Corpus Christi: Iglesia reflexiona sobre corrupción y narcotráfico

El arzobispo de Sucre, Jesús Juárez, pidió hacer brillar la luz de la verdad frente a las mentiras. “Seamos testigos de conciencia moral”, dijo en su homilía.
viernes, 21 de junio de 2019 · 09:32

Verónica Zapana S.  / La Paz

Durante la celebración de Corpus Christi, los obispos de la  Iglesia Católica reflexionaron sobre la corrupción, el narcotráfico y sobre el sometimiento de la justicia al poder de turno.

En la celebración de la solemnidad de Corpus Christi (Cuerpo de Cristo), el arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, llamó a dar “comida de conciencia moral frente a tanto pisoteo de los valores universales, engaño, corrupción, narcotráfico, trata de personas y tanto sometimiento de la justicia al poder de turno”, informó Correo del Sur.

Asimismo, instó al pueblo católico a alimentarse de conciencia moral y hacer brillar la luz de la verdad frente a las mentiras. “Para transformar mentes y corazones seamos testigos de conciencia moral”, reflexionó el prelado en la homilía de esta mañana, en la plazuela Aniceto Arce.

“Señor, tú eres el verdadero pan del cielo, el que se alimenta de ti jamás pasará hambre”, añadió la autoridad eclesiástica.

Por su parte, el arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti, afirmó que la celebración de este año tiene como lema: “Jesucristo, pan de la reconciliación”,  por lo que  dijo que “el pan es un don de la tierra, un don de Dios pero también es el fruto de nuestro trabajo”.

 “El pan, ganado con el sudor de cada día y fruto del trabajo honesto y bendecido por Dios, el pan partido y compartido en familia, en comunidad y en solidaridad, el pan del amor  crea unidad y comunión;  no el alimento fruto de la corrupción, del robo, de la explotación de los pobres, de la injusticia y de la ganancia fraudulenta que crea división, rencor, odio y confrontación”, resaltó Gualberti en la  misa.

El cardenal Toribio Ticona celebra la eucaristía, ayer. 
Foto:Priscila Saravia / Página Siete

La homilía por   Corpus Christi se celebró en horas de  la tarde en el estadio Tahuichi Aguilera.  

A esta celebración acudieron miles de  católicos para escuchar la palabra de Dios.

“Jesucristo, pan de la reconciliación que nos ha llevado a reconciliarnos con Dios y con nosotros mismos nos lleva necesariamente a la reconciliación con los demás, en la familia, la comunidad eclesial y la sociedad”, acotó la autoridad eclesiástica.

Gualberti pidió mayor perdón en los hogares, ya que   la “cultura de la confrontación se ha vuelto el pan de cada día”.

En ese contexto,  aseguró que la violencia destruye lo que se pretende defender,  acarrea a  la muerte y ahonda problemas, divisiones, rencores y odios entre personas, grupos y regiones.

Por eso es importante  pasar de la violencia a la amabilidad, del enfrentamiento al entendimiento,  de la desconfianza al diálogo franco y sincero y  de la división a la reconciliación, reflexionó.

Una procesión recorrió las calles de la ciudad de La Paz.
Foto: APG

 En la ciudad de  La Paz, el arzopispado concelebró la misa en el teatro al aire libre. Ahí la eucaristía fue celebrada por el cardenal Toribio Ticona, quien encomendó en sus oraciones al país.  “Dios  bendiga a nuestra patria Bolivia, y   a los bolivianos, en el amor, la verdad, la solidaridad y el entendimiento”, pidió. 

 La celebración comenzó  a las 9:00 y  luego los fieles iniciaron una procesión a la cabeza del Cuerpo de Cristo hasta la plaza San Francisco.

 

 

53
3