabaco”, según el artículo décimo del proyecto de ley.

“También se prohíbe fumar cerca de los niños, como por ejemplo en los parques. Esta nueva ley también establece que a 100 metros a la redonda de los establecimientos educativos y los centros de salud no se pueda fumar”, matizó  Flores.

Por otro lado, el artículo 10 de la norma edil plantea las limitaciones al consumo de esta sustancia en los siguientes espacios: lugares cerrados de uso público dentro de la jurisdicción del municipio de La Paz; inmediaciones de centros de salud y establecimientos educativos; así como en  parques y plazas donde exista equipamiento infantil.

Si bien el proyecto nacional avanza hacia su implantación, la norma edil fue dejada en pausa para precisar algunos de los alcances anteriormente mencionados que tendrá su aplicación. 

A la espera de zanjar diferencias

Pese a la aprobación unánime por parte del Concejo Municipal de La Paz en agosto del año pasado, el análisis en detalle de la norma edil se vio paralizado debido a las discrepancias que generaron entre concejales de ambas bancadas algunos de los alcances que plantea. El presidente del Concejo, Pedro Susz, explicó que hay “excesos” que podrían hacer que la norma sea inaplicable.

“A mí me parecía que en algunos casos se incurría en una discriminación hacia los fumadores con la prohibición del consumo de tabaco en todos los locales públicos. Mi sugerencia era que en el caso de que algunos locales para fumadores deseen funcionar, lo que corresponde es que se advierta a los adultos que ese es un local en el que se permite fumar”, observó Susz.

“Adicionalmente hay otras observaciones de detalle sobre la prohibición de fumar en los alrededores de las unidades educativas. Esa disposición me parece muy difícil de controlar e inaplicable, en definitiva. Yo estoy en contra de poner en las leyes disposiciones que de antemano se sabe que no se podrán controlar en su aplicación”, continuó.

Pese a estas observaciones, la concejala Andrea Cornejo, impulsora de la ley, defendió que la prohibición es la solución a la adicción al tabaco. “La prohibición ha sido la solución para la reducción del consumo de tabaco en la región”, expresó Cornejo al respecto.

 Al mismo tiempo explicó que se han recogido opiniones de la sociedad paceña sobre la necesidad de imponer restricciones al consumo del tabaco en los espacios cerrados. Aseguró que la respuesta ha sido positiva.

“Ha sido una respuesta positiva porque la gente cree que está también el derecho de las personas no fumadoras de respirar un aire puro”, acotó.

La legisladora adelantó que para la próxima semana recibirán en la audiencia pública del pleno del Concejo Municipal a un colectivo que vela por La Paz libre de humo para que puedan exponer sus criterios respecto a esta ley.

“Después de eso esperamos que podamos tocar el tema en el pleno del Concejo sobre la ley y que podamos tener un criterio uniforme sobre la ley para así poder aprobarla, que me parece que es una ley muy importante, ya que estamos hablando de un tema de salud pública”, detalló la concejala.

Otros aspectos

Además de las restricciones al consumo de tabaco, el proyecto de ley nacional también plantea regular la comercialización de esta sustancia en el país.

A partir de su promulgación, al menos el 80% del empaque deberá exhibir información gráfica y escrita sobre los riesgos de consumir este tipo de productos, así como los efectos nocivos del humo de tabaco ajeno.

La norma  también prohíbe que la comercialización de cigarros sea por unidad o al raleo, la venta a menores de 18 años y la venta de tabaco mediante máquinas expendedoras. Entre otras formas de venta.

  Según el proyecto, las sanciones para los infractores pueden ser: multas pecuniarias, decomisos y clausura de los puntos de venta que infrinjan la norma. Según señala el proyecto, las sanciones serán acumulables y aplicables en proporción a su gravedad o reincidencia.

Los  antecedentes: 

  • Convenio Marco    La primera vez que se legisló sobre esta materia en Bolivia fue en el 2005, cuando a través de la Ley 3029 se aprobó el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), acordado en 2003 en el marco de la OMS.
  • Decreto Supremo 29376   En el 2007 se aprobó este decreto que, entre otras cosas, prohíbe fumar en ambientes públicos cerrados, la venta de cigarrillos por unidad y la comercialización cerca de centros de salud o educativos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

66
4